Alexa

Se suspendieron los aumentos de tarifas de luz de septiembre

El Gobierno decidió la suspensión de los aumentos en las boletas de luz en septiembre. Así se lo notificó la secretaría de Energía a Cammesa, la empresa mayorista del sistema eléctrico. Por esta razón, todos los aumentos anunciados para el mes que terminó ayer no se aplicarán durante octubre.

“Se instruye a vuestra compañía a aplicar, de manera excepcional y por única vez (…) para todos los segmentos de demanda residencial (…) los precios estacionales establecidos para el segmento nivel 2 (N2)”, dice una nota de la Secretaría de Energía girada a Cammesa.

Los segmentos «nivel 2» son aquellos que mantendrán los subsidios, como si nada hubiera cambiado en relación a agosto. Fueron identificados por el Poder Ejecutivo como «vulnerables» y siguen teniendo protección estatal en los servicios públicos.

De esta forma, las facturas de luz que recibirán los clientes de todos los segmentos en octubre, con los consumos de septiembre, tendrán los mismos valores que en los meses anteriores.

Cammesa, la administradora mayorista del sistema eléctrico, le había avisado a las distribuidoras (Edenor, Edesur) que iban a tener que pagar mayores valores por la electricidad que le llevan a sus clientes durante septiembre. Estas empresas luego se dan vuelta y le trasladaban esos importes a los hogares.

Pero ahora Energía le notificó a Cammesa que no habrá cambios. «De manera excepcional y por única vez», expresa la secretaría encabezada por Flavia Royón,  las distribuidoras pagarán lo mismo por la electricidad que hasta ahora y no le tendrán que pasar nuevas tarifas a sus clientes.

El Gobierno había anunciado aumentos del 50% para los clientes nivel 1 (los hogares que pierden todos los subsidios) y entre un 10% y 40% para los clientes nivel 3 (que mantienen los subsidios parcialmente). Eso quedará sin efecto, al menos, para octubre.

 

Tal vez te interese leer: Aumentó la nafta y llenar el tanque de un auto promedio en Posadas ya supera los $7500

 

En el Gobierno entendían que esta instrucción solo abarcaba a los clientes nivel 1, es decir los clientes que perderán los subsidios. Pero tres ex funcionarios energéticos y tres ejecutivos de empresas leyeron la nota de Energía a Cammesa de otra manera: «no hay aumentos para ningún hogar, sea del nivel que sea».

En la nota a Cammesa, el Gobierno instruye a las distribuidoras a que sean las empresas las que identifiquen la cantidad de clientes que poseen en cada nivel tarifario (ingresos altos, medios o bajos). Lo hace «a fin de contar con una apreciación real de los alcances de la segmentación por agente distribuidor y/o prestador del servicio público de distribución de energía eléctrica».

Hasta ahora, el Gobierno había decidido que todos los clientes que no se habían anotado en el registro de subsidios iban a ser caratulados como «nivel 1». Los hogares «nivel 1» son identificados como aquellos que tienen ingresos mensuales por $ 390.000, poseen tres autos o tres inmuebles. Además, allí están las personas que ganan menos pero pidieron perder los subsidios para seguir accediendo al «dólar ahorro».

En caso de quitar las subvenciones a la luz a todos los clientes que no se anotaron en el registro de subsidios, la medida habría alcanzado a más  de 5 millones de hogares que entraban en esa categoría. Iban a recibir aumentos de hasta 50% en las boletas de octubre por sus consumos de septiembre. Pero el Gobierno dio hoy marcha atrás. Los gobernadores venían avisando al Poder Ejecutivo que «entraban como categoría 1 hasta la mitad de los clientes en ciertas provincias». Y, que en sus distritos, no había tantos hogares de alto poder adquisitivo.

La medida aplica para los clientes residenciales. En cambio, sigue en pie la suba de tarifas para electricidad en los usuarios generales (como comercios, o quienes usan electricidad en su actividad comercial).

También se mantiene en pie la quita de subsidios de gas.

«Está claro que no hay 5 millones de hogares que ganen $ 390.000. Estaban entrando como ‘nivel 1’ personas que no llenaron el formulario de subsidios por distintas razones, no saben cómo hacerlo o no tienen acceso a la tecnología para completarlo», explicaron especialistas del sector.

El Gobierno había expresado que podía identificar a los usuarios de tarifa social o de ingresos mínimos. Y que podía ingresarlos al registro de subsidios y caratularlos como «nivel 2», es decir los que mantienen fuertes descuentos del Estado. Pero ese objetivo no se habría alcanzado.

Por esa razón, Energía le pide a Cammesa, que a su vez le ordene a las empresas recopilar datos de sus clientes.

Tampoco entrará en vigencia la aplicación de mayores precios para los clientes que consuman más de un consumo básico. Se trataba de un bloque de 400 kWh mensuales, que iba a seguir estando subsidiado. Los hogares que consumían por arriba de ese límite iban a tener que pagar un precio 50% superior. Pero esa regla tampoco se aplicará por ahora.

«Con la información declarada por las empresas, esto es los valores de energía y la cantidad de usuarios residenciales por nivel, se requiere a esa compañía (Cammesa) remita a esta secretaría (de Energía) un informe con el resumen de las declaraciones realizadas a efectos que esta dependencia proceda a realizar una evaluación y análisis (…) y emitir, de corresponder, las instrucciones y/o medidas que se entiendan procedentes», dice la nota oficial.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas