Alexa

El 90% de lo que produce Argentina, necesita al menos un insumo importado: hay que avanzar fuertemente en la sustitución de esos insumos

En el contexto actual de crisis e incertidumbre, Néstor Carvallo, integrante del Movimiento Industrial Misionero (MIM), se refirió al crecimiento industrial, la inflación, el desarrollo de Misiones y las medidas que deberían ser tomadas para mejorar la situación de la Argentina.

Carvallo indicó que hay aproximadamente 9 años de estancamiento. En este sentido, recordó que en 2017, el estancamiento comenzó por una determinada serie de políticas que no favorecieron a la industria, una de ellas fue el cierre de las mismas: “Se habla de diez mil PyMEs que cerraron debido a la importación casi masiva de productos y debido a que se fomenta más la especulación financiera que el desarrollo en la industria con las bonos a tasas increíbles. Eso llevó a una deuda externa monumental y así fue que llegamos al 2020 con una deuda impagable”, señaló.

A partir del 2020 con la pandemia y con el párate de la producción, se tuvo que sostener esa situación y seguir pagando sueldos. “Había que pagar determinados aspectos en la industria, mantener a las PyMEs que se seguían cayendo, muchos países apostaron a conseguir créditos del exterior”, indicó. Según Carvallo, Argentina no podía hacerlo porque tenía los límites ya superados.

Diversas decisiones políticas como algunos subsidios y emisión monetaria permitieron una situación de mayor inflación, de menor producción y de cierre de empresas. Sin embargo, a mediados del 2021, Argentina empezó a recuperarse, aumentó la ocupación y la expectativa de la industria, como así también la producción en Argentina y particularmente en Misiones.

Luego, llegó el año 2022 con un pequeño crecimiento, pero debido a la incrementada inflación, no se vio en los bolsillos de los trabajadores: “A los trabajadores no les alcanza para llegar a fin de mes, es el peor de los escenarios. Sin embargo, el crecimiento real, el dinero está, pero no está bien distribuido”, aclaró Carvallo.

Por otro lado, agregó que la subfacturación en la exportación y la sobrefacturación en la importación permiten la evasión de divisas, el lavado y la fuga. “Es dinero que queda en los paraísos fiscales y no en el país. Argentina es el país que más dólares tiene en el mundo aparte de Estados Unidos. No tenemos esos dólares, están concentrados en paraísos fiscales, pero salen de acá”, remarcó.

De acuerdo a las soluciones que deberían ser brindadas por el Gobierno Nacional para mejorar la situación económica, Carvallo aseguró que “es muy importante terminar con los egos, los intereses personales y lograr un gran acuerdo político y social con todos los actores”. De este modo, resaltó que si no se puede con los actores políticos, por las grietas o intereses, se debe apuntar a lograr un consensos con las industrias, las PyMEs y los sindicatos.

 

Tal vez te interese leer: Desde el MIM destacan que la construcción sigue creciendo hasta un 3% mensual

 

Asimismo, manifestó que “la inflación es un elemento que creo que es básicamente político, a partir de un consenso se pueda atacar la inflación”. Carvallo afirmó que hay que aprovechar el potencial del país, en tecnología 4.0, producción y tecnología espacial: “Aumentar la exportación con valor agregado. El 90% de lo que Argentina produce, necesita, aunque sea un insumo importarlo, tenemos que atacar fuertemente la sustitución de importación en esos insumos”, añadió.

Por otra parte, remarcó la importancia de aumentar la producción nacional para el desarrollo de la producción y se refirió a la actual crisis de Rusia y Ucrania que favoreció a la no pérdida de divisas del Banco Central en julio: “Son grandes exportadores de alimentos y de energía, gas y petróleo, sobre todo Rusia. Al entrar en guerra esos productos no salen, ahora están saliendo con estas gotas de Ucrania en alimentos y genera una crisis internacional alimenticia y energética”, precisó.

Además, mencionó el gran consumo energético del país, lo cual atraería diversos problemas,  pero también comentó que en el proyecto Vaca Muerta se enfoca hacia un futuro muy importante: “Cuanto más decisión  política se ponga en eso más rápido vamos a autoabastecernos”, manifestó.

Sobre el panorama económico provincial, Carvallo reconoció que Misiones es uno de los destinos turísticos más elegidos por los visitantes: “Se está logrando el desarrollo turístico y es un dinero que es bastante en todo el año y que se distribuye transversalmente”, afirmó. Asimismo, celebró el desarrollo tecnológico en la industria 4.0 a través de diversas instituciones como el Silicon Misiones: “Se va a lograr una mejor producción en menos tiempo y de mejor calidad”, aseveró.

También aclaró que se siguen esperando respuestas del Gobierno Nacional acerca del gas natural, como así también se esperan las autopistas que conectan a Misiones con el poder central para poder mover los productos. “Seguimos esperando la llamada Zona Aduanera para poder competir con nuestros países limítrofes, Brasil y Paraguay en condiciones más competitivas”, añadió Carvallo.

Para finalizar, celebró el avance en todas las ciudades de la provincia: “La provincia está muy linda, las rutas están muy transitables, el turismo mejora”, agregó. Sin embargo, recalcó que hay mucha necesidad de agua potable en algunos pueblos, faltan cloacas y otras cuestiones básicas de salud: “Se mejoró pero faltó mucho”, concluyó el Integrante del MIM.

Industria en Misiones

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas