Caputo advirtió que si la ley ómnibus no se aprueba: «las medidas del gobierno van a ser más duras y los argentinos van a sufrir más”

El ministro de Economía, Luis Caputo, informó en una conferencia de prensa realizada el miércoles por la noche que el Gobierno argentino ha llegado a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el marco de la séptima revisión del programa de facilidades extendidas (Extended Fund Facility - EFF).

Este acuerdo implica un reajuste del programa vigente, que había quedado desactualizado debido a incumplimientos durante el año 2023.

Caputo aclaró que no se trata de un nuevo acuerdo financiero con el FMI, con condiciones y plazos diferentes, ni de un financiamiento adicional en este momento. La opción de negociar un nuevo programa con financiamiento extra está abierta, pero el Gobierno ha optado por no tomar esa vía por el momento, ya que implicaría obtener la aprobación del Congreso.

El titular de la cartera de Economía explicó que el acuerdo alcanzado con el FMI es una revisión del programa EFF existente, destacando que no implica dinero nuevo, sino fondos destinados a cubrir vencimientos de capital ocurridos en diciembre, enero y abril. Además, anticipó que la octava revisión, que considerará las metas de marzo, se llevará a cabo en mayo.

Caputo detalló que el staff del FMI enviará sus recomendaciones al Directorio del Fondo a finales de enero, y, sujeto a la aprobación, se desembolsarán USD 4.700 millones para cubrir los vencimientos de capital mencionados anteriormente.

Respecto a la posibilidad de un nuevo acuerdo, Caputo afirmó que la opción está abierta, pero enfatizó la necesidad de que el país resuelva sus problemas estructurales de fondo, especialmente la adicción al déficit fiscal. Asimismo, destacó la importancia de la aprobación de la ley ómnibus en el Congreso, subrayando que su aprobación es esencial para la reconstrucción del país y el cumplimiento del plan fiscal.

En caso de que la ley no sea aprobada, Caputo advirtió sobre la posibilidad de tomar medidas más drásticas para cumplir con el ajuste fiscal, lo que podría resultar en mayores dificultades para la población.

“Si la ley no pasara sería una muy mala noticia no solo para mí sino para todos los argentinos. Eso no implica que volveríamos a la meta de déficit 0,9% del PBI que tenía la administración anterior”. Y anticipó que si no hubiese aprobación de la norma, para cumplir con el ajuste fiscal debería tomar otras medidas más drásticas: “Si la ley no pasara, extremaríamos los recursos para cumplirlo”, adelantó. ”Es extremadamente importante que esta ley pase justamente para poder hacer esto de la manera más armoniosa posible. A medida que la ley no pase, las medidas van a ser más duras, entonces, evidentemente, los argentinos van a sufrir más”. Con información de Infobae.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas