Alexa

Interna: Jóvenes radicales rechazan la injerencia de Corrientes en la conducción de la UCR misionera

Días después de que el (hasta entonces) presidente de la Juventud Radical de Posadas, Germán Ferber, junto a un nutrido grupo de dirigentes que lo acompaña, pegara el portazo y anunciara su pase a la renovación, aparecieron pasacalles en distintos puntos de la capital provincial cuestionando a la conducción provincial del partido.

La interna dentro del radicalismo está que arde, también en Misiones. Los enfrentamientos cruzados sacuden a la conducción nacional de Juntos por el Cambio se replican en la Tierra Colorada, donde los principales dirigentes provinciales de esa fuerza ya eligieron bando en una disputa de poder que tiene lugar a más de mil kilómetros.

La fractura llegó a tal punto que a los radicales misioneros les cuesta juntarse, aunque más no sea para la foto. Ni siquiera la visita hace un par de semanas del diputado bonaerense Facundo Manes, el presidenciable que mejor mide dentro de la oferta de la UCR, logró reunir a las huestes del radicalismo misionero: faltaron Ariel Pianesi y el presidente de la Convención, Héctor Falsone y el acto tuvo una convocatoria más bien pobre.

Jóvenes radicales

Algo parecido ocurrió el jueves último en la asunción del flamante presidente del partido, Pablo Argañaraz, acto al que volvió a faltar Pianesi y que además se vio ensombrecido por la desafiliación masiva de jóvenes, encabezada por quien hasta ese día era presidente de la Juventud Radical de Posadas, Germán Ferber.

Entre los argumentos más reiterados por los que se alejaron del radicalismo se cuentan la falta de espacio de participación real para los jóvenes y la injerencia del gobernador correntino, Gustavo Valdés, en la conducción provincial del partido.

Tal vez le interese leer: En pleno cambio de autoridades, jóvenes de la UCR Posadas junto a su presidente abandonan el partido y militarán en la Renovación de Misiones

El mandatario correntino estuvo en la asunción de Argañaraz y es uno de los más visibles sponsors del diputado nacional Martín Arjol, a cuyo espacio pertenece Argañaraz.

La crítica a la presencia correntina en la UCR misionera volvió a plantearse ayer, esta vez en pasacalles que fueron colgados en distintos puntos de la capital provincial y firmados por la Juventud Radical en los que puede leerse la leyenda: “No queremos un partido manejado por los correntinos. Nos costó mucho ser provincia. Aguante el misionerismo radical!!!”.

Jóvenes radicales

Pero los jóvenes dejaron en claro que su diferencia con la conducción provincial del partido, no tiene que ver solamente con la injerencia de los correntinos sino también con la defensa que hacen desde la cúpula radical misionera al modelo económico que impulsa la vecina provincia.

Entienden que Corrientes no debería ser modelo a seguir para Misiones, porque todos los indicadores de desarrollo la ponen por debajo de la Tierra Colorada.

Cuestionan que la UCR provincial tome como ejemplo de desarrollo a una jurisdicción vecina que tiene mayor índice de pobreza, menos empleo privado, menor cantidad de empresas, una distribución de la riqueza mucho más concentrada y servicios (especialmente de salud) de menor calidad que los de Misiones.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas