Alexa

Salió la autobiografía de la actriz Jennette McCurdy, protagonista de “iCarly”: abuso infantil, crueldad y el precio de la fama

“Estoy contenta porque mi mamá murió”, el libro de la exestrella de Nickelodeon ya es best seller y agotó la primera tirada. Jennette McCurdy reveló en su autobiografía abusos que sufrió durante su trabajo como actriz infantil.

Jennette McCurdy reformuló su experiencia con la fama y, en su unipersonal Estoy contenta porque mi mamá murió, reflejó la crueldad de su infancia como estrella infantil. La actriz, que protagonizó iCarly y actuó junto a Ariana Grande y Harrison Ford, plasmó todo en un libro homónimo que a días de salir ya es best seller y agotó la primera tirada.

 

Tal vez le interese leer Acusaron de abuso sexual al actor de “Bajo la misma estrella”

 

“Era importante para mí explorar el abuso emocional y psicológico que soporté durante mi tiempo como artista joven. Siento que no tenía las herramientas, el lenguaje o el apoyo necesario para hablar por mí misma en ese entonces, así que este libro es una forma de honrar esa experiencia y dar voz a mi antigua yo”, explicó en una entrevista que le dio a Nylon. Lo define como un material que expresa “resiliencia, independencia y la alegría de lavarte tu propio pelo”.

autobiografía de la actriz Jennette McCurdy
Jennette McCurdy posa con un cartel que califica a su libro como uno de los mejores del mes. (Foto: Instagram @jennettemccurdy)

Qué cuenta Jennette McCurdy en “Estoy contenta porque mi mamá murió”

Con el libro en la calle, en internet rebotó la denuncia que señala a uno de los productores del universo Nickelodeon como el culpable. Jennette McCurdy evitó nombrarlo: a lo largo de todas las páginas se refirió a él como “el Creador”. Y es un secreto a voces que se trata de Dan Schneider.

En Estoy contenta porque mi mamá murió, la actriz relata lo mal que la pasó y la cifra que le ofrecieron por no contarlo. En una prueba de vestuario de una bikini, “el Creador” la forzó a tomar alcohol siendo menor de edad.

“Nadie está mirando, Jennette. Estás bien. Los chicos de Victorious se emborrachan juntos todo el tiempo. Los niños de iCarly son tan sanos. Necesitamos darles un poco de ventaja”, reveló que le dijo tras bambalinas.

“Me da palmaditas en los hombros y luego la palmadita se convierte en un masaje. Mis hombros tienen muchos nudos, pero no quiero que sea ‘el Creador’ quien los elimine. Quiero decir algo, decirle que se detenga, pero tengo mucho miedo de ofenderlo”, escribió en su autobiografía.

autobiografía de la actriz Jennette McCurdy
De izquierda a derecha: Penny Marshall, Jennette McCurdy, Dan Schneider, Cindy Williams y Ariana Grande en el set de «Sam & Cat». (Foto by Araya Diaz / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

Cuando se lo contó a su madre, siendo aún adolescente, ella le respondió que ese era el precio que tenía que pagar por ser famosa.

Pero todo se puso más turbio cuando se reunió con otro productor importante para comentarle lo que le había sucedido en el set. “Pensalo como un regalo de agradecimiento: te están dando 300 mil dólares y lo único que quieren que hagas es que nunca hables públicamente de tu experiencia en Nickelodeon, específicamente lo que esté relacionado con ‘el Creador’”, le dijeron sin pruritos.

“No, no es dinero gratis lo que me están ofreciendo. Esto es dinero para callar”, reflexionó en su libro. Y agregó, sorprendida: “¿Qué? ¿Nickelodeon me ofrece 300 mil dólares para que no hable públicamente de mi experiencia en el programa? ¿Mi experiencia personal del abuso de ‘el Creador’? Esta es una cadena con programas hechos para chicos ¿No deberían tener algún tipo de brújula moral?”.

No es la primera vez que Dan Schneider es señalado: En 2018 y con el #MeToo como bandera, fue acusado de abuso, acoso y pedofilia por diferentes miembros de la compañía, entre ellos varias estrellas infantiles. Nickelodeon lo echó ese mismo año, aunque al día de hoy no recibió ninguna denuncia penal en su contra.

La primera en alzar su voz fue Amanda Bynes, quién aseguró que fue víctima del productor y también de su padre, en una historia similar a la de McCurdy. Además, en internet circula una teoría conspirativa asegura que Schneider es el padre de la hija que tuvo Jamie-Lynn Spears, la hermana de Britney, cuando tenía 16 y protagonizaba una de sus creaciones.

autobiografía de la actriz Jennette McCurdy
Jennette McCurdy debutó en Hollywood a los 8 años. (Foto: Stephen Shugerman / Getty Images North America / Getty Images via AFP)

Jennette McCurdy y su historia con su mamá: por qué está contenta de que haya muerto

Para comprender la historia, hay que explicar la relación que Jennette McCurdy tenía con su mamá Debra. Ella estaba obsesionada y haría todo lo necesario para convertirla en famosa. Tras ir a un casting a los 6 años, la actuación se transformó en el ingreso financiero más grande de la casa. “Quería vivir a través de mi persona su sueño frustrado de ser estrella”, señaló en su autobiografía.

Y así, casi sin que se diese cuenta, fue como llegó el control absoluto sobre su vida: primero con una restricción de calorías en su dieta, después pesándola cinco veces al día y realizándole tratamientos de belleza caseros. “Tus pestañas son invisibles ¿Acaso crees que Dakota Fanning no las tiñe?”, le dijo cuando aún era una niña y no tenía ganas de tunearse. Pero ese sería solo el comienzo.

autobiografía de la actriz Jennette McCurdy
Jennette McCurdy y su mamá posan en un evento en 2009. (Foto: Frederick M. Brown / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / Getty Images via AFP)

En octubre de 2021 pudo empezar a hablar acerca de todo lo que vivió bajo la sombra de Debra. Según relató, su mamá la bañó hasta los 16 años y también le practicó ella misma controles ginecológicos. El avance no estaba solamente sobre su cuerpo, sino que también arrasaba con la intimidad de una adolescente en construcción: tenía acceso a sus diarios íntimos y a los mails que le llegaban.

Además, el control sobre su dieta le disparó bulimia y anorexia, trastorno obsesivo-compulsivo y luchó contra una adicción al alcohol cuando diagnosticaron la enfermedad de su madre. “Con su muerte, murieron muchas de sus ideas para mi vida. La actuación fue su propio viaje y uno difícil para mí, con seguridad”, reveló en un episodio del podcast de Anna Faris, donde detalló su pasado con la perspectiva de la adultez.

Según contó recientemente, su abuela se mostró molesta por el título que eligió la joven para su autobiografía, pero ella explicó que fue su manera de lidiar con lo que le tocó vivir.

 


Fuente: TN

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas