Alexa

Rusia despliega un plan para la anexión de territorios en Ucrania: el 15% del territorio ucraniano se alineó para solicitar los referendos

(Reuters) -Rusia apoyó este martes los planes de los separatistas que respalda en Ucrania para celebrar referendos que allanen el camino para la anexión de franjas de territorio adicionales, un desafío directo a Occidente que podría agravar el conflicto.

Tras casi siete meses de guerra, incluida una derrota en el campo de batalla en el noreste de Ucrania, el mandatario ruso Vladimir Putin está reflexionando sobre sus próximos pasos.

En lo que parecían ser peticiones coreografiadas, los funcionarios apoyados por Moscú en el 15% del territorio ucraniano, un área del tamaño de Hungría o Portugal, se alinearon para solicitar referendos sobre la adhesión a Rusia.

Las autodenominadas Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, reconocidas por Putin como independientes justo antes de la invasión, y las regiones de Jersón y Zaporiyia han pedido el voto en menos de 24 horas.

Los responsables de Lugansk y Donetsk dijeron que los referendos se celebrarían en apenas unos días, del 23 al 27 de septiembre.

Preguntado por los referendos, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, dijo: «Desde el principio de la operación, dijimos que los pueblos de los respectivos territorios debían decidir su destino y toda la situación actual confirma que quieren ser dueños de su destino».

Si Moscú se anexionara formalmente una vasta porción adicional de Ucrania, Putin estaría esencialmente desafiando a Estados Unidos y sus aliados europeos a arriesgarse a una confrontación militar directa con Rusia, la mayor potencia nuclear del mundo.

«Toda esta charla sobre referendos inmediatos es un ultimátum absolutamente inequívoco de Rusia a Ucrania y a Occidente», dijo Tatiana Stanovaya, fundadora de la firma de análisis político R.Politik.

Tal vez te interese leer: Putin advirtió a Ucrania que responderá con mayor fuerza si sus tropas “se ven presionadas” por la contraofensiva

Occidente teme los referendos

Dmitri Medvédev, quien fue presidente de Rusia entre 2008 y 2012 y ahora es vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, dijo que esos referendos cambiarían el rumbo de la historia rusa y permitirían al Kremlin tener más opciones para defender lo que, según él, se convertiría en territorio ruso.

«La invasión del territorio ruso es un delito que permite utilizar todas las fuerzas de autodefensa», dijo Medvédev en una publicación en Telegram. «Por eso estos referendos son tan temidos en Kiev y en Occidente».

«Es igualmente importante que tras las enmiendas a la Constitución de nuestro Estado, ningún futuro líder de Rusia, ningún responsable podrá revertir estas decisiones».

Vyacheslav Volodin, presidente de la Duma, la Cámara baja del parlamento ruso, dijo que apoyaría el repliegue de las partes de Ucrania que votaron a favor de unirse a Rusia.

Ucrania dijo que la amenaza de referéndum era un «chantaje ingenuo» y una señal de que Rusia tenía miedo.

«Este es el aspecto del miedo a la derrota. El enemigo tiene miedo y se ofusca primitivamente», dijo Andriy Yermak, jefe de gabinete del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

«Ucrania resolverá la cuestión rusa. La amenaza sólo puede ser eliminada por la fuerza».

Ucrania dice que no descansará hasta que todos los soldados rusos sean expulsados de su territorio. Kiev dice que nunca aceptará el control ruso sobre su territorio y ha pedido a Occidente que suministre más y mejores armas para luchar contra los soldados rusos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió en marzo que un enfrentamiento directo entre la alianza militar de la OTAN y Rusia significaría la Tercera Guerra Mundial. Biden y los líderes de la OTAN han sido cuidadosos al decir que no quieren que los soldados de la OTAN entren en conflicto directo con las tropas rusas.

Sin embargo, Putin y los generales y responsables rusos de alto nivel ya han presentado el conflicto como una contienda más amplia con Occidente, que, dicen, ha enviado a Ucrania armamento avanzado y ayuda a sus fuerzas con inteligencia y formación que, en última instancia, sirve para matar a soldados rusos.

El viernes, Putin se desentendió de la contraofensiva ucraniana relámpago y presentó el conflicto como un intento de evitar lo que, según él, es un complot de Occidente para esculpir y destruir a Rusia.

El Parlamento ruso aprobó el martes un proyecto de ley para endurecer los castigos por una serie de delitos como la deserción, los daños a la propiedad militar y la insubordinación si se cometen durante la movilización militar o en situaciones de combate.

El conflicto en el este de Ucrania comenzó en 2014 después que un presidente prorruso fuera derrocado en la Revolución del Maidán de Ucrania y Rusia se anexionara Crimea, mientras los separatistas respaldados por Rusia en el Dombás, que comprende Donetsk y Lugansk, trataban de zafarse del control de Kiev.

Rusia envió tropas a Ucrania el 24 de febrero, la mayor invasión terrestre en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Desde la invasión, decenas de miles de personas han muerto.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas