En un cierre apasionante, Sudáfrica le arrebató el triunfo a Inglaterra y jugará la final del Mundial de Rugby frente a los All Blacks

La Rosa y los Springboks buscan meterse en la definición del torneo, donde aguardan los All Blacks. El perdedor enfrentará a Los Pumas por la medalla de bronce.

El Mundial de rugby de Francia 2023 ingresó en su recta final y en el mítico Stade de France de Saint-Denis se ven las caras dos equipos que saben lo que es levantar la Copa Webb Ellis: Inglaterra choca ante Sudáfrica. El árbitro es el neozelandes Ben O’Keeffe y está acompañado por el irlandés Andrew Brace y su compatriota Paul Williams. En el TMO oficia el neozelandés Brendon Pickerill.

El combinado inglés hizo un gran trabajo para irse con una ventaja de 12-6 al entretiempo. Pese a que los Springboks habían iniciado un poco mejor, la Rosa con el correr de los minutos empezó a pisar más firme y emparejó las acciones en un partido con muchas infracciones y juego físico al límite desde ambos lados.

Los ingleses aprovecharon que Owen Farrell está intratable con su pie –convirtió los cuatro penales que disputo en la primera mitad– y defendieron con solidez para que su rival prácticamente no tuviera chances de acercarse a un try, aunque el elenco sudafricano pudo sumar con los penales convertidos por Manie Libbok y Handré Pollard para sostenerse en partido.

La segunda mitad comenzó muy pareja, con los dos equipos asumiendo pocos riesgos para evitar errores y con mucha fricción en todos los sectores. Tanto Jacques Nienaber como Steve Borthwick comenzaron a hacer cambios para intentar sacudir un encuentro trabado que desató Owen Farrell con un exquisito drop desde casi mitad de cancha para firmar el 15-6 en el minuto 52.

A partir de ahí, Inglaterra se empeñó en cerrarle todos los caminos al elenco sudafricano, que puso mayor ímpetu para lastimar por diferentes vías pero mayormente se encontró con una estructura muy resistente y con algunas limitaciones propias. No obstante, esa insistencia tuvo su recompensa con el try a pura potencia de RG Snyman y la conversión de Pollard para colocarse a dos puntos a falta de 10 minutos.

Sudáfrica nunca se dio por vencido y tuvo recompensa. Handré Pollard metió un fantástico penal para dar vuelta el partido en los últimos instantes y el vigente campeón del mundo se ganó derecho a defender el título ante los All Blacks el próximo 29 de octubre.

FUENTE: Infobae.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas