Liberaron todos los camiones paraguayos con gas licuado retenidos en la frontera de Formosa

Este sábado se liberaron los últimos ocho camiones cisterna retenidos en Puerto Pilcomayo, Argentina, restableciendo el suministro de gas licuado de petróleo hacia Paraguay. La retención, catalogada como "arbitraria", estuvo vinculada al conflicto energético en Yacyretá, dejando a los camioneros en condiciones precarias durante días.

El conflicto fronterizo en Puerto Pilcomayo, que mantenía en vilo la entrega de gas licuado de petróleo (GLP) hacia Paraguay, encontró alivio este sábado con la liberación de los últimos ocho camiones cisterna que estaban retenidos en territorio argentino. Gerardo Parodi, referente de la Central Obrera y Transporte del Paraguay, confirmó a Última Hora que la situación se resolvió favorablemente permitiendo el paso de estos vehículos cruciales para el suministro energético paraguayo.

Desde la madrugada de este sábado, los camiones cisterna emprendieron su rumbo hacia Itá Enramada, Paraguay, cruzando la frontera mediante la balsa que facilita el tránsito entre ambos países. Cuatro de estos ya cruzaron exitosamente, y se espera que antes del mediodía, los restantes cuatro vehículos que estaban en la zona primaria de la frontera, completen el trayecto, informó el dirigente gremial.

Ya no queda ni un solo camión (retenido) en la zona de Pilcomayo”, expresó Parodi, mostrando alivio ante la resolución del impasse que comenzó el pasado 16 de septiembre. En total, desde el jueves hasta este sábado, se liberaron 29 camiones que estaban detenidos en Puerto Pilcomayo. En detalle, el jueves fueron liberados cuatro camiones; el viernes, 17, y este sábado, los restantes ocho vehículos.

Según Parodi, las cisternas que lleguen durante el resto de la jornada de hoy o este domingo serán despachadas a partir del próximo lunes, restableciendo así el flujo normal de suministros energéticos entre Argentina y Paraguay.

La retención de los camiones fue catalogada como “arbitraria” por parte de Argentina, y según Guillermo Parra, gerente de Capagás, estaría vinculada al conflicto energético en Yacyretá. Esta situación dejó a los trabajadores en una condición precaria, enfrentando días de incertidumbre y penurias, especialmente en medio de la ola de calor de los últimos días.

Los camioneros, sin acceso a instalaciones sanitarias, tuvieron que buscar refugio bajo la sombra para protegerse de los rayos del sol y dependieron de la solidaridad de las personas y la asistencia que les llegaba para poder sobrellevar la difícil situación.

La liberación de estos camiones marca un paso positivo en la relación bilateral en el ámbito energético y de transporte, aunque deja en evidencia la necesidad de establecer mecanismos más sólidos y previsibles para evitar futuros conflictos que puedan afectar la vida de los trabajadores y el suministro energético entre ambas naciones.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas