Alexa

Inflación y múltiples tipos de cambio: las empresas se apoyan en análisis del tipo What-if para planificar en un contexto incierto

Si bien muchas industrias arman presupuestos para periodos de 1, 3 o 5 años, cada vez son más las que apuestan a planificar con técnicas de rolling forecast cada 2 o 3 meses apoyadas en el análisis What-if, que permite simular resultados en escenarios cambiantes. 

El análisis What-If es una técnica de evaluación de riesgos capaz de identificar situaciones que puedan provocar percances que impacten de manera negativa o positiva dentro de una empresa y aporta escenarios de solución para cada uno. El COVID-19 dejó en evidencia las debilidades y carencias económicas y sociales de muchas organizaciones del mundo y América Latina, que hoy aún buscan adaptar su presupuesto al contexto actual y a las proyecciones futuras bajo cierta incertidumbre. 

En Argentina, por su parte, planificar las finanzas no es igual al proceso que se sigue en otros países: dado el entorno, se requiere contar con soluciones que permitan simular variaciones como el tipo de cambio y la inflación. Hay muchas otras condiciones internas o externas al negocio que se deben tener en cuenta: crisis económicas, tipos de cambio múltiples, diferentes estrategias de negocio y costos o gastos particulares en cada escenario planteado.

“Diferentes escenarios de ventas pueden generar modificaciones en los costos y en los gastos. Cierta rentabilidad del negocio permitirá luego derivar en aumento de salarios, nuevos proyectos, o infinidad de decisiones. Todo es una cadena, por ende, se debe tener agilidad para trabajarlas con escenarios de análisis What-if, que implica entender los posibles futuros sin sesgos, identificando lo que podría pasar y describiendo el resultado de manera convincente” comenta Juan Pablo Baldoni, CEO de Plika. 

Aunque muchas empresas siguen utilizando Excel en su totalidad, hasta que se vuelve una “bola de nieve” difícil de gestionar, muchas otras compañías, sobre todo las Startups, prefieren ordenar sus finanzas y sus proyecciones con FP&A.

En algunos casos, las empresas más grandes enfocan el uso del Financial Planning hacia una necesidad de descentralizar el presupuesto de la empresa entre varios actores de forma más rápida y colaborativa. En empresas de menor tamaño, la necesidad pesa más hacia el lado del análisis y la proyección de la rentabilidad del negocio.

“Entendemos que para dar este gran paso al cambio y tomar una decisión necesitamos contar con más de una alternativa, por eso el uso del análisis What-if permite refinar estas opciones, hasta quedarse con 2, 3, 4 o las necesarias que se adapten al negocio, brinden soluciones efectivas y minimicen los riesgos” finalizan desde Plika.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas