Alexa

En medio de la crisis cambiaria, la ministra Silvina Batakis se reunió con la directora del FMI Kristalina Georgieva en Estados Unidos

La ministra de Economía mantuvo más temprano un encuentro con David Lipton, funcionario clave del Tesoro de los Estados Unidos. Batakis tiene una agenda cargada con el FMI, el Banco Mundial, el BID, inversores de Wall Street y ejecutivos

La ministra de Economía Silvina Batakis inició este lunes su agenda de actividades en Washington con con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva y otra con algunos de los funcionarios más importantes del Tesoro.

En su primera escala, por la mañana, la funcionaria tuvo un primer encuentro en el Tesoro norteamericano. En esa mesa estuvieron David Lipton, ex director gerente adjunto del FMI en los años de negociación del Stand By firmado en 2018, y otros como Michael Kaplan y Andy Baukol, dos funcionarios que siguen de cerca la agenda internacional del Tesoro norteamericano y con vínculos con el directorio del Fondo M

La reunión comenzó cerca del mediodía (hora Argentina), en el 1500 de la avenida Pensilvania, a metros de la Casa Blanca, con la presencia de Batakis, la viceministra Karina Angeletti y el embajador argentino en Estados Unidos Jorge Argüello.

Tal vez le interese leer: Silvina Batakis anticipó para la economía argentina un “agosto crítico”

Tras esta primera parada, Batakis se dirigió a la sede del FMI para la reunión con Kristalina Georgieva y con el director del Departamento del Hemisferio Occidental Ilan Goldfajn. Sigue hasta cerca de las 18 hora argentina con un almuerzo en la sede de esa institución, en la calle 19 de la capital estadounidense, en el que estarán Goldfajn, Luis Cubeddu y Julie Kozack, que se extenderá hasta cerca de las 18 hora argentina. Ese primer día de misión oficial tiene en la hoja de ruta luego un encuentro con dos funcionarios del Banco Mundial: Axel van Trotsenburg, director gerente de operaciones, y con Jordan Schwartz, director del organismo para Argentina, Paraguay y Uruguay.

Tanto con el Banco Mundial como con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Batakis tendrá en agenda la cuestión de los desembolsos de organismos internacionales. Se trata de un elemento decisivo incluido en el acuerdo con el FMI como parte de las posibilidades del Banco Central de acumular reservas a lo largo del año. Según explican en el Gobierno argentino, parte de esos envíos de las entidades bilaterales está demorado.

La agenda de la jefa del Palacio de Hacienda fue organizada de urgencia por el embajador Argüello, tras la suspensión de la visita del presidente Alberto Fernández. “Nos esperan dos jornadas de intenso trabajo con las autoridades de EEUU, organismos multilaterales de crédito, empresas EEUU que trabajan en nuestro país, analistas e inversores”, dijo el diplomático este domingo tras la llegada de Batakis a la capital norteamericana.

Tanto Lipton como Kaplan y Baukol son los asesores de Yellen encargados de cuestiones internacionales. Un histórico de los organismos internacionales de crédito, Lipton tuvo un perfil alto durante los años de negociación e implementación del préstamo Stand By que firmaron el gobierno de Mauricio Macri con el FMI. Considerado un “halcón” en términos de ortodoxia fiscal, fue el segundo funcionario en importancia del Fondo Monetario por debajo de Christine Lagarde.

Lipton conoce bien la Argentina desde hace décadas. A mediados de la década del 80 fue uno de los funcionarios del FMI que asistió al Gobierno de Raúl Alfonsín para poner en marcha un plan de ajuste fiscal que se terminaría concretando con el Plan Austral. Años más tarde Lipton se desempeñó como subsecretario del Tesoro norteamericano durante la presidencia de Bill Clinton, años en los que tuvo que negociar un apoyo decisivo a la Argentina en tiempos de la crisis por el efecto Tequila.

También miembro de los equipos de Barack Obama, durante el mandato de Donald Trump se convirtió en el número dos del FMI y se mantuvo cerca de la negociación argentina. La Casa Rosada terminó por acordar el préstamo más grande de la historia de esa institución y Lipton formó parte de las voces que exigían “mano dura” a los funcionarios del equipo económico macrista. Un contrapunto especial tuvo lugar con el entonces presidente del Banco Central Luis Caputo, que pedía margen de acción para intervenir en el mercado cambiario, una opción que rechazaba Lipton de plano.

Lipton tuvo que dejar el FMI pocos meses después del fracaso del Stand By de 2018 y el anuncio de una reestructuración que hizo el recién llegado Alberto Fernández. El organismo le reconoció en ese momento a Lipton su aporte en temas de “estrategia, desarrollo de políticas, supervisión multilateral y por país y el programa de préstamos del ente multilateral”. Además, señaló que Lipton fue uno de los autores del sistema de “Alerta temprana” del Fondo y el “Marco de Evaluación del Balance Externo”.

Lagarde y Lipton fueron solo algunos de los funcionarios ligados al préstamo récord del FMI que tuvo que abandonar la institución. También lo hicieron el director del Departamento del Hemisferio Occidental Alejandro Werner y el jefe de la misión argentina Roberto Cardarelli. En su lugar quedaron Ilan Goldfajn (otro halcón en la discusión con Martín Guzmán) y Luis Cubbedu. Julie Kozack, segunda de Goldfajn, también tuvo un lugar clave a lo largo de la negociación con Guzmán, pero ya luego de la primera recalibración que tuvo ese programa, el FMI anunció que dejará su lugar desde septiembre.

Lipton comenzó su carrera como joven economista del Fondo y luego, entre 1992 y 1999, trabajó junto al famoso economista Jeffrey Sachs en tareas de consultoría para las transiciones al capitalismo de Rusia, Polonia y Eslovenia. En 1985, durante el plan Austral, visitó Buenos Aires como joven economista del FMI y en 1995, durante el plan de Convertibilidad, reiteró su visita, ya como subsecretario del Tesoro que entonces encabezaba Robert Rubin.

(Fuente: Infobae)

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas