Alexa

Yerba mate | Pequeños y medianos productores de Oberá lanzaron una marca propia

La Cooperativa Agrícola Km 16 dio paso más en su camino hacia la industrialización del producto de sus socios. Primero fue el secadero, ahora una marca propia: Progreso, con la que esperan llegar a toda la provincia y, en una segunda etapa, al resto del país. Buscan capturar la rentabilidad del eslabón industrial.

La nueva marca fue presentada esta mañana en el Mercado Concentrador de Posadas. En la oportunidad, Joselo Koch representante de la Cooperativa Km 16, consideró que se trata de un nuevo paso hacia el crecimiento en la participación de pequeños y medianos productores en la industrialización del producto madre de la provincia.

“Este paquete propio que estamos presentando es el resultado de un esfuerzo de 17 años. Somos una cooperativa integrada por pequeños y medianos productores que estamos rodeados de grandes empresas, en Oberá. Somos 13 productores, tenemos secadero que produce 5000 kilos por hora y sacamos más de 2 millones de kilos secos por año.

Recibimos 7 millones de kilos de hoja verde de nuestros productores y de terceros que acopiamos en distintos puntos de la provincia, la mitad de la producción es de los socios”, explicó.

La yerba producida por los socios se vuelca íntegramente a la marca propia, se seca en el secadero de la cooperativa y se muele y envasa en las instalaciones de la Cooperativa Agrícola de Oberá (CALO).

Tal vez le interese leer: Clausuran un molino de yerba mate en Misiones donde se detectaron graves irregularidades

“Vendemos en el mercado concentrador en Posadas, primero queremos llegar a cubrir todo Misiones y cuando incrementemos la producción apuntaremos a llegar a otros puntos del país. Sacamos 25 mil kilos por mes, todavía no tenemos volumen suficiente para hacer un stock más grande”, indicó Koch.

El objetivo es continuar creciendo y en algún momento contar con un molino propio. “Esperamos que con esto la cooperativa pueda seguir creciendo, ganar mercado para pagar mejor a los productores. La provincia nos ayudó mucho para dar el salto para convertirnos en industriales, nos asistió para que construyamos un secado y depósitos y en capacitación en buenas prácticas de manejo”, resaltó.

Comienzos de la Cooperativa Kilómetro 16

Hoy la yerba es negocio para el productor, a pesar de la inflación, los precios son buenos y se pagan en tiempos cortos.

Hace 17 años, un grupo de productores que se manifestó en el recordado “Tractorazo”, dialogó con el gobierno provincial y lograron ayuda financiera. Esto les permitió comenzar a trabajar con la idea de conformar una pequeña cooperativa de yerba mate.

Luego del esfuerzo y el compromiso, en 2005 lograron obtener la matrícula nacional y provincial y así empezaron a trabajar en la regulación de precios, según lo fijado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

Gracias a los créditos otorgados por el Estado provincial, lograron montar las oficinas y comenzar con la construcción del secadero. Hoy, luego de varios años y con la entrega del subsidio, se conforman como una cooperativa prácticamente independiente ya que no contratan servicio de secanza.

“Al inicio acopiábamos la hoja verde y cubríamos, con los créditos, los servicios de secanza en secaderos de terceros. Íbamos guardando la canchada, haciendo un stock e invirtiendo dentro de la cooperativa. Hoy concretamos el sueño de tener un establecimiento completo y el secadero que es el corazón de la cooperativa. Compramos una marca que se llama El Progreso, pero tenemos que finalizar el molino”, finalizó Koch.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas