Alexa

Posadas | Imputado por el crimen de la taxista Claudia Benítez a juicio a partir de este lunes por el femicidio de Marina Da Silva en 2013

Este próximo lunes 5 de diciembre, comenzará el debate oral y público que ventilará el expediente por la muerte de Marina Da Silva (19) en diciembre de 2013. En el banquillo de los acusados estará Franco Jesús Ramos (27), quien a su vez está implicado en la muerte de la taxista Claudia Benítez.

El Tribunal estará integrado por los camaristas César Antonio Yaya, Gregorio Augusto Busse y Viviana Cukla, por subrogación legal. El debate iniciará el lunes 5 y se tiene previsto que el lunes 12 de diciembre se dicte sentencia.

Para el debate, se prevé un total de cinco audiencias en el edificio del Tribunal Penal Dos, ubicado sobre calle San Martín de la capital provincial. La ex pareja de la víctima está acusado como autor material del crimen y la causa tiene como imputados además a Alejandro “Pili” Da Silva, Juan Ángel Portal (ambos amigos) y Omar Rito Ramírez (fallecido), dueño de una olería en la que trabajaban los involucrados.

Ramos estuvo detenido hasta 2020 y salió en libertad -vinculado a la causa- luego de que expiraran los plazos de la prisión preventiva ordenada por el titular del Juzgado de Instrucción Seis de Posadas, Ricardo Balor, a cargo de la investigación. La acusación estará en manos del fiscal, Vladimir Glinka.

Marina Da Silva fue asesinada a golpes y arrojada a un pozo del Campo Bauer, la misma zona donde fue hallado el cadáver –también dentro de un pozo de agua- de Claudia Benítez. Por este último homicidio, fueron detenidos el esposo de la víctima, Juan Andrés Rodríguez, y Ramos, quien tenía el celular de la taxista asesinada y lo vendió a un adolescente de Itaembé Miní.

 

El femicidio de Da Silva

A Marina Da Silva la mataron a golpes y después la arrojaron en un pozo de agua del llamado Campo Bauer, en Nemesio Parma.

Tal vez te puede interesar leer: “Nuestro hijo no se animaba ni a matar una gallina”, dijeron los padres del segundo sospechoso por el crimen de Claudia Benítez

La joven desapareció el 19 de diciembre de 2013. Su cuerpo apareció el 31, a unos diez metros de profundidad, sujeto a una roca de 30 kilos. Según la autopsia, presentaba traumatismos y fractura de cráneo.

En la casa donde Marina convivía con Ramos detectaron restos de sangre en un balde y en ropa. Ramos es apuntado por los familiares de la víctima como el autor. Ellos sostienen que el muchacho la ultimó porque descubrió que le era infiel.

Sin embargo, la detención y posterior imputación del resto de los sospechosos tendría que ver con una fiesta en la olería, que se salió de control, y tras lo cual asesinaron a la joven, que al momento de ser ultimada estaba al cuidado de su hija de dos años.

femicidio de Marina Da Silva

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas