Alexa

Recursos Humanos | La importancia de los procesos “hard” para los colaboradores en las empresas

Natalia Renzi, integrante de la Asociación de Recursos Humanos de Misiones (ARHM) explicó acerca de los procesos “hard” de las empresas, en el cual se trabaja la remuneración de los colaboradores, es considerada como una negociación entre la parte empleadora y empleada

En este marco, la parte “hard” según considero Renzi, es la parte más dura y también más interesante para los trabajadores porque pone toda la fuerza de trabajo a disposición del empleador y espera a cambio una remuneración. Por lo tanto esa remuneración tiene un proceso para que pueda ser correcta.

En esta línea, comentó que la pregunta sobre la estimación remunerativa del candidato es una de las preguntas más normales que se realizan, porque a partir de allí se miden los parámetros y se realiza un análisis de si la empresa está adecuada para ofrecer a ese nivel  de sueldo.

Continuando con el proceso, explicó que uno de los puntos fundamentales del proceso, refiere a la realización del legajo del personal a partir del cual se solicitan las documentaciones correspondientes: “Como empleadores necesitamos unirnos de ese personal que debe quedar en la empresa de resguardo durante el tiempo que se lleve a cabo esa relación laboral mientras esté vigente”, profundizó.

 

Tal vez te interese leer: Misiones en la FIT | Wanda promocionó la amplia oferta de actividades para realizar en la ciudad de las piedras preciosas

 

Además, el proceso también abarca el alta del empleado en la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP)  y en los diversos sindicatos. Sobre la liquidación, mencionó que se encuentra el control de la jornada laboral, lo cual “no es un detalle mínimo porque cuando hay un empleado que cobra por hora el empleado quiere cobrar por las horas que trabajo”, aseguró.

En este sentido, profundizó en las diversas modalidades de pago de sueldo, que puede ser por hora, por objetivo de producción o por cumplimiento de metas. También, señaló que dicho pacto siempre se realiza de manera previa en el convenio laboral: “Todo depende de la actividad en que esté encuadrada la empresa para poder liquidar los sueldos, después hay empresas que en muchos casos trabajan por objetivo que comúnmente pueden ser los puestos administrativos o gerenciales”, amplió.

En este aspecto, indicó que en cuanto a la remuneración por objetivo, las empresas suelen otorgar un bono de fin de año para todos los colaboradores por el cumplimiento. Por otro lado, destacó que la tarea del profesional de Recursos Humanos es muy diversa, porque además de liquidar sueldos, muchas veces se debe ayudar a los trabajadores a realizar trámites como altas en obras sociales.

También es primordial ayudarlo cuanto surge algún tipo de problema o enfermedad: ”Es ahí cuando uno muchas veces saca un ayuda diferencial que a lo mejor no se esperaba pasar y ahí es cuando uno hace la diferencia como empresa en brindar un sostén a ese empleado, porque lo está sosteniendo en un momento muy difícil, no es solamente prestar el servicio y cobrar”, sostuvo.

Acerca de los incrementos de salario, explicó que comúnmente estas vienen prescritas en los convenios, pero si hubiera un error, se trata de comunicarlo: “Si nos equivocamos como puede pasar, vienen, lo hacen ver y se liquida, el empleado tiene el derecho a reclamar la diferencia que tenga en el pago de su remuneración”, agregó.

Con relación a las negociaciones de actualizaciones, indicó que en el caso de aquellos que no estén en un convenio colectivo, la negociación es más personal y las empresas tienen políticas de actualización de salarios, mientras que otro de los métodos se vincula en función del incremento de los demás salarios de la empresa.

“También la negociación es un poco personal y se pacta dentro del contrato de trabajo al momento de iniciarse esta relación laboral que es cuando uno pregunta cómo van a ser los incrementos, como se abonará, todo eso es importante en el momento de pactar la contratación laboral”, aseveró.

Renzi remarcó que la negociación se realiza entre las dos partes, por lo cual muchas veces se torna complicado a la hora de poner un precio: “Cuando te preguntan cuánto pretendes es un poco difícil de explicar, porque uno no quiere caer de excesivo en lo que va pretender, pero tampoco quiere quedar muy por debajo, porque la remuneración es algo que tiene que ver con el valor del trabajo que uno hace y realiza”, enfatizó.

Finalmente, planteó que cuando el colaborador solicita un incremento salarial, debe ir seguro, aunque muchas veces sea algo incómodo. Sin embargo, en el caso de estar dentro de un convenio colectivo, los profesionales no participan de esa negociación, sino que los incrementos se dan por sindicatos, federación y a través del Ministerio de Trabajo: “Si se puede participar en las negociaciones con empleados que a lo mejor tienen cargos ejecutivos o algún cargo de responsabilidad que hace un trabajo con su empleador y se debe manifestar la circunstancia que lo lleva a pedir ese incremento salarial”, concluyó.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas