Alexa

Efemérides | Día de la publicidad: ¿por qué es tan importante para las marcas actualmente?

Cada 4 de diciembre se celebra en Argentina y en diversos países el Día de la Publicidad, una jornada que tuvo inicio en un congreso de publicidad, el 4 de diciembre de 1936, convocado por una antigua asociación de “Jefes de Propaganda”. La publicidad adquirió relevancia a lo largo del tiempo, sumando nuevas estrategias de la mano de las nuevas tecnologías. 

El Día de la Publicidad se celebra cada 4 de diciembre en nuestro país, recordando un 4 de diciembre de 1936 cuando se llevó a cabo en Buenos Aires el Congreso de Publicidad.

Esta fecha fue convocada por la antigua Asociación de Jefes de Propaganda con el objetivo de promocionar la enseñanza de la materia en la Argentina. Desde entonces, y con el correr de los años, la conmemoración se ha ido extendiendo a otros países de la región.

En ese primer encuentro, los publicistas argentinos se reunieron para delinear criterios, debatir puntos claves y exponer particularidades sobre la actividad. Además, fundaron la Asociación de Jefes de Propaganda, con el único fin de funcionar como una corporación. Pero además, aquel primer congreso se identifica con el nacimiento del espíritu de cooperación y dignificación de la actividad publicitaria.

Día de la Publicidad: ¿en qué consiste esta herramienta de comunicación?

La publicidad, como herramienta de comunicación, intenta incrementar el consumo de un producto o servicio, insertarlo dentro del mercado de consumo y mejorar su imagen en el universo del consumidor. Estos objetivos se alcanzan mediante campañas publicitarias que se difunden en los medios de comunicación siguiendo un plan de comunicación preestablecido.

publicidad
Ejemplos de publicidades.

día de la publicidad
Ejemplos de publicidades.

Tal vez te interese leer Para un mejor funcionamiento de las empresas, aconsejan contar con un profesional en las estrategias de mercado

Actualmente con el avance de las tecnologías y las redes sociales, la publicidad debió adaptarse a los distintos públicos y aprovechar al máximo las herramientas dadas para lograr la atención de los consumidores. El publicista busca ser un catalizador de todo ese conocimiento para lograr los objetivos propuestos a través del conocimiento del ambiente y la sociedad.

La publicidad se basa en la idea de que mientras más llegada tenga un producto al público, más conocido se hará y por lo tanto, más posibilidades tendrá de ser consumido. Pero ser conocido, a veces no es suficiente. Para la publicidad, es importante ser reconocido, y eso plantea una diferencia sustancial.

Mientras que un producto conocido no ofrece ningún elemento distintivo, un producto reconocido ya ha sido probado y utilizado y vuelve a ser elegido por el consumidor. Así, la tarea de la publicidad es convertir a un producto, un objeto, un bien o un servicio en algo que se distingue del resto y que busca llegar a un determinado tipo de público.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas