Alexa

Análisis semanal: Massa garantiza tranquilidad hasta 2023 y la Renovación gana influencia en el plano nacional

Sergio Massa sumó los porotos que le faltaban para llevar a la economía a un fin de año sin mayores sobresaltos. En política nacional el debate se centra en la posible suspensión de las PASO. Gracias a una dedicada gestión de su Gobierno, Misiones consiguió que el Presupuesto 2023 incluyera prácticamente todo lo que pedía. Encuestas reflejan la debacle de JxC y el FdT en la Tierra Colorada.   

El Gobierno nacional encontró en Sergio Massa la figura que le permite llevar adelante una administración razonable a pesar de la interna.

El kirchnerismo, el albertismo, los sindicatos, los movimientos sociales y los demás núcleos de poder que integran el Frente de Todos (FdT) continúan desangrándose en peleas por manejo de fondos, participación en las candidaturas y por imponer sus propias ideas a una gestión nacional que, al menos en el plano político, navega sin rumbo claro.

A pesar de eso el ministro de Economía consiguió concentrar el respaldo político de prácticamente toda la coalición, lo que le permitió en menos de tres meses de gestión reducir significativamente la volatilidad en el plano financiero y despejar los pronósticos de un posible colapso, al menos en el corto plazo.

Esta semana Massa logró dos avances importantes en su camino rumbo a un fin de año sin mayores sacudones: el Presupuesto 2023 tuvo media sanción en Diputados con respaldo de los bloques mayoritarios y abrochó la renegociación del pésimo (para los intereses del país) acuerdo que había cerrado en 2014 el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, con el Club de París.

Aplicando un combo de ajuste ortodoxo al que se suman medidas heterodoxas y algunos parches poco elegantes pero que demostraron ser eficaces, al menos para los fines que fueron creados, el tigrense consiguió estabilizar el mercado cambiario, reducir la brecha, refinanciar la deuda en pesos (algo que estaba en serias dudas), recomponer reservas, frenar el aumento de la inflación y pasar las revisiones del FMI.

el tigrense consiguió estabilizar el mercado cambiario, reducir la brecha, refinanciar la deuda en pesos (algo que estaba en serias dudas), recomponer reservas, frenar el aumento de la inflación y pasar las revisiones del FMI.

Los dos principales desafíos que enfrenta ahora pasan por bajar los índices de inflación, para lo cual sería fundamental moderar las expectativas tanto de sindicatos (los más fuertes están cerrando paritarias con aumentos que superan el 100%) y de las empresas líderes que son formadoras de precios y lidiar con elefantiásicos vencimientos de deuda en pesos que de no renovarse en su totalidad generarían un exceso de circulante que terminaría presionando a todos los precios, entre ellos el del dólar.

En noviembre y diciembre los vencimientos superan los 1,8 billones de pesos y para el año próximo rondan los 10 billones. Para enfrentar lo que queda del año el Gobierno prepara un canje que permitiría extender los plazos, pero el verdadero desafío llegará el año próximo cuando el ruido político pre-electoral pueda sumar incertidumbre.

Por ejemplo, si alguno de los candidatos que prometen liberar inmediatamente el mercado cambiario (como Patricia Bullrich o Javier Milei) llegara al tramo final de la campaña con chances reales de ganar, es muy probable que los tenedores de instrumentos financieros nominados en pesos decidan posicionarse en dólares para cubrirse del salto devaluatorio que llegaría con esa medida.

 

¿El fin de las PASO?

Con el presupuesto prácticamente aprobado, el eje del debate político en el plano nacional se centra ahora en la posibilidad de suspender o incluso de eliminar las PASO.

El problema es que ninguno de los que se juzgan presidenciables aborda la cuestión pensando más allá de su propia conveniencia electoral.

JxC defiende las primarias porque las necesita para resolver su propia interna, el Presidente Alberto Fernández las quiere sostener porque entiende que dada su debilidad política, sólo en el marco de una primaria sería potable su candidatura a la reelección, el resto del FdT las quiere suspender con la esperanza de forzar una fractura en JxC, opción que no disgusta para nada a Milei que también se beneficiaría con un divorcio cambiemita.

Lejos de la mezquindad propia del poroteo electoral, los movimientos provinciales que miran de costado la indecorosa disputa por las candidaturas que se apoderó de los principales espacios políticos nacionales, se inclinan mayoritariamente por la suspensión o directamente por la eliminación de las primarias para evitar el costo económico que demandan.

Esa es la postura del Frente Renovador misionero, que esta semana acompañó con la firma de sus diputados nacionales un proyecto del interbloque Provincias Unidas que propone eliminar las PASO y utilizar los recursos que iban a ser destinados a ese fin para crear dos fondos: uno destinado a financiar las políticas de lucha contra las adicciones y otro para fortalecer las prestaciones básicas para personas con discapacidad.

Hay un argumento que hasta ahora no aparece en el debate pero que resulta de enorme importancia teniendo en cuenta el contexto de debilidad política en el que se encuentra el Gobierno nacional y que tiene que ver con el cuidado de la estabilidad económica.

Las últimas dos PASO (2019 y 2021) ambas con resultados negativos para los oficialismos, provocaron severas crisis con altos costos para toda la población. La aplastante derrota de Mauricio Macri en las primarias de 2019 derivó en una corrida cambiaria que aceleró la devaluación y la fuga de capitales ante la posibilidad inminente de un cambio de reglas que impondría limitaciones a la circulación del capital.

Las de 2021 hicieron estallar la interna del FdT, llevaron al gobierno de Alberto a realizar cambios en la economía (el “plan platita en los bolsillos”) que solo sirvieron para acelerar la dinámica inflacionaria e incrementar el gasto público sin generar ningún beneficio real para la gente. Es más, el plan ni siquiera sirvió para revertir el resultado electoral.

El país no está en condiciones de soportar una tercera crisis post-PASO consecutiva y suspender las primarias sería lo único que evitaría eso, más aún si se tiene en cuenta que muchos de los presidenciables llegan con propuestas de shock.

En un caso de extrema debilidad, como el de la presidencia de Alberto, la prudencia recomienda una sola elección seguida de un período de transición lo más corto posible.

 

Presupuesto a la medida de Misiones

Después de un prolongado y muy rosqueado tratamiento en comisión, el proyecto de Presupuesto nacional para el año próximo bajó al recinto de Diputados, tuvo media sanción y ya fue girado a Senadores, donde no se esperan mayores complicaciones para su aprobación.

Las negociaciones necesarias para arribar a un acuerdo político ya fueron realizadas en la Cámara baja y en esas lides se destacó el bloque de diputados que responden al Gobierno provincial, que a pesar de contar con solo dos integrantes logró ejercer influencia para que la media sanción saliera con un paquete de 230 obras para la provincia por 30 mil millones de pesos y la posibilidad de crear en todo el territorio provincial un Área Aduanera Especial que establezca un esquema impositivo diferenciado con beneficios para todos los misioneros.

Entre las obras con financiación prevista en el Presupuesto se destacan la conexión al Gasoducto del NEA, la construcción de una segunda línea de 500 kV para el ingreso de energía proveniente de Yacyretá, varias líneas de 132 kV, tres puentes internacionales y 1.320 millones de pesos destinados a programas de construcción de viviendas.

El respeto político que se ganó Misiones en los últimos años, pero principalmente por su manejo responsable y profesional de la pandemia, ahora hace que todos pongan doble atención a los pedidos de la Provincia. Así fue que la mayoría de los diputados del país acompañaron el proyecto que incluyó los pedidos del misionerismo.

Y el gobierno provincial cumplió su palabra con los misioneros actuando con perseverancia y en soledad, porque no tuvo acompañamiento del kirchnerismo ni de Juntos por el Cambio.

Dirigentes opositores trataron de adjudicarse el éxito en la gestión aduciendo que presentaron pedidos por mesa de entradas, como si esa mera acción burocrática alcanzara para influir en las decisiones de un Gobierno nacional urgido como nunca antes por cuidar la disciplina fiscal.

Las gestiones reales las llevaron adelante los diputados renovadores, el Gobernador Oscar Herrera Ahuad, el secretario de Hacienda Adolfo Safrán, entre otros funcionarios del Gobierno provincial que trajinaron despachos nacionales, lograron reuniones con Sergio Massa y demás autoridades de primera línea y estuvieron hasta último momento empujando el carro para conseguir algo más para Misiones.

Los legisladores misioneros de Juntos por el Cambio no pueden mostrar ni siquiera una foto de alguna reunión, aunque más no fuera con algún funcionario de tercera línea.

La renovación funciona en conjunto. Los diputados nacionales y el Poder Ejecutivo tuvieron la permanente colaboración del presidente de la Legislatura. Mucho tienen que ver esta unidad de objetivos y el trabajo compartido en pos de una visión de provincia, con los resultados obtenidos.

 

Los números de Misiones

Esta semana trascendió la encuesta de un consultor nacional que se habría mandado a hacer por uno de los sectores de Juntos por el Cambio de Misiones. Para alegría de los cambiemitas, el sondeo refleja la decadencia del Frente de Todos en la Tierra Colorada, donde ni el Presidente ni su Vice miden bien, pero para espanto de este espacio opositor, todos sus presidenciables aparecen rezagados detrás de Milei y su oferta de candidatos provinciales directamente no es competitiva frente a las opciones que puede presentar la Renovación.

En los últimos tres años JxC solo ha mostrado peleas internas entre sus dirigentes que buscan volver al poder, pero no saben explicar muy bien para qué. Sus acciones más reiteradas pasan por las redes sociales antes que por el mundo real. La gente percibe que no tienen nada para ofrecer, no tienen proyecto de gobierno, no trabajan unidos y solo buscan llegar al poder atizando el fuego de la crisis económica nacional.

La visita de Rodríguez Larreta el viernes dejó en evidencia el poco entusiasmo que despierta ese espacio identificado directamente con el centralismo porteño. Los organizadores prefirieron no realizar un acto por temor a que la convocatoria fuera muy baja. El misionero no quiere más presidentes porteños que no conocen el interior, llegan con discursos pretenciosos y desaparecen después de la campaña. La experiencia de Macri ya fue suficiente.

En la misma consulta, cualquiera de los tres eventuales candidatos a gobernador de la Renovación triplica en votos a los candidatos de JxC. Arjol, Puerta, Pianesi o Goerling no tienen llegada a la gente. Cualquiera de los renovadores supera los 60 puntos y por Cambiemos ninguno llega a 20. El misionero se da cuenta quién estuvo en la crisis acompañando y quién se ausentó. Se acuerda quién trabajó codo a codo en plena pandemia y quién no.

Para presidente la sorpresa fue que en Misiones el más preferido sigue siendo Javier Milei, lo cual demuestra el cansancio de los habitantes con los dos frentes nacionales que se vienen alternando la presidencia.

Más por hartazgo con la oferta habitual que por identificación con las propuestas de gobierno del economista libertario, cada vez más misioneros se inclina por el cambio disruptivo que propone Milei, quien concentra su electorado entre los sectores juveniles, profesionales y trabajadores. Se abre una incógnita de cara a las presidenciales de 2023 porque, si en otras provincias la tendencia se repite, por primera vez podría gobernar una fuerza que no incluya al peronismo ni al radicalismo. Una opción nueva después de muchas décadas.

Los niveles de intención de voto del Frente Renovador crecen todavía más en Posadas y Oberá, donde las gestiones municipales van a paso firme directo a una reelección debido a las transformaciones que se están generando con amplia aceptación de los vecinos.

 

Impulso legislativo

Desde la Legislatura hay una clara participación en la construcción del modelo de provincia, a través de las leyes sancionadas y en la orientación política del Frente Renovador. En la sesión del pasado jueves se completaron 119 leyes sancionadas en el año lo cual refleja un nivel de productividad y calidad legislativa inédito. Todas leyes positivas que colaboran con la gestión y generan nuevos derechos para los misioneros, además de manejarse en un contexto de convivencia política, concordia y trabajo conjunto.

Desde las diferentes facultades de derecho elogian permanentemente el nivel de las leyes así como la consolidación normativa del digesto, que le da categoría de alta calidad legislativa.

Octubre se destacó por el claro protagonismo juvenil en Misiones, con festejos y actividades orientadas a ellos. La gestión de la renovación puso a los jóvenes como protagonistas de la agenda, con espectáculos y eventos como el del viernes en la Costanera de Posadas con la actuación de la cantante Emilia Mernes.

Misiones se convirtió en una provincia vibrante gracias a los jóvenes y su participación. Vibración no sería igual sin la permanente colaboración del Gobierno en su mirada brindando la inclusión, la participación y la voz de los jóvenes.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas