Alexa

Derecho al Olvido: Diferencias entre EEUU y la Unión Europea

Hay dos posturas contrapuestas entre estas dos potencias, pero no solamente en el Derecho al Olvido, sino que conlleva con la relación de más derechos en juego como ser la libertad de expresión y el acceso a la Información.

Algunos opinan que en la Unión Europea se ejerce o se abre la puerta a una censura previa, mientras que otros piensan que en EEUU que hay demasiada libertad en cuanto a no responsabilizar a los motores de búsqueda.

Creo que debemos tener una postura o una opinión como operadores jurídicos y analizar las distintas posturas que se están hablando hoy sobre este tema. –

Hay que tratar de equilibrar el derecho al olvido en donde hay una realidad que en la era digital no se olvida ni perdona. Porque la información está al orden del día, y yo pienso que hay muy poco interés de parte de la sociedad en realizar prevención “para que no pase y después arrepentirse o ser uno el que lleva el control de que pública y que no”. –

Hay derechos que se encuentran relacionados con el derecho al olvido y es el derecho a la Información y el derecho a la privacidad, son derechos personalísimos que todos tenemos por el solo hecho de pertenecer a una sociedad civilizada y democrática y quiero pensar “libre”. ¿Para ir adentrándonos en este tema tan discutido hoy día por el advenimiento de las tecnologías de la información y comunicación que es el Derecho al olvido? El derecho al olvido o el derecho a ser olvidado es el cual una persona exige eliminar de internet alguna noticia, dato o imagen que por el transcurso del tiempo ha perdido actualidad y sin embargo sigue siendo fácilmente accesible para cualquiera que consulte por el nombre de la persona consultada.

2) Aspectos principales y concretos del tratamiento diferencial entre uno y otro sistema jurídico. Qué diferencias hay en concreto entre EEUU y la Unión Europea.

En el año 2014 la sentencia del Tribunal de Justicia de la unión europea estableció que el buscador digital más importante Google, tenía la calidad de banco de datos y por ello estaba sujeto a la Directiva 95/46/CE de 24 de octubre del año 1995 sobre tratamientos de datos personales y debía acceder a la petición de un particular de dejar de arrojar como resultado de una búsqueda asociada a su nombre una noticia antigua que le perjudicaba.

En Europa se ha aprobado el Reglamento (UE) 2016/679 relativo a las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos y a la libre circulación de estos datos que contiene una expresión expresa del derecho al olvido (art. 17). También en Europa se encuentra el Reglamento de Datos /año 2018 que va poniendo en cabeza de que en la UE se va ir  discutiendo jurídicamente de forma distinta que EEUU .Y no dejemos de mencionar el caso de ”Mario Coteja,” leading case”. Para ir diferenciando y comprendiendo vamos a ver qué nos dice en EEUU :

El origen del derecho al olvido puede remontarse a las primeras décadas del siglo XX cuando la prensa y otros medios de comunicación que en cierta forma van de la mano de la configuración progresiva del “right to privacy” que emerge del sistema jurídico estadounidense pero que se expande rápidamente a otros ordenamientos tanto americanos como europeos. Hay que mencionar para entender  el pensamiento y como se encuentra en la actualidad el sistema en EEUU sobre este derecho al cual se refiere este presente trabajo, es a William Prosser que en 1960 por un artículo publicado por Warren y Brandeis lo cual ante esta publicación identifica cuatro categorías: la intrusión en el ámbito privado de la víctima, la difusión de hechos de sus vida privada, la publicación que coloca a una falsa luz de los ojos del público y la apropiación de las ventajas que provienen del uso de su nombre o apariencia, aquí se sientan las bases al derecho al derecho a la privacidad y a la intimidad. Tampoco hay que olvidarse que EEUU que defendió al derecho al olvido antes de la era digital y este fue el fallo de Melvin VS Reid, otro para mencionar que ese fallo fue a favor de la libertad de expresión es Sidis FR Publishing Corp (1940), Briscon Reader’s Digest Times, Democratv. Graham de 1964. (Jurisprudencia citada).-

Lo que trae aparejado es que el Derecho al Olvido va adoptando una nueva faceta con la aparición de los bancos o servicios de tratamiento de datos personales. No se trata de una nueva noticia se refiere al pasado de esa noticia que se encuentra involucrada una persona y sus derechos, a la mantención de información que fueron incorporadas legalmente hace muchos años pero que gracias a este tipo de bases permanecen de forma accesibles con la relativa facilidad por los usuarios de dichos bancos de datos. El problema se intensifica cuando estas bases de datos utilizan las tecnologías de la informática y aparecen los sistemas de procesamiento o tratamiento de datos personales.

En EE UU hay que basarse en la Ley de Telecomunicaciones, que dan a empresas como Google inmunidad sobre la responsabilidad del contenido en su servicio. Lo que pasa es que, en la Legislación actual en EE.UU, Google no sería responsable. A todo lo que descrito debo mencionar las modificaciones que realizó el Ex presidente Donal Trump y la Sección 230 (Ley de Decencia en las Comunicaciones), que trae reglamentado la responsabilidad de los proveedores de Internet. –

Qué pasa en EEUU con el Derecho al Olvido.  En este país, la amplia interpretación que se hace de la Primera Enmienda a la Constitución –la que consagra la libertad de expresión- dificulta que la Administración o los tribunales permitan que los usuarios exijan a las compañías de internet a que borren contenidos personales. Ya en 2012,académicos de la Universidad George Washington aseguraron que el ‘derecho al olvido’ sería “la mayor amenaza a la libertad de expresión en Internet en la próxima década”. Lo cierto es que, en EE.UU., la Administración ha dado el visto bueno a este argumento y pienso que se lavó las manos en este asunto, dictando recomendaciones sobre cómo gestionar el contenido privado, pero favoreciendo la autorregulación en el sector de los grandes monopolios que manejan el acceso a la información.

En EEUU más específicamente se redactaron unas recomendaciones sobre los conflictos en la resolución de datos en la vida privada por parte de las grandes corporaciones. Las únicas recomendaciones al respecto se referían a situaciones relacionadas con crímenes, como las investigaciones gubernamentales que requieren el acceso a información privada o la pérdida de bases de datos privadas por parte de empresas. Pero en ningún caso se planteaba formular leyes al respecto. Así para resumir EEUU no desarrolla el mismo grado de protección que la que se produce en el Continente Europeo.

Autor: Dra. Claudia Zalesak -Abogada Especialista en Derecho Digital Especializando en Civil y Comercial -Docente de Nivel Medio y Terciario de la Ciudad de Posadas – Cel 3764700832 [email protected]

 

Además...

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas