El Área Social del IPRODHA brinda apoyo escolar en Itaembé Guazú

Las actividades de apoyo escolar se centran en el Barrio 508 viviendas del Barrio Itaembé Guazú, consolidado por familias que fueron relocalizadas por el IPRODHA de distintos asentamientos de la ciudad; a los que se suman también los hijos de los adjudicatarios que pertenecen a la demanda general del Instituto y se encuentran en la franja de ingresos menor a los dos salarios mínimos vital y móvil.

 

Las tareas se desarrollan en un conteiner adecuado para tal uso, instalado sobre la Avenida Pino Paraná, entre las calles Tarumá y Chivato de Itaembé Guazú. Las clases se llevan a cabo los días lunes, miércoles y viernes de 8:00 a 12:00 y los martes y jueves de 13:00 a 17:00 y son dictados por un estudiante avanzado de la carrera de Magisterio, quien cumple con un convenio de pasantías entre el Instituto y la Escuela Normal Superior Estados Unidos del Brasil. A la fecha, son alrededor de 70 chicos los que asisten en los diferentes días y horarios.

 

Al respecto, la Lic Lucia Bauman de la oficina de Emergencia Social del IPRODHA, comentó que el programa se gestó en el organismo como una línea de fortalecimiento en materia educativa consistente en clases de refuerzo educativo, con asistencia presencial,  “para acompañar  a los niños en su desarrollo cognitivo y en el aprendizaje escolar, potenciando así los recursos comunicativos y promoviendo la inclusión social”, precisó la trabajadora social del IPRODHA.

 

Entre los principales objetivos está establecer posibilidades para la inclusión de los niños y niñas a los saberes y contenidos proporcionados por la institución a la que concurren; facilitar el desarrollo, apropiación y asimilación de contenidos; y aplicar estrategias pedagógicas y didácticas que contribuyan a la enseñanza-aprendizaje.

 

Con todo ello se pretende evitar la deserción escolar y la repitencia, buscando mejorar el rendimiento escolar, brindando acompañamiento en la resolución de tareas escolares diarias, pero fundamentalmente aportando herramientas para que los niños adquieran las competencias básicas que les servirán de andamiaje para saberes más amplios.

 

En cuanto a la dinámica de las tareas, Bauman, comentó que “en este espacio se llevan adelante tareas de alfabetización inicial y apoyo escolar en general para nivel primario. Principalmente se trabaja con niños provenientes de la Escuela N° 967, ubicada en el mismo barrio, aunque también asisten niños de otras instituciones.”

 

En ese contexto, se realizan visitas a la Escuela mencionada con el fin de conocer el perfil de los alumnos que provienen de esa institución y además consultar con las maestras algunas sugerencias para abordar el acompañamiento escolar desde el conteiner según la particularidad de cada niño o para resolver otras cuestiones.

 

Agregó que “en el lugar, cuentan con los elementos necesarios para un buen funcionamiento, entre ellos, libros y todo el material didáctico para que los chicos puedan realizar sus actividades formativas y no quedar fuera del sistema educativo”, puntualizó Bauman.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas