Visión Misionera 2023 | 2022, un año especial, 2023: incertidumbre

Contar la historia sin la carga emocional de la interpretación de los hechos ocurridos es muy difícil. No obstante a ello, buscaré trasladar mi percepción personal de la mejor manera (quizás hasta objetiva):

Por Delio Varela (*)

 

2022 – AÑO ESPECIAL

 

·      Hemos contado con un Ministro de Economía que se desempeñó durante más medio año, y cuya preocupación se centró en la negociación con el FMI: SIN PLAN ECONÓMICO NI HOJA DE RUTA VISIBLE.

 

·      En ese periodo se emitió dinero en cantidades importantes, que volcados al mercado fueron generando presiones inflacionarias.

 

·      Las distorsiones en la economía continuaron, pues no se pudo ajustar tarifas. Continuó el cepo cambiario, hubo una gran demanda de dólares para importar energía, lo que provocó caída de reservas, no obstante las importantes liquidaciones de divisas de los exportadores de granos.

 

·      Las presiones políticas al Ministro para aportar “platita” a los bolsillos fueron exteriorizadas en varios medios periodísticos.

 

·      El segundo Ministro de Economía duró muy poco, si bien enunció algunos conceptos que podrían (adecuadamente implementados) ayudar al difícil momento en que asumió.

 

·      El tercer ministro de Economía vino a aportar una serie de medidas, con diferentes costos, que «emparcharon», al menos hasta el momento, los agujeros fiscales, cambiarios y de expectativas.

 

·      No obstante usar contabilidad creativa, se continuó con la emisión, vía diferentes artilugios, llegando entre pasivos monetarios y deuda remunerada del BCRA, a alrededor de 16.000 millón de millones (billones).

 

·      Las reservas rondan los u$s.40.000 millones, por lo que un “dólar de convertibilidad” estaría en $400/u$s. (recuerdo que en el MULC la cotización de la divisa está en $ 180/u$s.)

 

·      Como dogmáticamente se ha negado un ajuste en el Tipo de Cambio, que mejoraría la liquidación de divisas e inhibiría la importación,  hubo que recurrir a un cepo cada vez más estricto, que afecta la actividad  económica.

 

Conclusión: No existieron medidas que avizoren un Plan Económico Integral para generar divisas, contener la emisión y menos mantener un  control  de la inflación , que no sean medidas aisladas que dejan una herencia de incertidumbre para “el día después”.-

 

AÑO 2023: Incertidumbre

Con una deuda en pesos creciente por tasas de interés positiva, y probablemente más emisión,  nos preguntamos ¿cómo se cancela esta cuenta?

 

  • ¿Con más deuda?. En ese caso es más emisión y su consecuencia, más inflación.

 

  • ¿Con crecimiento?. Con el cepo importador que ya está afectando a la industria, sequías y  pérdida del poder adquisitivo que afecta al consumo, es muy difícil.

 

  • El año electoral no ayudaría a la contención del gasto, ajustes de tarifas, etcétera, lo cual podría significar más leña al fuego de las expectativas inflacionarias.

 

Reconozco la creatividad del actual Staff de Economía para implementar medidas que nos permitan mantenernos a flote, pero en el horizonte del Titanic, no hay una playa paradisíaca, hay un témpano. ¿Cómo se lo esquivará?

 

Mis mejores augurios a la familia de Misiones On Line.

¡Felices Fiestas!.

 

(*) Delio Varela. Contador Público Nacional

ENCUESTAS

NOTAS