Cien miembros de una misma familia que residen en Paraguay y Posadas se reunirán por primera vez tras una investigación de su árbol genealógico

Romina Planás, genealogista amateur, revelará conexiones históricas sorprendentes en la reunión familiar planificada para este sábado en Posadas, que incluye el descubrimiento de antepasados en Reus, España y un ancestro del siglo XVIII. La colaboración con el genealogista Ramón Carrera y la experiencia de su tatarabuela acentúan la profundidad de sus rastreos que ya suman 100 consanguíneos.

Romina Planás- Santa María de las Misiones

En un viaje a través de la historia y los lazos consanguíneos, Romina Planás, una genealogista amateur, se prepara para una gran reunión familiar este fin de semana en Posadas. Con la participación de aproximadamente 100 miembros, 30 de Paraguay y 70 de Posadas, este encuentro promete ser un evento memorable y significativo para todos los involucrados.

Planás, quien dedicó parte importante de su vida a desentrañar la historia de su familia, describió la chispa inicial que encendió su pasión por la genealogía. «Siempre me llamó la atención saber cuáles son nuestros orígenes», confesó.

En este sentido, señaló que su curiosidad se intensificó durante la adolescencia, momento en que empezó a indagar a sus abuelas sobre sus ancestros. Sin embargo, no fue hasta la llegada de la tecnología y el confinamiento debido a la pandemia de COVID-19 que pudo profundizar en sus investigaciones.

Tal vez te interese leer: Misiones | Tras una incansable búsqueda, una mujer encontró a su padre biológico y sus hermanos: “Me explota el corazón de alegría”

Uno de los hallazgos más sorprendentes de Planás fue descubrir que sus antepasados, originalmente de Barcelona, vivieron en Reus al menos 25 años, la ciudad natal del famoso arquitecto Gaudí. «Nuestros ancestros Planás estuvieron con ellos viviendo a la par en el mismo pueblo que Gaudí. Eso para mí fue algo bastante sorprendente y grato saber», reveló, mostrando la fascinante conexión de sus ascendientes con la Historia.

Su búsqueda no se realizó de manera solitaria, sino que contó con la colaboración de un genealogista amateur de Barcelona, Ramón Carrera, quien investiga a los catalanes que emigraron a Paraguay y entre ellos halló a los consanguíneos de Planás. «Él ya tenía una parte de la información de nuestros ancestros», mencionó, destacando la importancia de esta colaboración e intercambio transcontinental entre ambos aficionados.

Respecto al sentido de la configuración de su diagrama genealógico, reflexionó: «Es algo que es como que completa la identidad, porque uno al saber de dónde viene, cuáles son sus raíces, uno se entiende mejor a sí mismo y también entiende mejor a sus padres, a sus abuelos, es una especie de sanación».

Para aquellos interesados en emprender su propia búsqueda genealógica, recomendó unirse a páginas gratuitas como FamilySearch, ponderando su accesibilidad y utilidad. «Uno ahí pone toda la información que tiene y muchas veces ya sugiere registros militares o bautismales que ya están indexados», aconsejó.

De esta manera, compartió una peculiar historia sobre su tatarabuela, quien se casó a los 13 años con un barcelonés de 18. «Eran prácticamente niños dentro de nuestro punto de vista de hoy en día. Y me pongo a pensar de lo que yo era a los 13 años y estaba, no sé, mirando dibujitos, jugando», manifestó.

Por último, precisó las expectativas y actividades que tiene pensadas para el encuentro de este sábado, donde hará énfasis en su último descubrimiento: el ancestro más antiguo hasta el momento, nacido en 1700 aproximadamente.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas