Alexa

“Su vida sigue en riesgo y no podrá recuperar la movilidad”, dijo la madre del cabo Michael Verón, el joven lesionado en una fiesta del Ejército

Michel Natanael Verón, de 26 años, sufrió el desplazamiento de dos vértebras tras participar de un almuerzo en el Club de Suboficiales del Ejército en Apóstoles, Misiones, donde se realizó un bautismo a los cinco egresados que se iban a incorporar al Regimiento de Monte 30.

El cabo Michael Verón  está internado desde el sábado en el Sanatorio Boratti de Posadas y su estado de salud sigue en estado crítico.

También se dio a conocer que apartaron a toda la cúpula del Regimiento de Infantería de Monte 30 de Apóstoles que participaron en la trágica celebración. Según expuso el Comandante de Brigada Monte XII, Sergio Jurczyszyn, serían más de 70 personas perteneciente a la unidad del Ejército en Apóstoles que estarían implicadas. De esa cantidad, alrededor de 15 militares serían implicados directos en el hecho.

Mónica Rosalino, mamá del cabo Verón de 26 años, dio a conocer el último parte médico y dijo que el estado de la salud de su hijo,  sigue en riesgo. “Está evolucionando bien de su operación, hoy tiene programada otra cirugía, pero su vida sigue en riesgo y sigue en terapia, estamos orando para que se recupere”.

Tal vez te interese leer: Apóstoles | Para el ministro de Defensa “no van más” los bautismos en el Ejército: “Actuaremos con dureza y firmeza”

Asimismo, contó que los médicos indicaron que no tiene probabilidad de recuperar la movilidad por la lesión de la columna. “Él tenía dañada dos vértebras, le operaron y le sacaron una porque estaba en muy mal estado.  La otra le pudieron acomodar en la columna, pero se tuvo que sacar un pedacito de una vértebra de la garganta y de la pelvis para completar el hueso. Ahora necesita otra operación, está respondiendo bien a los medicamentos, esta consciente y sin respirador, pero no tiene probabilidad de recuperar su movilidad”.

Todavía los familiares no saben si lo tiraron, si lo obligaron o qué fue lo que pasó ese día en el festejo del ascenso. Según la madre previo al festejo le hablaron y luego de ello, lo único que recuerda es que le tiraron a la pileta, pero “eso tiene que declarar él cuándo esté mejor. Hay una investigación de por medio para averiguar exactamente lo que pasó”.

Por otro lado, destacó que desde el ejército los acompañan en el sanatorio a disposición de lo que necesiten. “El comandante hizo la denuncia federal y está muy indignado con lo sucedido, ya que casi sufrieron otra víctima en la familia del ejército y esto no puede seguir pasando. Él está apoyándonos con contención, con médicos y con lo que necesitemos acá”.

cabo Michael Verón

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas