Alexa

Irá a juicio oral la causa que investiga maniobras en la venta y en el alquiler de un edificio de consultorios médicos en el centro de Posadas

Una madre y sus hijos están siendo investigados por cuestiones relativas a la propiedad de dos inmuebles, ambos en la capital de Misiones, que están en disputa judicial desde hace varios años.


 

Una madre y sus tres hijos irán a juicio oral por decisión del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Misiones, acusados de ser presuntos autores penalmente responsables del delito de “desbaratamiento de los derechos acordados dos hechos en concurso real”, respecto de las cuestiones referidas a la propiedad de un edificio de consultorio médicos y cocheras, que está ubicado en la ciudad de Posadas, y otro inmueble.

Uno de los inmuebles en cuestión está ubicado en la esquina de las calles San Martín y San Luis, pleno corazón de la capital de Misiones. El otro es una casa céntrica, también en Posadas.

 

 

La historia del caso

 

Los hermanos Víctor y Ernesto Marosek eran dueños de las  propiedades hace varias décadas. Tal como público Misiones Online el 25 de junio, Ernesto, que atravesaba problemas económicos, le pidió a Víctor que asumiera la propiedad total del terreno para preservar la parte que le tocaba de dicho bien. Para resguardar el derecho de Ernesto, los hermanos firmaron un contradocumento en el cual se reconocía que ambos eran propietarios en partes iguales.

Tal como lo detalló este medio, años después, los hijos de Ernesto se presentaron y acusaron a la esposa y a los hijos de Víctor de haber mentido sobre la venta. Como prueba, mostraron una copia certificada del contradocumento entre ambos hermanos.

Mientras los herederos de Ernesto se presentaban a la Justicia para reclamar la mitad del edificio, los de Víctor iniciaban una serie de operaciones que hoy están siendo investigadas.

El 4 de octubre de 2012, uno de los hijos de Víctor, Mario Roberto Marosek, le “vendió” la propiedad a Kilómetro Cero S.A, empresa que se creó ese mismo año, pese a que el 50% del inmueble ya se encontraba en litigio. Unos meses después, en diciembre de 2012, una sentencia de primera instancia falló a favor de los demandantes.

Si bien el litigio lo iniciaron los hijos de Ernesto, los mismos vendieron el 50% que recibieron a un conocido de su padre, Héctor Orlando Rodríguez. Según consta en la causa, los herederos le advirtieron que la propiedad estaba en disputa judicial “pero que se solucionaría rápido, 2 o 3 años”.

Más de 10 años pasaron sin solución alguna. Rodríguez inició el juicio civil contra la esposa y los hijos de Víctor y finalmente terminó cediéndole a Cesar Héctor Derna, quien es el actual denunciante de la causa penal.

Con la casa céntrica también vendida, el convirtió 19 de agosto de 2016, el edificio que tiene consultorios médicos y cocheras, se en un fideicomiso donde la empresa kilómetro 0 pasa a ser fiduciante y convierte en fiduciario a Mario Roberto Marosek, quien, cuatro años después de haberle vendido la propiedad a la firma, nuevamente pasa a administrar la propiedad.

El fondo lleva por nombre «Fideicomiso Consultorios San Martin y tanto la empresa kilómetro 0 como la familia Masorek aseguran que se creó para solventar los gastos de obras que estaban ejecutando tanto en la planta baja, como en otros tres pisos.

Juicio oral

 

Finalmente, la Justicia decidió elevar la causa a juicio oral en un pedido solicitado por la Fiscalía, que asegura que tanto la esposa, como los tres hijos de Víctor recurrieron a maniobras (antes y durante el juicio), donde pusieron a la venta y alquiler el inmueble, con lo que, según la querella, claramente buscaron dificultar la investigación.

La defensa presentó un recurso oponiéndose al pedido de la querella argumentando que en ningún momento del juicio se dictó una medida que impedía la venta del edificio en cuestión. También indicaron que todo el proceso inmobiliario fue “correcto y legal”.

Sobre el fideicomiso, la defensa manifiesta que la venta de la firma KM 0 al dominio fiduciario, fue totalmente legítima y se encuentra inscripta en el registro de la propiedad inmueble. También sostiene que la acusación “tergiversa y distorsionar los hechos”.

No obstante, el Juzgado rechazó la oposición de elevación de la causa a juicio y tanto la esposa como los tres hijos de Víctor Marosek quedaron imputados como coautores penalmente responsables por la presunta comisión del delito de «desbaratamiento de los derechos acordados dos hechos en concurso real», según lo previsto por el artículo 173, inciso 11 del código penal argentino.

Lo que se investigará en el Juicio es si los acusados recurrieron a maniobras para «ocultar los inmuebles» y de esta manera impedir el acceso al 50 por ciento que el denunciante (Héctor César Derna) reclama como propio.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas