Alexa

Hugo Passalacqua: “Misiones es la única provincia que reúne a los tres poderes para conversar con los chicos, es una lección de alta política”

El vicepresidente de la Cámara de Diputados participó junto al gobernador Oscar Herrera Ahuad y la presidenta del STJ, Rosana Venchiarutti en una nueva edición del programa Jueces en la Escuela en San Vicente. “Nuestros chicos piden ser escuchados y quieren ser protagonistas”, subrayó. Sobre la política nacional dijo sentirse “triste por las tensiones, es momento de bajar un cambio”.

En la casa del Bicentenario de San Vicente, Passalacqua, como representante del Poder Legislativo de la provincia, acompañó al jefe del Ejecutivo, Oscar Herrera Ahuad y a la máxima autoridad del Poder Judicial de Misiones, Rosana Venchiarutti, a una charla con jóvenes de la escuela secundaria.

El programa, denominado “Jueces en la Escuela”, se viene realizando en varias ciudades de la provincia y el objetivo es explicar el funcionamiento de los tres Poderes del Estado en la provincia y desarrollar junto a los magistrados, la temática de violencia y abusos.

“Es una gran iniciativa del Poder Judicial, de la presidenta Rosana Venchiarutti, más la exposición de la persona más importante de esta provincia que es Oscar Herrera, nuestro gobernador que se vino hasta acá”, dijo Passalacqua.

“Pero todo tiene un propósito que es aprender de los chicos y hacer carne esa famosa frase de la cercanía”, agregó.

Para el vicepresidente de la Cámara de Representantes de la provincia, “la cercanía es clave para gobernar. Uno se puede equivocar igual, pero las posibilidades de error, es mucho más corta, mucho más baja si uno está cerca, y ve los problemas y escucha a la gente”.

“Escuchar a nuestra gurisada, a nuestra juventud es clave. Además, que nos vean a los tres representantes de los tres poderes”, destacó el diputado.

Con un look informal, compartiendo escenario con el gobernador y la presidente del Superior Tribunal de Justicia, Passalacqua explicó que “los tres somos personas que nos queremos bien, nos tenemos un gran cariño, pero actuamos en forma independiente. Cada uno tiene sus propias decisiones y no mezclamos lo personal con lo institucional”.

“Que estemos los tres sentados frente a los chicos, es una imagen muy fuerte. No hay ninguna provincia del país que muestre a los tres poderes sentados frente a los chicos, a cara descubierta, contando qué están haciendo”, subrayó Passalacqua.

 

“Esta cercanía con los chicos que están escolarizados, es una lección de alta política”, manifestó Passalacqua.

El diputado provincial, en un alto de su recorrida por la provincia, con visitas permanentes a emprendedores y trabajadores del sector productivo, aseguró que los jóvenes, “piden ser escuchados y ser protagonistas”.

“Cuando yo iba a la secundaria en Oberá, en el centro de estudiantes, uno quería protagonizar, que la realidad cercana a los tuyos se modifique, que tu compañero que está mal, esté mejor y así se comienza a construir un tejido social mucho más solidario”, indicó.

“Si no es muy difícil, no pasa por hacer decretos, leyes, la sociedad va a ser más feliz ´per se´. Tiene que haber un espíritu colaborativo dentro de la sociedad y los poderes deben dar ese ejemplo convivencial, incluyendo oficialismo y oposición. Diciéndose las cosas, pero con respeto”, aclaró.

Enseguida diferenció a la provincia de Misiones con la realidad a nivel nacional. “A veces uno observa en la TV en Buenos Aires, como se ladran, se dicen cosas tremendas y hay cosas que en Misiones no ocurren ni va a ocurrir. La oposición marca sus diferencias porque debe hacerlo y nosotros contestamos en forma respetuosa”.

“Nunca en la gritería, eso no es constructivo. Y los chicos quieren ser escuchados, que se les cuente las cosas que estamos haciendo”, remarcó.

“Yo le tengo una fe ciega al pueblo misionero por sus ganas de trabajar y de progresar y con una cuota de rebeldía, que siempre es sana”, resaltó.

En un breve contacto con la prensa, Passalacqua dio su opinión “como ciudadano”, sobre los vaivenes de la política nacional y el rumbo poco claro que se nota desde Casas Rosada.

“Lo veo mal, lo veo horrible. Y lo digo como ciudadano. Me parece que no están dando un gran ejemplo, tanto oficialismo como oposición nacional. No están dando un gran ejemplo a la sociedad de construir un país en un mundo que está en guerra”, opinó.

Sugirió “bajar un cambio y si hay diferencias, hay que decirse más tranquilamente. El tono tiene que ser constructivo. La gente ya tiene problemas y si encima la tensionas más, ese es el espectáculo lamentable que se da a nivel nacional”.

“Estoy triste, me parece que esa no es la salida es como dicen los chicos slow down (calmarse)”, sentenció.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas