Alexa

Con camiones de reclutamiento y salarios de hasta 3000 dólares, Rusia busca atraer soldados voluntarios para su invasión a Ucrania

(Reuters) - El Ejército ruso busca contratar soldados para su "operación militar especial" en Ucrania, está utilizando camiones móviles de reclutamiento para atraer voluntarios, ofreciendo casi 3.000 dólares al mes como incentivo.

Una unidad especial estacionó uno de estos camiones en un parque central de la ciudad de Rostov, en el sur de Rusia, y retiró los laterales para revelar una oficina móvil.

Los soldados, vestidos de camuflaje y con máscaras negras, mostraban sus armas a los transeúntes interesados y repartían folletos en color titulados «El servicio militar por contrato: la elección de un hombre de verdad».

Ni Rusia ni Ucrania revelan sus pérdidas militares, que las agencias de inteligencia occidentales estiman en decenas de miles en ambos bandos.

Moscú no ha actualizado la cifra oficial de fallecidos desde el 25 de marzo, cuando dijo que 1.351 soldados rusos habían muerto y 3.825 habían resultado heridos. El Kremlin sostuvo la semana pasada que no se estaba hablando de una movilización a nivel nacional para reforzar sus fuerzas.

Tal vez te interese leer: Putin advirtió a Ucrania que responderá con mayor fuerza si sus tropas “se ven presionadas” por la contraofensiva

Sin embargo, la campaña de reclutamiento demuestra que Moscú necesita más hombres. El oficial a cargo del camión de Rostov dijo que los rusos y los extranjeros de entre 18 y 60 años con al menos educación secundaria serían elegibles.

«Los ciudadanos con mentalidad patriótica optan por firmar contratos de tres o seis meses para participar en la operación militar especial», dijo el mayor Serguéi Ardashev, que prometía formación para todos. El salario mínimo mensual que se ofrece es de 160.000 rublos (2.700 dólares), casi tres veces el promedio nacional.

Uno de los potenciales reclutas fue el músico Viktor Yakunin, que dijo que siempre le había atraído la idea del servicio militar y que ahora estaba reuniendo los documentos necesarios.

«Me encantaría servir», sostuvo. «Mis padres me educaron desde pequeño para amar a mi patria, para proteger el mundo ruso. Creo que el poder está con nosotros».

Dentro del camión, Yakunin se sentó con Ardashev, quien le dijo que el siguiente paso sería un examen mental. Si lo superaba, habría una prueba física de velocidad, fuerza y resistencia.

Si todo iba bien, Yakunin «llegaría a una filial militar, se inscribiría en una división específica, y a partir de ese momento comenzaría el servicio militar».

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas