El FMI respaldó la reforma fiscal de Milei y pidió acuerdos políticos en el Congreso

Según el organismo, los aspectos fiscales de la ley son clave para el éxito del programa anunciado este miércoles. Por eso, llamó al Gobierno a buscar apoyos.

Horas después de anunciar el acuerdo con la Argentina, la vocera del FMI, Julie Kozack, brindó una conferencia de prensa en la que remarcó la importancia que tienen los aspectos fiscales de la Ley Ómnibus y le pidió al Gobierno que busque los apoyos necesarios para aprobar la normativa.

“Hay un gran paquete legislativo, la Ley Ómnibus, que está siendo considerado por el Congreso. Tiene importantes aspectos fiscales y, por eso, esperamos que las autoridades sigan construyendo consensos políticos para que los puntos claves de esta normativa se aprueben”, afirmó.

Con respecto al entendimiento anunciado anoche, Kozack recalcó: “Se llegó a un acuerdo sobre un conjunto de políticas fuertes que busca recuperar la estabilidad macroeconómica y poner al programa actual nuevamente sobre rieles, luego de que sus objetivos centrales no se cumplieran por mucho margen debido a severos reveses en las políticas en los últimos trimestres de 2023”.

En su única mención respecto de las políticas sociales, la portavoz sostuvo que el paquete acordado “incluye un incremento en la asistencia social para proteger a los más vulnerables en la economía argentina”.

A la vez, en línea con el comunicado que publicó el FMI, resaltó que la administración de Javier Milei “ya está implementando un ambicioso plan de estabilización”. Y detalló: “Este plan está anclado en una amplia consolidación fiscal, acciones para reconstruir las reservas internacionales, corregir los desequilibrios de precios relativos, fortalecer el balance del Banco Central y crear una economía más simple, basada en reglas y orientada al mercado”.

 

Dólar, reservas y déficit: las nuevas metas con el FMI

El programa reflotado propone una meta de acumulación de reservas de US$10.000 millones para 2024 -que incluye lo comprado en diciembre del año pasado- y un superávit primario equivalente al 2% del PBI en 2024. Sin embargo, no se conocen otros objetivos, como los de inflación o tipo de cambio. Kozack anticipó que los detalles serán publicados en el documento que el staff del FMI presentará ante el directorio -que todavía debe aprobar el acuerdo- y que luego será difundido.

Recién cuando el directorio de su visto bueno, la Argentina tendrá acceso al desembolso de US$4700 millones. El ministro Luis Caputo estimó que el organismo tratará este acuerdo a fin de enero.

Sobre el dólar, Kozack se limitó a repetir lo que el FMI ya describió en su comunicado: “Argentina está moviéndose hacia un régimen cambiario más basado en el mercado, abandonando los controles administrativos sobre las importaciones y abordando de manera ordenada el problema de la deuda de comercial de los importadores. Lo están haciendo de una manera que no suma vulnerabilidades”.

Finalmente, en relación con la política monetaria, la portavoz afirmó que está evolucionando para apoyar el proceso de desinflación. “Las autoridades están comprometidas a terminar con el financiamiento del Banco Central al Gobierno, al tiempo que fortalecen la hoja de balance de la entidad”, remarcó.


FUENTE: TN.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas