Alexa

Seguridad vial | Cómo saber qué sistema de seguridad posee un vehículo para disminuir el riesgo en caso de accidentes

Hay muchas maneras de prevenir, o al menos disminuir las posibilidades, de un siniestro vial. Una de las más importantes es controlar que el vehículo que siempre se maneja esté en buenas condiciones, y pueda aguantar las exigencias del día a día. El especialista Fernando Zacarías, licenciado en Criminalística, habló sobre el tema.

“La idea es tratar de ver un vehículo a la hora de comprar: qué sistemas de seguridad tiene, qué tan seguro es en una colisión simple o compleja”, sostuvo. Los automóviles incluyen cinturón de seguridad, y muchos modelos nuevos están incluyendo también apoyacabezas, sistema antideslizante, y ABS. “Son sistemas previos al siniestro y que hacen a la seguridad, al confort, y al precio”, manifestó Zacarías.

Lo principal, sin embargo, es la forma en la que se comporta el vehículo que actualmente se tiene al momento de ser partícipe en un siniestro. “Se tendría que analizar que los siniestros dentro de la ciudad, si bien son a velocidades mínimas, también pueden recurrir en lesiones o fallecimientos si los sistemas de seguridad están mal utilizados”, explicó.

Un dato no muy conocido es que, de no tener abrochado el cinturón de seguridad al momento de una colisión, otras medidas como el airbag pueden ser contraproducentes y, en vez de aumentar la seguridad, provocar lesiones que pueden incluso terminar en la muerte, como bien sucedió en varios casos.

 

Tal vez te interese leer: Los camiones no podrán circular por rutas del país a partir de este viernes hasta el lunes en determinados horarios

 

“Es una bolsa que se infla a 300km/h. Si no tenemos cinturón de seguridad, nos estamos trasladándonos hacia adelante y, con el choque de la bolsa, las lesiones pueden ser mortales”, aseveró el especialista. Con esto se hace evidente que, sin importar cuántas medidas de seguridad tenga un coche, su eficacia será útil sólo si son bien utilizadas.

El avance de la tecnología en la industria automovilística está buscando que estos errores humanos sean los menos frecuentes posibles. “Hoy hay sistemas de seguridad que, si una persona pestañea muchas veces en un determinado tiempo, les recomienda parar, porque es un signo de somnolencia”, comentó Zacarías.

Otros modelos son capaces de frenar solos ante un obstáculo, o están hechos de materiales flexibles que aseguren una menor lesión en caso de choque con un peatón. “El uso del celular, por más que la tecnología está avanzando, va a llegar un momento que se va a prohibir totalmente”, afirmó.

En la actualidad, las empresas automovilísticas deben cumplir una serie de estrictos estándares antes de lanzar sus modelos al mercado, como pruebas de choque realizadas por asociaciones como Latin NCAP en diferentes zonas de los vehículos, aunque destacándose en las zonas frontales. “El 60% de los impactos en las rutas son en la zona frontal”, aseguró el licenciado en criminalística

Si bien el frontal puede ser el más común, el impacto lateral supone mayor complejidad. “Si queremos averiguar qué tan seguro es el auto que queremos comprar o que tenemos, hay páginas que nos lo pueden decir”, sostuvo Zacarías. Un aspecto importante a tener en cuenta es que la cabina, al haber una colisión, debe “permanecer intacta”.

“Hay vehículos que son de los más vendidos, por económicos y lindos, pero a la hora de un siniestro en la ruta, todo lo que es la chapa termina ingresando adentro, y eso es lo que nos complica”, explicó. En el caso de los niños, se debe asegurar igualmente que estén bien colocados en sus respectivos sillones especiales. “La tecnología puede avanzar pero yo también tengo que ayudarla”, agregó.

Algunos sistemas traen consigo esas sillas especiales ya incluidas, dejando al conductor responsable sólo la tarea de colocarle al niño su respectivo cinturón de seguridad. “Algunos no saben que su vehículo tiene esa tecnología y llevan al niño suelto”, analizó el especialista.

Otros automóviles también advierten al conductor para que éste se ponga los cinturones mediante un sonido que persiste hasta que el cinturón sea colocado correctamente, aunque muchos deciden saltearse esta medida poniéndose el cinturón a sus espaldas o bien comprando aparatos que remuevan el sonido. “Pero a la hora de chocar, el cinturón no va a cumplir su función. Tenemos que ayudar a la tecnología con la consciencia”, concluyó Zacarías.

Seguridad vial

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas