Alexa

Un productor misionero tuvo un intenso cruce con un dirigente piquetero en televisión nacional por los planes sociales y su impacto en el trabajo formal

Este jueves, el productor misionero Sergio Delapierre tuvo un intercambio con el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni. El productor, quien cuestiona la inexistencia de una “cultura del trabajo” a causa de los planes sociales, salió en el canal A24 durante el programa conducido por Maximiliano Montenegro y se cruzó con el piquetero.

Delapierre, manifestó que los planes sociales otorgados por el Estado nacional crearon “generaciones de jóvenes que no saben lo que es trabajar”. “Con la proliferación de los planes, se hace cada vez más difícil conseguir gente que quiera trabajar de forma registrada”, añadió.

Por su parte Belliboni le respondió contándole sobre lo que sabía de la situación en Misiones. En ese sentido, el dirigente citó a los tareferos y secadores de yerba como ejemplo de personas que reciben sueldos muy por debajo de lo que vale su labor: “Lo que se perdió en este país es la cultura del salario, no la del trabajo. Cada vez se paga menos por el trabajo y se exige que la gente trabaje a destajo”, opinó.

Tal vez te interese leer: “Mucha gente que recibe planes sociales pierde interés por buscar trabajos”, sostuvo Sergio Delapierre ante la falta de mano de obra en las economías regionales

 

Esta situación, de acuerdo con Belliboni, es empeorada por las inalcanzables exigencias puestas por los empleadores del sector. “Si el trabajador no tiene una enorme experiencia y no es una persona con seis manos, junta $50 mil por mes”, argumentó. Este número puede ser aumentado sólo si el trabajador está dispuesto a trabajar más horas de las legalmente requeridas, asistido por sus familiares.

“Hay que pagar salarios en Argentina si los empresarios quieren trabajadores. Es lógico que la gente rechace ser súper explotada en un negocio que se exporta, que le va bien, y que tiene enormes ganancias. Pretenden tener trabajadores regalados”, agregó el dirigente, manifestando que estos sueldos totalizan un monto que es sólo “un poco mayor” al obtenido por los planes sociales, a cambio de situaciones mucho más precarias.

Delapierre contraargumentó llamando a una baja de impuestos para mejorar los salarios. Lamentó el hecho de que un productor reciba $60 mil por una tonelada de hoja verde y, propuso que los agregados impositivos sean mínimos, con tal de que este monto suba, y que el proceso de contratación sea subvencionado, con tal de que contratar sea más fácil. “Si se utilizaran parte de los planes sociales, se podría ayudar a bajar la carga patronal y la gente recibiría un mejor salario de bolsillo”, aseveró.

Ante la propuesta de Delapierre, Belliboni estuvo de acuerdo con el productor en la necesidad de eliminar los subsidios estatales. “Pero los subsidios que reciben los empresarios, como el de combustible y energía, no los de los trabajadores. Lo que tiene que eliminar el Estado son también los bonos, que están liquidando a este país. Claramente no es por ese lado”, indicó. Si las empresas no pueden pagar los sueldos de sus empleados, dijo el miembro de Polo Obrero, entonces no deberían contratarlos.

“No queremos que se les baje el ingreso a los obreros rurales. Lo que queremos es que el Estado permita que las empresas les puedan pagar un mejor sueldo”, le respondió Delapierre, concluyendo el debate.

Productor misionero contra piqueteros 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas