Columna | No dejes que tu propia mente te limite

¿Escuchaste alguna vez esto de que los límites son propios aunque creamos que están afuera?, ¿lograste obtener lo que deseabas aún contra todo pronóstico y estabas segura/o de que así sería?, ¿o, por el contrario, se dió ésto de no poder alcanzarlo y sabías que iba a ser así?

¿Creíste alguna vez que no podías lograr algo “por culpa de” (otra persona, la situación económica, la crianza que recibiste, lo que te tocó vivir)?

Hay una frase muy linda que dice: “Tanto si crees que podrás hacerlo o no, estarás en lo cierto”. La mayoría de las veces, cuando comenzamos a pensar en posibilidad, aunque no sepamos cómo sucederá, comenzamos a crear un espacio fértil para que se comiencen a dar las condiciones propicias, las personas, las situaciones para lograrlo…

Esto tiene que ver con los límites que nosotros mismos nos ponemos (o no) según lo que nos decimos o nos dijeron quienes nos criaron, lo que creo sobre las personas que lo logran, la manera en la que creo que se hacen las cosas, lo merecedor o merecedora que me siento, y varias creencias más.

Límites propios - Ester Inglese

Te invito a que te respondas:

¿Qué te solés decir a vos misma/o?, ¿cómo es tu diálogo interno?

¿Qué te decían tus padres o te decís cuando cometes un “error”?

¿Te sentís merecedor/a de eso que querés para tu vida?

¿Cómo te hablan tus parejas?, ¿cómo te hablan tus amistades y gente del entorno?

Podemos hacer mucho al respecto, para comenzar a decirnos cosas diferentes si necesitamos cambiar la dirección de nuestros pensamientos y expandirnos más allá de los límites. Tomar consciencia primero, no permitir que nos afecte lo que opinan los demás, cambiar la mirada, buscar de donde viene y pensar si estoy de acuerdo con eso o no, son herramientas valiosas a la hora de comenzar a salir de ese lugar en el que estamos “encasillados”.

Recordá que el cerebro te cree lo que le decís, por lo que es sumamente importante revisar las conversaciones que tenemos con nosotros mismos especialmente cuando no logramos los resultados que deseamos, no vivimos en abundancia en algún área de nuestra vida o nos encontramos siempre en el mismo lugar y queremos salir de ahí.

Límites propios - Ester Inglese

Poder hablarlo con personas que a nuestro entender son exitosas, ver cómo lo resuelve a alguien a quien admiro, escuchar la postura de personas que piensan diferente a nosotros/as y que se dicen cosas diferentes, son algunas maneras de comenzar a revisar nuestra actitud hacia “eso” que nos sucede y que vemos como un problema, un impedimento o una necesidad insatisfecha.

Consultar con un profesional y solicitar un acompañamiento para poder detenernos y comenzar a caminar en otra dirección es muy oportuno cuando por el momento , no podemos llevarlo a cabo solos/as.

Si crees que puedo acompañarte, estamos a una conversación de distancia, pedí posibilidad, pedí coaching.


Ester Inglese.

WhatsApp 3751 660207 / Instagram ester.inglese

Coach Ontológico Profesional. Socio AACOP 6580

Coach de Prosperidad en Formación.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas