Alexa

Reflexión del Centro Familiar Cristiano: «Sus fieles promesas»

En la reflexión de esta semana, se hace hincapié en las fieles promesas de Dios, "Con sus plumas te cubrirá y con sus alas te dará refugio. Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección" dice en la Biblia en Salmos 91:4 (NTV).

El pastor Cristian Arrejín manifiesta al respecto que «ahora bien, las promesas primeramente nos demuestran la fidelidad de Dios, pero además son aquellas que nos brindan seguridad, confianza y certeza en todo momento».

Lo que Dios dice, a pesar que a nosotros se nos olvide, Él no se olvida. Lo que Dios dice, así es.

Sus promesas No están siendo preparadas, al contrario, ya están hechas.

Así es que cuando todos piensan que es tu peor momento, te vas a parar y decir; todos mis tiempos son fructíferos. Porque sus promesas me sostienen.

«Pues todas las promesas de Dios se cumplieron en Cristo con un resonante «¡sí!», y por medio de Cristo, nuestro «amén» (que significa «sí») se eleva a Dios para su gloria» (2° Corintios 1:20 NTV).

«Con sus plumas te cubrirá y con sus alas te dará refugio. Sus fieles promesas son tu armadura y tu protección» (Salmos 91:4 NTV).

Lo que aprendí a través de los años es que; el diablo permite que sus estrategias lleguen siempre a nuestro conocimiento, para que actuemos en consecuencia (deja que sus secretos se filtren).

La primera reacción que se suele tener es, miedo; y eso lo lleva a él (diablo), a tener control. Cosa que le gusta siempre.

Por eso las promesas de Dios están para que planifiquemos desde ellas nuestras vidas; así siempre estaremos revestidos con la mentalidad correcta ante cualquier situación que se presente. Debemos apropiarnos de todas las promesas de Dios para nuestras vidas.

En Salmos 23:5 dice «Me preparas un banquete en presencia de mis enemigos…»

Dios, a través de sus promesas nos enseña que no le intimida en lo mas mínimo las payasadas del diablo. Es más, Él desea tener comunión con nosotros delante de los ojos del enemigo.

Un gran predicador decía: “te ruego, que no trates las promesas de Dios como si fueran curiosidades para un museo; por favor créelas y úsalas”.

El pastor Cristian Arrejín explicó que nos apropiamos de las promesas de Dios a través de varias disciplinas espirituales.

1. Intimidad.

Veamos lo que dice Salmos 23:5. Nuestra comunión, relación e intimidad con Dios son el punto más fuerte para edificar nuestras vidas en las promesas de Dios. Si no tenemos intimidad con el Padre celestial, no sé qué tanto podremos estar firmes ante las asechanzas del enemigo, no podremos resistir en los días malos sin intimidad.

Pero cuanto más conocemos al Padre (tenemos intimidad a través de la oración) cuánto más comunión tenemos, mejor podremos enfrentar las situaciones y a través de esto podemos vivir anticipados.

Yo no me imagino por ejemplo pasar todo un día sin hablar con mis hijas, y lo mismo pasa como hijos de Dios, nosotros debemos estar todos los días cerca del corazón del Padre celestial.

 

2. Lectura bíblica.

Veamos Hechos 13:14. La Biblia es la palabra de Dios revelada, no puedo edificar mi vida en sus promesas si no las conozco, si no estoy devorando su Palabra todos los días, si no estoy remarcándola, recordándola, apropiándome de todo lo que dice. Pero si no sé lo que está escrito cómo me voy a apropiar de lo que dice.

 

3. La Meditación en la palabra.

Josué 1:8 NTV nos muestra la importancia de meditar en la palabra de Dios. Debemos tomarnos un tiempo para meditar en la Biblia porque eso nos hace vivir en sus promesas, eso nos da revelación a través del Espiritu Santo y nos transforma. La meditación en la palabra es una disciplina fundamental para un hijo de Dios. Cuando leo un pasaje debo meditar en qué me dice eso, si hay una promesa, una advertencia, un mensaje.

 

4. Descanso.

Hebreos 4:10-11 NTV nos habla de ese momento de detenerse para rendirnos más a Dios. Es el momento en donde uno se detiene para seguir construyendo. Los judíos lo llaman el Shabat y fue creado por Dios, porque en la Biblia dice que en el séptimo día Dios descansó.

Debe haber un día en el que te detengas para buscar más de Dios, no podemos vivir corriendo todo el tiempo, a veces hay que bajar un cambio para ser ministrados por Él.

Que Dios te bendiga, que puedas apropiarte de sus fieles promesas y tengas una semana de completa victoria!

Pastor Cristian Arrejín

Centro Familiar Cristiano Eldorado

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas