Tras “visita” del pombero a una mujer, lectores compartieron sus técnicas para ahuyentarlo

Misiones Online publicó la noticia de una mujer de Paraguay que asegura haber recibido la visita del pombero en su habitación. Muchos usuarios de las redes sociales se lo tomaron con humor apuntando a que se trataba del “sombrero” y no del pombero, sin embargo, otros lo tomaron muy en serio.

El Pombero, también conocido como «karai pyhare«, es una figura de gran relevancia en la creencia popular de la región. Son numerosos los testimonios de personas que viven en zonas rurales y afirman haber tenido un contacto directo con este ser mitológico. Aunque su imagen varía según las diferentes tradiciones locales, se le suele representar como un hombre pequeño y peludo, con pies al revés y un sombrero grande que oculta su rostro.

Existen diversas técnicas populares para ahuyentar al Pombero o incluso ganarse su favor, ya que, a pesar de su reputación como ser travieso, también puede ser considerado un aliado para la familia.

Técnicas para ahuyentar al Pombero

Los lectores de Misiones Online aprovecharon la oportunidad para compartir algunas de estas técnicas.

Una de las técnicas más conocidas consiste en ofrecerle una especie de ofrenda al Pombero, utilizando caña, miel y tabaco. Según la creencia popular, estos elementos tienen el poder de aplacar su actitud intempestiva y calmar su presencia en el hogar.

Por otro lado, Eulogio Contrera, un lector con experiencia en el campo, compartió una técnica transmitida por sus ancestros. Según él, para alejar al Pombero de forma definitiva, se debe cocinar una polenta con tierra, bendiciendo la olla utilizada con la señal de la Santa Cruz. Luego, se deja la olla destapada durante la noche, permitiendo que el ser mitológico se acerque y se alimente de ella. Según esta creencia, el Pombero nunca más volverá a aparecer.

Lucrecia Ortíz sugirió una medida más radical, argumentando que es necesario expulsar cualquier demonio de la casa. Según ella, se debe llamar a un pastor para que ore y libere a la familia de cualquier maldición ancestral.

Por su parte, Cristina Machado opina que si se respeta y se pide al Pombero que cuide del hogar, se puede contar con un gran aliado y protector. Sin embargo, advierte que no se le deben hacer promesas.

Otra opinión interesante fue la de Carmen Báez, quien recomienda alejar al Pombero con discreción y colocando un pedazo de tabaco, un vaso de caña y un espejo en algún lugar del patio. Según su experiencia, al hacer esto, el ser mitológico dejará de molestar e incluso puede llegar a ayudar en asuntos económicos.

Finalmente, José, un lector con experiencia en el campo, compartió una técnica que asegura haber funcionado con su abuela. Según él, se debe arrojar excremento animal en el lugar donde el Pombero aparece, y así, nunca más volverá a molestar.

Es importante destacar que estas creencias y técnicas son parte de la tradición popular y cultural de la región, y cada persona puede elegir creer o no en ellas. El Pombero, más allá de ser considerado un ser malhechor, también puede ser percibido como un aliado y protector para la familia.

En última instancia, la historia del Pombero muestra la diversidad y riqueza de las creencias populares en la región, y cómo estas historias pueden generar tanto debate como interés en diferentes sectores de la sociedad.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas