Entró en vigencia el Programa GIRSAR: el objetivo es mitigar el impacto del cambio climático en las chacras de Misiones

El gobierno de Misiones continúa avanzando en su esfuerzo por brindar soluciones y apoyo a los sectores productivos, especialmente a los pequeños productores rurales, a través de un arduo trabajo territorial en el marco del Programa de Gestión Integral de Riesgos en el sistema Agroindustrial Rural (GIRSAR).

En un trabajo en conjunto entre el gobierno de Misiones y la Dirección General de Proyectos Especiales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se implementaron medidas para mitigar el impacto de los eventos climáticos en las chacras de los pequeños productores de Misiones.

El subsecretario de Planificación, Leonardo Amarilla, destacó la importancia de la voluntad política y el esfuerzo conjunto de los gobiernos nacional y provincial para apoyar a los pequeños productores. Además, resaltó la contribución de herramientas de financiamiento que fortalecen las cadenas productivas de la provincia. Amarilla también elogió el trabajo incansable del equipo técnico y profesionales que acompañan a los productores misioneros en el desarrollo de sus producciones.

El Ministerio del Agro de Misiones, a través del Programa GIRSAR, se compromete a ofrecer respuestas efectivas al sector productivo en un contexto marcado por el cambio climático. El equipo técnico provincial evalúa las demandas de las diferentes cadenas productivas en función de los riesgos climáticos que afectan a las chacras misioneras.

El Programa GIRSAR tiene como objetivo principal desarrollar un sistema de alerta de riesgo climático específicamente dirigido a la agricultura, una de las actividades más vulnerables a eventos climáticos adversos como heladas y precipitaciones intensas. La incorporación de tecnologías se propone reducir estos riesgos y mejorar las condiciones en las chacras misioneras.

Misiones se destaca como la provincia que lidera el país en la presentación de proyectos que impulsan el desarrollo industrial en zonas productivas, además de la ejecución de obras de infraestructura hídrica y la expansión de sistemas agropecuarios.

Con estas acciones, el gobierno provincial se esfuerza por proporcionar soluciones concretas a las demandas de los productores en términos de adaptación ambiental en el sector rural y agroindustrial. Las inversiones se centran en mitigar las consecuencias del cambio climático en el sector productivo de la provincia.

El primer convenio firmado en el marco de este programa involucra a Cristian Hackbart, un productor de yerba mate y té de Campo Grande, quien se convierte en el primer productor misionero en aprovechar los beneficios de esta iniciativa. La producción de su chacra se vio afectada por una emergencia hídrica, y gracias a esta herramienta de financiación, podrá mejorar la protección de sus cultivos frente al déficit hídrico, lo que se espera que resulte en una mayor productividad.

Los productores se beneficiarán con aportes no reintegrables destinados a la adopción de tecnologías climáticamente inteligentes que mejoren la resiliencia de los sistemas de producción. Entre las herramientas adquiridas a través de estos fondos se incluyen una tijera eléctrica para podas más limpias, un esparcidor de fertilizantes y siembra de cubiertas verdes para mejorar la humedad y la nutrición del suelo, una motoguadaña para el control de malezas y un tanque horizontal de 2.000 litros para el transporte de agua, necesario para las tareas de aplicación de fertilizantes foliares, bioestimuladores y control de plagas.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas