Alexa

Con la llegada de primavera incrementan los casos de alergias: “Es una enfermedad de exceso de sensibilización”, explicó un especialista

En esta época del año, con la llegada de la primavera, los casos de alergias aumentan progresivamente. Sin embargo, poco se conoce sobre los distintos tipos de estas enfermedades. Al respecto, Pablo Moreno, presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC), explicó que “es una enfermedad de exceso de sensibilización”.

Comúnmente se relaciona a la alergia solo con estornudar mucho y sentir picazón en la nariz; aunque el asma, la dermatitis atópica, y la rinitis son distintos tipos de alergias. Esta última es la más común de las manifestaciones alérgicas en esta etapa del año y se trata de la enfermedad de la mucosa de la nariz, que provoca estornudos, picazón ocular, en la nariz y la garganta.

La alergia se produce cuando “el cuerpo reacciona en demasía a lo que no tendría que reaccionar”, sostuvo Moreno. Durante la primavera aparecen ciertos alérgenos (sustancias que producen alergia) y con ellos los síntomas. La polinización y los cambios climáticos, por ejemplo permiten que ciertos pólenes produzcan síntomas alérgicos.

En ciertas horas del día, durante las primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, se registra una mayor presencia de pólenes. En en sentido, la AAAelC cuenta dentro de su página web con un sitio sobre el conteo del polen, donde se carga semanalmente cuales pólenes tiene el ambiente.

Allí se puede corroborar y decidir en qué situación se debe tener más cuidado. Con respecto a los cuidados, se aconseja el uso de anteojos para evitar el contacto con la mucosa ocular, mientras que el barbijo es otra opción. “Cuando se es alérgico, es necesario tener las ventanas cerradas y, si se puede, usar el aire acondicionado en modo recirculación, y utilizar el aire acondicionado también en el auto”, explicó Moreno.

Otro productor de la rinitis alérgica y el asma son los ácaros, unos pequeños parásitos que viven dentro de cada hogar. Entre ellos, los ácaros del polvo producen más síntomas. Además, cuando aumenta el calor y la humedad junto con la primavera y el verano, aumenta la cantidad de ácaros, ya que se sienten a gusto en esta época del año. “Por eso la primavera es una época donde los síntomas de manifestaciones alérgicas, sobre todo los de la vía aérea como la rinitis y el asma, aumentan”, consideró.

 

Tal vez te interese leer: Parque de la Salud | Se diagnostican cerca de 120 casos al año de linfoma en Misiones, cáncer que afecta a los ganglios linfáticos

 

La importancia de un buen diagnóstico

 

Si bien la rinitis tiene se puede tratar, gran parte de las personas se acostumbra a vivir con los síntomas. Estos afectan la calidad de vida, ya que a partir de una gran congestión la voz empieza a cambiar, y se produce picazón en distintos lugares del cuerpo. El tratamiento implica tratar la vía aérea superior, es decir, la nariz. Esto permite la prevención de enfermedades como el asma.

Moreno comentó que, ante síntomas repetitivos, cuando al tener contacto con cierta situación se manifiestan, se puede deducir que la persona tiene alergia y rinitis. Sin embargo, destacó que, si bien las farmacias cuentan con medicamentos de venta libre, que tienen una dosis muy alta que se puede manejar con un margen de seguridad, primero se debe consultar con un clínica, pediatra (en caso de niños) y con un especialista en alergia.

La importancia está en que a partir de los controles de análisis de sangre y pruebas en la piel, el alergólogo podrá determinar a qué es alérgico una persona. A partir de allí se puede hacer tratamiento contra la enfermedad. “Se debe tratar la enfermedad más allá de los síntomas. Ese es el objetivo principal”, agregó.

Debido a que los síntomas son similares al coronavirus y al de los virus respiratorios del invierno, el diagnostico también permite saber si se tiene o no una enfermedad de alergia. Saber cuál es la causa, cómo tratarla y prevenirla permitirá la prevención de otras enfermedades que pueden desarrollarse.

Por otro lado, las enfermedades de alergia cuentan con una carga genética, donde padres y abuelos presentan síntomas similares. Ante esta situación, Moreno sostuvo que “lo más importante es cuidar el medioambiente en el que desarrollamos la vida, la mayor cantidad de horas”, aludiendo que en la habitación se pasa gran cantidad de tiempo.

Para terminar, la limpieza del hogar es fundamental. El especialista aseguró que se debe evitar el uso de la escoba, ya que su movimiento permite que los ácaros del polvo se mantengan en el ambiente. Por ello, se recomienda el uso de un trapo húmedo para evitar que el polvo se expanda.

Alergias de primavera

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas