Silvina Luna habló sobre el calvario que sufre por los procedimientos del cirujano misionero Aníbal Lotocki

A horas de que compartiera un video en el que se mostró antes de entrar al quirófano, Silvina Luna volvió a relatar el calvario que vive hace 12 años tras las operaciones que le practicó el polémico cirujano Aníbal Lotocki.

“Nunca me pidió disculpas, al contrario. Yo le dije en un momento si él quería pedirme disculpas y me dijo que no”, reveló la mediática al aire de El corresponsal, programa que conduce Nelson Castro en la pantalla de TN.

“Yo no sé hasta que punto mi caso ayuda a otras personas, porque veo que la gente se sigue operando en el mismo lugar, que no hay una consciencia mayor de dejar de operarse o de no ir a ese lugar”, analizó .

Sobre Lotocki, quien fue procesado nuevamente tres días atrás por homicidio tras la muerte de un empresario al que operó, Luna opinó: “Esa persona (Lotocki) sigue operando, sigue yendo al mismo consultorio, le siguen pagando fortunas, la Justicia no le ha quitado la licencia para operar todavía… eso no lo puedo creer ¿Cómo puede ser que estando condenado no le saquen la licencia para operar? En cualquier parte del mundo te la quitan”.

“En este país parece que la mala praxis y poder dañar a alguien a nivel salud es un chiste”, arremetió indignada.

Silvina Luna no está conforme con la condena que le dictaron a Aníbal Lotocki

“Cuatro años es muy poco, lo que pasa es que dentro de la Argentina cuando hablamos de mala praxis es muy difícil comprobarlo. Es más, yo tengo un hecho con mi madre de mala praxis cuando era chica, la cual nunca se pudo sostener. Entonces digo, con lo poco que se puede comprobar la mala praxis en la Argentina, cuatro años… algo es algo, pero bueno, no quiere decir que yo me quede contenta con ese número”, dijo respecto a la condena que recibió el cirujano.

El cirujano está acusado por cuatro modelos famosas. (Foto: captura de YouTube)

La rutina de Silvina Luna

Sobre su cotidianeidad, Silvina cerró: “Yo lunes, miércoles y viernes me tengo que dializar cuatro horas en el Hospital Italiano. Cuando termino estoy muy cansada con mucho dolor de cuerpo, en el ciático y en las piernas. Cuando llego a casa lo único que quiero es dormir. El resto de los días, que son martes, jueves, sábados y domingos son los que aprovecho para recuperarme, pero no termino de recuperarme porque al otro día ya tengo que ir a dializarme. Es un círculo vicioso que no puedo parar”.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas