Alexa

La OMS advierte que se les niega asistencia médica a millones de refugiados o migrantes y asegura que se trata de una violación a los derechos humanos

(Reuters) - La Organización Mundial de la Salud afirmó que a millones de migrantes y refugiados se les niega una atención de salud adecuada, lo que significa una violación de derechos humanos y que deben ser incluidos en los sistemas sanitarios de los países de acogida como un derecho humano.

En su primer intento de revisar las implicaciones de la migración en la política sanitaria mundial, la OMS pidió una acción urgente para apoyar a las poblaciones vulnerables que cruzan las fronteras y que de manera constante denuncian que sufren la violación de derechos humanos.

«La salud no empieza ni termina en la frontera de un país. Por lo tanto, la situación migratoria no debe ser un factor discriminatorio, sino un motor político sobre el que construir y reforzar la asistencia sanitaria», declaró Santino Severoni, director de Salud y Migración de la OMS, en un comunicado.

Las enfermedades, el hambre, el cambio climático y la guerra están impulsando los desplazamientos masivos de personas, y el conflicto en Ucrania ha contribuido a que el total de desplazados supere los 100 millones por primera vez en la historia. Esto está poniendo a prueba los sistemas de salud en países ya golpeados por la pandemia de COVID-19.

Tal vez te interese leer: En la 75 Asamblea de la OMS, Vizzotti convocó a relanzar una agenda sanitaria global basada en la integración, la solidaridad y la empatía

«Sin embargo, todavía no se conoce el alcance total del impacto de estos trastornos porque los refugiados y los migrantes no son totalmente visibles en los datos disponibles, una grave laguna que hay que subsanar», dijo Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS, en el prólogo del artículo.

Los refugiados y los migrantes tienen necesidades sanitarias que pueden diferir de las de las poblaciones de acogida. Por ejemplo, algunos han experimentado altos niveles de inseguridad alimentaria y se han visto obligados a saltarse comidas o pedir dinero prestado para comer.

Los campos de refugiados superpoblados han exacerbado la transmisión de enfermedades contagiosas, como la tuberculosis, y las pruebas sugieren que el estrés de adaptarse a un nuevo entorno, el desempleo o el trauma pueden aumentar el abuso de sustancias, añade el artículo.

El reporte también destaca cómo millones de trabajadores migrantes estaban empleados en trabajos peligrosos, lo que los exponía a un mayor riesgo de lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo.

Leer también:

violación de derechos humanos

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas