«Bobi» el perro más viejo del mundo cumplió 31 años y al festejo asistieron un centenar de invitados

El can más longevo del que se tenga registro, ya pasó las tres décadas de vida. Reside junto a su dueño en Portugal y ayer sábado le festejaron el cumple, más de 100 personas en su casa de Portugal.

«Bobi», es un perro portugués que fue declarado el perro más viejo del mundo por Guinness World Records en febrero, celebró su cumpleaños número 31 el pasado jueves, según un comunicado de prensa de Guinness.

La familia de Bobi planeó una fiesta de cumpleaños para el sábado en su casa en Conqueiros, un pueblo rural en el sur de Portugal. Su dueño, Leonel Costa, dijo a Guinness que sería una fiesta portuguesa muy tradicional. Más de 100 personas asistieron al evento, que contó con la presencia de un grupo de baile.

Costa expresó a Guinness que Bobi ha recibido mucha atención desde que fue coronado como el perro más viejo del mundo. «Tuvimos muchos periodistas y personas de todo el mundo que vinieron a tomarse una foto con Bobi», comentó en el comunicado.

Agregó que el canino mayor gozaba de buena salud y que recientemente había sido sometido a un chequeo veterinario debido a las preocupaciones de Costa sobre el estrés causado por las visitas frecuentes. «Se tomaron muchas fotos y tuvo que subir y bajar muchas veces», dijo en el comunicado. «No fue fácil para él».

Bobi es un Rafeiro do Alentejo de pura raza, una raza de perro portugués entrenada para cuidar el ganado, según su dueño. A medida que envejecía, el canino ha experimentado dificultades para caminar y una disminución de la vista.

Costa atribuyó la longevidad de su perro en parte al «ambiente tranquilo y pacífico» en el que vive. Además de ser el perro más viejo que vive actualmente, Bobi también es el perro más viejo jamás registrado, según Guinness. Costa solo tenía 8 años cuando nació su compañero canino.

«Bobi es especial porque mirarlo es como recordar a las personas que fueron parte de nuestra familia y lamentablemente ya no están, como mi padre, mi hermano o mis abuelos que ya se fueron de este mundo», dijo Costa en el comunicado.

La historia de Bobi es un recordatorio de la conexión especial que podemos tener con nuestras mascotas y cómo pueden convertirse en verdaderos miembros de la familia a lo largo de los años. Su longevidad y su capacidad para disfrutar de la vida a pesar de los desafíos físicos son una inspiración para todos los amantes de los animales. Con información de Guinnes y CNN. Foto AFP.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas