Alexa

Consumo responsable | Guía a tener en cuenta cuando uno busca elegir una propiedad y tener un uso eficiente de la energía

Hay una serie de aspectos a tener en cuenta a la hora de alquilar o comprar una vivienda para lograr tener el menor gasto y consumo de energía. Este aspecto ya no debe ser la letra chica del contrato de compra o de alquiler; muy por el contrario, debería ser una de las primeras cláusulas.

A la hora de comprar o alquilar una vivienda es esencial valorar y considerar todos los pros y contras, entre estos están la zona y la ubicación de la propiedad, los metros cuadrados, con qué tipo de servicios cuenta la propiedad y los gastos que estos generan, como el uso eficiente de la energía.

 

Pero, además, hay un aspecto que es la más importante y el primero a evaluar y considerar: la eficiencia energética de la vivienda. Este aspecto ya no debe ser la letra chica del contrato de compra o de alquiler; muy por el contrario, debería ser una de las primeras cláusulas.

 

Ante esta necesidad y a manera de colaborar con aquellos que hoy buscan vivir de una manera no solo más sustentable, sino minimizando costos y gastos, la Asociación Nacional de Industrias de Materiales Aislantes (ANDIMA), ha establecido los criterios que deben ser tomados en cuenta, del más importante al menor, a la hora de alquilar o comprar una propiedad y así asegurarse que sea una vivienda lo más eficiente energéticamente posible:

 

1.    Orientación, iluminación y ventilación natural: orientación abierta hacia el norte o noreste, ventilación cruzada, protecciones solares, sobre todo al oeste (aleros, parasoles, toldos), colores claros.

 

2.    Aislación térmica eficiente en la envolvente (techos, muros y pisos); puede ser Lana de vidrio, Poliestireno expandido y Poliuretano. Con aislación térmica eficiente se logra ahorrar hasta un 35% en el consumo de energía y hasta un 60% en las facturas sobre la luz y el gas consumidos para climatizar un hogar.

 

3.    Aislación térmica en vidrios y carpinterías: doble vidriado hermético, carpinterías eficientes o con ruptura puente térmico, cortinas de enrollar.

 

4.    Tipo de electrodomésticos y gasodomésticos: artefactos etiquetados, calefones sin piloto e Iluminación LED.

 

5.    Energías Renovables: calefones solares (colectores solares) y paneles fotovoltaicos.

 

Tal vez te interese leer: Navidad Natural | Decoraciones con madera, un detalle basado en un consumo responsable para las fiestas de fin de año

 

Cuantas más de estas condiciones cumpla una vivienda, más eficiente en el uso de la energía podrá ser, lo que en consecuencia conlleva muchos beneficios para sus habitantes. Tomarse el trabajo de hacer este check list antes de decidirse por una propiedad permite:

 

·         Tener capacidad de ahorro: el gasto que supone en la economía familiar una vivienda poco sostenible es altísimo. Las viviendas que no tienen un buen aislamiento térmico eficiente pueden perder un 20 % de la energía por las carpinterías, el 40% por el techo, un 30 % por los muros y un 10% por el suelo.

 

·         Lograr un buen confort térmico y buena salud y de calidad.

 

·         Colaborar con el cuidado del planeta: minimizando el consumo de recursos y la utilización de energías limpias, sin contaminar ni malgastar la energía.

 

Una factura de gas o electricidad se puede reducir con una vivienda más eficiente. El desafío está en que el sector de la construcción tenga en cuenta métodos, prácticas y materiales que hagan a una vivienda más eficiente.

 

Por otro lado, habrá que tener en cuenta al alquilar o comprar los gastos de mantenimiento de una vivienda, sobre todo cuánto sale anualmente energéticamente la vivienda. Prioricen y elijan viviendas eficientes energéticamente.

 

Es como cuando se quiere comprar un auto; se consulta sobre el consumo de nafta, el mantenimiento mensual para luego tomar la decisión de comprarlo o no. Lo mismo se debería hacer a la hora de comprar o alquilar una vivienda.

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas