Alexa

Luto en la selva misionera: otro ocelote sufrió la imprudencia del ser humano y murió atropellado en la ruta

En menos de tres días ya son dos las pérdidas irrecuperables para la biodiversidad con el atropellamiento de ejemplares de ocelote (gato onza). El lunes fue atropellada una hembra que estaba preñada, y tanto ella como la cría perdieron la vida. El martes otro ocelote fue atropellado sobre la ruta provincial 211. 

El martes 9 de agosto, cerca del mediodía sobre el kilómetro 36 de la ruta provincial 211, altura El Alcázar, fue encontrado al costado del camino un ocelote sin vida. Según las heridas superficiales del lazo izquierdo de su cuerpo, fue atropellado por un vehículo.

El animal fue puesto a disposición del Ministerio de Ecología y el conductor que provocó una pérdida irreparable para la biodiversidad de Misiones, no fue identificado.

El lunes 8, se conoció otro lamentable caso de atropellamiento de fauna silvestre, cuando un conductor atropelló a un ejemplar de ocelote hembra que estaba preñada. Como resultado del siniestro, se perdieron ambas vidas. El cuerpo del animal atropellado, fue hallado por un grupo de visitantes que circulaban sobre la ruta Nacional Nº12 quienes dieron aviso a las autoridades competentes.

Tras la muerte de la hembra, un equipo de veterinarios de “El Refugio” llevó a cabo una cesárea de emergencia para intentar salvar a la cría, lo que no se pudo debido a que «el útero se encontraba desgarrado, como así la pared abdominal, y la cría se encontraba en el subcutáneo», precisaron desde Güirá Oga.  En este caso tanto el vehículo como el conductor fueron identificados.

ocelote
La ocelote embra y su cria perdieron la vida el pasado lunes.

La muerte de especies de la fauna misionera reavivó los reclamos para que turistas y toda persona que circule por las áreas naturales o en cualquier ruta, respete los límites de velocidad y prestar atención si se cruza un animal para mantener distancia es clave para reducir el atropellamiento y muertes de animales silvestres de la selva.

Hace menos de un mes mataron a un puma en la zona del acceso al Parque Nacional Iguazú, y reavivó el reclamo por penas más duras, investigaciones y multas más duras contra la negligencia humana.

El puma macho adulto murió al ser atropellado por un vehículo en la ruta nacional 101, a la altura del cruce con la ruta 12, dentro del Parque Nacional Iguazú, en un lugar donde la velocidad máxima permitida es de 40 kilómetros por hora, por lo que la Administración de Parques Nacionales y la fundación Vida Silvestre pidieron respetar las normas de tránsito y extremar las precauciones al conducir en áreas protegida.

selva misionera
El puma fue atropellado el pasado 14 de julio, a metros del ingreso al Parque Nacional Iguazú.

La velocidad máxima dentro del Parque Nacional Iguazú es de 60 km/h en la mayoría de los tramos. Hay tramos -indicados a través de estaciones de reducción de velocidad, que incluyen divisores de calzada, bandas ópticas sonoras, dientes de dragón, lomos de burro y cartelería- en los que la máxima es de 40 km/h, así como lo es a lo largo de todo el acceso a Cataratas. Parques Nacionales recomienda circular a baja velocidad y respetar las señalizaciones; extremar las precauciones por la noche y, en zonas con mucha vegetación y poco transitadas, reducir la velocidad y controlar los laterales de la calzada.

 

 

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas