Una pareja bonaerense compró una chacra en Misiones y decidió convertirla en Reserva Natural Privada

Una pareja bonaerense decidió comprar una chacra en Misiones y convertirla en una reserva natural privada, en la localidad de Florentino Ameghino, lleva como nombre Pozo Taruma. "Tiene monte nativo y alberga muchas aves, mariposas y otras especies de la fauna autóctona”, dijeron.

Ricardo Zardi y su esposa Verónica Cárcamo firmaron un convenio con el Ministerio de Ecología de Misiones para que su chacra de 29 hectáreas se transforme en la reserva natural privada Pozo Tarumá. Esta decisión confirma la tendencia de que cada vez más privados se suman al Sistema de Áreas Naturales Protegidas.

Esta pareja de bonaerenses consideran a Misiones como uno de los pulmones del mundo.
Ricardo y Verónica son de Moreno, provincia de Buenos Aires. Él es ingeniero electrónico y se desempeña en una empresa de seguridad y ella ejerce la docencia y también trabaja en un estudio contable.

Según contaron, desde hace dos décadas empezaron a venir de manera asidua a la Tierra Colorada. “Siempre recorremos el país en auto, en vacaciones. En una ocasión, tocó la Mesopotamia y llegamos a Misiones. Una vez que la conocimos, empezamos a venir año de por medio. Estando en una ocasión en Eldorado surgió la idea de comprar tierras en la provincia para la conservación. Entonces empezamos a averiguar y todo se cerró tras una visita a la zona Centro. Compramos el predio en Florentino Ameghino”, contó Ricardo, quien también se dedica a la fotografía.

 

Tal vez les interese leer: La provincia continúa apostando al desarrollo del turismo sostenible a través de la Ley de Fomento para el avistamiento de la biodiversidad

 

Y agregó que, “sabíamos que no íbamos a explotar la chacra para la producción, sino que la queríamos para la conservación. De inmediato nos pusimos a trabajar allí para armar la reserva. Uno de los sectores da hacia arroyo Once Vueltas, tiene monte nativo y alberga muchas aves, mariposas y otras especies de la fauna autóctona”.

En el predio hay una casa, alimentada en parte por paneles solares. El matrimonio proyecta recibir en el lugar a visitantes en un futuro cercano. También reemplazar una plantación de pino que hay en la propiedad por árboles nativos.

Tanto les gustó Ameghino, que la pareja también adquirió una casa en plena zona urbana. Allí para cuando visiten la provincia. Esas estancias, por cierto, cada vez se extienden más tiempo. Aunque luego deba volver a cumplir con sus compromisos laborales en Buenos Aires. “Queremos una reserva abierta al público y con interacción con especialistas. Debemos cuidar nuestros recursos naturales, sobre todo a los animales, que necesitan corredores seguros. Ellos no conocen de límites y hay que garantizar su hábitat”, completó Ricardo.

Zardi y su esposa firmaron el convenio correspondiente con el Ministro de Ecología, Ing. Víctor Kreimer, y así dieron otro paso en su sueño por sumar su aporte para la conservación en Misiones.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas