Alexa

Plazos fijos tradicionales o plazos fijos UVA: cuál es el mejor para ganarle a la inflación

Con la inestable situación económica del país, distintos ahorristas buscan encontrar un método de ahorro “a prueba de balas” que permita que el valor de los pesos no se pierda tanto. La decisión está dividida, muchas veces, entre los plazos fijos tradicionales y los plazos fijos UVA.

La inflación de el pasado mes de junio fue de 7,4%, de acuerdo con un reporte publicado por el INDEC hace unos días. Es el nivel más alto desde el 10,4% registrado en 2002, y lleva un incremento del 71% con respecto al mismo mes de 2021, convirtiéndose así en el nivel inflacionario más alto en tres décadas.

En diálogo con Ámbito, el economista Nery Persichini afirmó que “un plazo fijo UVA podría rendir un 20,4% directo, mientras que un plazo fijo tradicional pagaría dos puntos porcentuales menos”. El analista financiero Christian Buteler, en diálogo con el mismo medio, coincidió con la conclusión de Persichini, abogando que el plazo fijo UVA es la opción más conveniente.

“Teniendo en cuenta que la inflación fue del 7,4%, si mensualizo la tasa te da 5,4%. Me sigue conviniendo el plazo fijo UVA. Son tres meses hacia adelante: el primer mes tenés 7,4% de inflación y hay que analizar cuál será la cifra los próximos meses”, sostuvo Buteler, quien predice una inflación de alrededor del 6% para agosto, basándose en la medición de IPC de julio y confirmando así su predicción.

 

Tal vez te interese leer: Consultoras privadas estiman que aumentará al 76% las proyecciones de inflación para este 2022

 

Las tasas mencionadas corresponden a las pagadas por los bancos, que deben tenerse en cuenta, junto al nivel inflacionario, para decidir qué tipo de plazo fijo conviene. El pasado jueves, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) elevó el mínimo establecido de tasas sobre los plazos fijos para personas humanas, pasando de un 61% hasta un 69,5% anual en lo que hace a las imposiciones a 30 días de hasta 10 millones de pesos.

Los plazos fijos UVA se contratan por un mínimo de noventa días y, según la tasa ofrecida por las distintas entidades, puede permitir obtener una ganancia por arriba de la inflación. A partir de los treinta días, estos plazos fijos tienen la opción de ser precancelados, aunque a cambio de una tasa menor que el plazo fijo tradicional. El plazo fijo tradicional cuenta con una tasa mínima garantizada por el BCRA para las personas ahorristas minoristas y que puede ser contratado por un mínimo de treinta días.

Basado en información de Ámbito

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas