Mate cocido en cápsulas, una nueva forma de consumo que abre mercados a la yerba mate misionera

Tres misioneros se prepararon para lanzar al mercado un producto innovador: mate cocido en cápsulas. Cada cápsula contiene 4,5 gramos de hoja de yerba molida orgánica y deshidratada, que puede ser utilizada en las tradicionales máquinas de café “Nespresso”, para dar como resultado un mate cocido caliente y listo para ser ingerido.

Según estimaciones de sus creadores, ya llevan invertidos al menos 5 millones de pesos en todo el proceso productivo de estás cápsulas de yerba mate.

Lo que nació como el deseo de ofrecer un producto innovador y que a la vez contenga parte de la tradicional yerba producida y cosechada en la tierra colorada, hoy es un hecho que apunta específicamente al extranjero. Ya tiene listas más de 500 mil cápsulas para poner a la venta. Lo único que aguardan es terminar de definir el packaging y algunas cuestiones administrativas.

El Origen de la innovación

“Todo este proyecto de las cápsulas surge de una simple idea, de Fabián, el tercer integrante de esta empresa. Un día él le dice a Lito qué te parece si con tu yerba hacemos unas cápsulas tipo Nespresso”, relató Carlos Acuña, ingeniero y una de las mentes que ideo este producto.

“Ahí empezó el desafío que ya tiene dos años. A muchas prueba y error, hasta que logramos este producto que es 100% natural, está hecho solamente con hojas deshidratadas y sin polvo”, aseguró Litto Petruszynski, director del proyecto, quien además señaló que el tercer integrate de este proyecto es Fabián Bremem, encargado de la parte de marketing y cuestiones adminitrativas (como inscipción, selló, etc.).

Sin embargo, el camino hacia la creación de estas cápsulas de mate no fue tan sencillo como parecía al principio. “En principio, cuando mandamos la yerba al proceso de encapsulado, parecía una cosa muy sencilla. Resulta que no fue tan sencillo, se trancaban 10 mil cápsulas a la adaptación de las maquinarias para que puedan envasar hojas, ya que esta fábrica normalmente envasa café en polvo. Entonces, hubo que hacer algunas modificaciones a nuestro costo”, reveló Petruszynski.

“La planta encapsuladora no quería invertir en algo que todavía no se sabía si va a funcionar o no. Entonces, costó mucho al principio, comenzamos con muchas idas y vueltas”, aseguro.

El proceso de prueba y error fue constante, con cada lote de 10,000 cápsulas representando un desafío y una inversión significativa. La perseverancia de estos emprendedores los llevó a superar cada obstáculo, incluso desarrollando su propia máquina para eliminar el polvo de las cápsulas.

Un producto orgánico y energizante

Acuña destacó la calidad orgánica de su producto, aunque aún no cuenten con la certificación oficial. La yerba utilizada proviene de la chacra de Petruszynski, que a pesar de estar tercerizada ya, dan fe de lo que es producir sin utilizar agroquímicos. Además, el proceso de deshidratación y envasado al vacío permite que las cápsulas conserven sus propiedades durante al menos dos años.

En cuanto al sabor y la intensidad, Petruszynski presentó dos variantes, que serán las que se encuentren en góndolas: una suave y una tradicional, cada una adaptada a diferentes preferencias de sabor. “Uno puede tomarlo a la mañana, al mediodía, a la tarde en distintos horarios y puede hacer que su rendimiento, ya sea laboral o deportivo, sea óptimo”, señaló.

Conquistando nuevos mercados

Si bien los misioneros tienen un arraigo profundo en la tradición de la yerba mate, los creadores de estas cápsulas tienen la mira puesta en los consumidores internacionales que están acostumbrados a las máquinas de café y al té. “No vamos a competir con el café, porque no somos café. Vamos a introducirlo en el mercado de las máquinas de Nespresso, que es muy común en los hogares de todo el mundo”, dejó en claro uno de sus creadores.

El mercado objetivo principal incluye a Estados Unidos y países árabes donde las infusiones son populares. Estos emprendedores misioneros están decididos a llevar su producto al mundo y mostrar que la yerba mate puede ser una opción única y saludable para aquellos que buscan algo más que café y té.

El espíritu emprendedor misionero y el desafío de apostar

Este proyecto no solo representa una innovación en la forma de consumir yerba mate, sino también el espíritu emprendedor arraigado en la provincia de Misiones. “Los misioneros tenemos este espíritu emprendedor, fueron nuestros antepasados inmigrantes quienes han venido a una tierra bendita, saliendo de una situación de terror para generar nuevas expectativas. Ellos fueron los que empezaron esta idea de ir generando cosas nuevas”, reflexionó Petruszynski.

La determinación y perseverancia de estos tres emprendedores y su fe en que lo local tiene el valor suficiente para expandirse y transcender al mercado extranjero los llevó a donde están hoy: próximos a lanzar este producto que promete. Con cada cápsula de mate cocido, están compartiendo una parte de su tierra y cultura con el mundo entero, aseguró finalmente Petruszynski.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas