Alerta en Corrientes por la crecida del río Paraná: al menos 30 familias fueron evacuadas en la Isla Apipé

La creciente del río Paraná se siente con fuerza en las ciudades ribereñas de la provincia de Corrientes. Ituzaingó ingresó en estado de alerta este lunes al superar el hidrómetro local los 3.50 metros y se procedió a la evacuación de 30 personas en Isla Apipé.

Desde Iguazú, que se encuentra sin escala de medición del río según informó Prefectura Naval Argentina, río abajo hasta Esquina inclusive, el Paraná está con tendencia creciente. La situación en la ciudad misionera es similar a la que se vivió durante la creciente de los años 2014-2015.

En tanto que Ituzaingó fue la primera ciudad correntina en ingresar en estado de alerta al llegar en la tarde del lunes a los 3.58 metros se espera que en los próximos días el nivel alcance los 4,90 metros informó el destacamento de Prefectura en esa ciudad. Es decir que se superará el estado de evacuación que es de 4 metros.

El puerto de Isla Apipé quedó inhabilitado y se procedió a evacuar 30 familias que fueron reubicadas en casas de familiares, en casillas que tiene la Municipalidad de Ituzaingó o en casa de particulares.

También ya se comenzó a evacuar en la zona de Punta Aguirre, mientras se monitorea constantemente toda la zona ribereña.

“Prefectura, continúa realizando recorridas constantes junto a Personal de Defensa Civil y de la Secretaria de Producción Industria y Empleo de la Municipalidad de Ituzaingó, por zona isleñas/ ribereñas”, señala el comunicado de la fuerza de seguridad que además brindó recomendaciones a tener cuenta en lo referente a los recaudos necesarios para garantizar la seguridad de vida y bienes.

Situación en Paso de la Patria

El intendente de Paso de la Patria, Guillermo Osnaghi, realizó este lunes una serie de recomendaciones por la crecida del río Paraná que llegó en esa ciudad a los 4.95 metros.

En un mensaje emitido por las redes sociales, el jefe comunal sostuvo que “el río esta mañana en puerto Iguazú estaba en 31,5 metros, lo que significa que este fin de semana estaríamos teniendo en Paso de la Patria un pico que superaría los 6,50 metros”, marca que implicaría ingresar en el estado de alerta.

En ese sentido, Osnaghi pidió a los vecinos que viven en zonas ribereñas y que tengan casas que se puedan inundar, que “levanten sus cosas o que las retiren” del domicilio.

Además, señaló que el martes comenzará un operativo para “cerrar las compuertas donde existen cruces e instalar las bombas para que puedan funcionar y en caso de lluvia, se pueda sacar el agua”.

A su vez, indicó que en los cruces donde no existen compuertas, se procederá a colocar “un chapón con bolsas de arena. Una vez que se hace eso, automáticamente tenemos que colocar una bomba, para extraer el agua de lluvia y poder sacar del otro lado del río”.

Entre tanto, el intendente sostuvo que se cuenta con un total de 9 bombas de diferentes tipos, “más 5 motobombas y contamos con el apoyo de bomberos”.

Asimismo solicitó que “la gente acompañe y no se alarme. Tenemos una semana para poder sacar las cosas de las casas”.

Por último aclaró que el Municipio cuenta con “dos albergues para inundados que estarán disponibles para asistir a la gente que así lo requiera”.

El puerto de la capital correntina llegó el lunes, en el registro de la tarde, a los 4.85 metros (creció 9 centímetros durante la jornada), mientras que en Goya se llegó a los 4.40 metros y en Esquina a los 3.88 metros.

Fuente: El Litoral

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas