Alexa

Reflexión del Pastor Guillermo Decena: “La fe en la segunda venida de Cristo”

En su mensaje el Pastor Guillermo Decena destacó que "sólo la fe nos inspirará a seguir a pesar de las dificultades, los obstáculos y las batallas. Es una fe que debemos ejercitar cada día, de modo que vivamos la práctica continua de la confianza en el Señor y sus promesas".

La parábola de la viuda persistente: Jesús les contó a sus discípulos una parábola para mostrarles que debían orar siempre, sin desanimarse (Lucas 18:1-8 NVI).

El propósito de esta parábola era enseñar a sus discípulos la necesidad de orar siempre y no desmayar. El juez malo le hizo justicia a la viuda por su insistencia ¿Cuánto más Dios hará justicia a los que insisten ante él porque tienen fe y claman de día y de noche?

Es impactante ver la fe de la viuda con persistencia, golpeando la puerta del juez malo, teniendo confianza que algo podía cambiar para su bien. Pero también nos da una lección sobre la fe de los hijos de Dios en los últimos momentos de la historia.

La injusticia es una de las características de nuestro mundo, y por eso la esperanza del creyente está en la oración, para que Dios intervenga, y también está en el retorno glorioso de Jesucristo, donde hará justicia “total”.

Esta parábola nuclea las dos dimensiones en forma perfecta: la dimensión terrenal y celestial, Dios nos quiere hacer justicia aquí en la tierra y en el cielo.

Sólo la fe nos inspirará a seguir a pesar de las dificultades, los obstáculos y las batallas. Es una fe que debemos ejercitar cada día, de modo que vivamos la práctica continua de la confianza en el Señor y sus promesas.

La incredulidad es otra de las notas que describe nuestro mundo. Pero cuando Cristo vuelva, es posible que la fe esté en su nivel más bajo. La iglesia del Señor, por esto, nunca se debe enfriar en la oración de día y de noche. Declaremos, con la ayuda de Dios, que siempre estaremos encendidos en clamor y oración.

«Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma» (Hebreos 10:39 RVR).

El Pastor Guillermo Decena explicó que «en la segunda venida, Jesús intervendrá drásticamente en la historia y demostrará que Dios está en control de todas las cosas, de todas las circunstancias y de todas las personas. La segunda venida se refiere al evento donde Jesucristo regresa a la tierra a derrotar al mal y establecer Su reino de justicia y paz».

I) La segunda venida de Jesús diferirá enormemente de la primera

El regreso de Jesucristo para juzgar a todas las personas en la faz de la tierra lo enseña el Antiguo y el Nuevo Testamento. Una clara predicción de la segunda venida de Jesús se puede encontrar en «Y he aquí, con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, y vino hasta el Anciano de días, y fue presentado delante de él» (Daniel 7:13 RVR).

Jesús cita este versículo aplicándolo a sí mismo mientras está de pie ante el sumo sacerdote durante su juicio: «-Tú lo has dicho –respondió Jesús–. Pero yo les digo a todos: De ahora en adelante verán ustedes al Hijo del hombre sentado a la derecha del Todopoderoso, y bajando en las nubes del cielo» (Mateo: 26:64 RVR).

Las dos venidas de Jesús han sido profetizadas y las dos no fueron precisadas en el tiempo, sino que Dios ha reservado el día y la hora. Pues la cronología del tiempo es puramente terrenal. Las fechas exactas están en el corazón de Dios y siempre serán un misterio para nosotros. Ahora bien veamos las diferencias:

En su primera venida, Jesucristo vino a la tierra naciendo en un pesebre de Belén, tal como fue profetizado. Jesús cumplió muchas de las profecías del Mesías durante su nacimiento, vida, ministerio, muerte, y resurrección.

Sin embargo, hay algunas profecías respecto al Mesías, que Jesús aún no ha cumplido. La segunda venida de Jesucristo será el retorno de Cristo para cumplir las profecías restantes. Jesús fue el siervo sufriente y vino a entregar su vida por los pecadores.

– En Su segunda venida, Jesús vendrá como el Rey de gloria, a reinar eternamente como conquistador. En la Segunda Venida, Jesús vendrá en las nubes con poder y gran gloria y al sonido de la trompeta (Mateo 24:30, 31) y Él será visible para todos los ojos (Apocalipsis 1: 7).

Tanto Jesús como Juan mencionan que todas las tribus de la tierra llorarán o lamentarán (Apocalipsis 1: 7 y Mateo 24:30) y la mayoría de los eruditos interpretan que este dolor se debe al juicio y no a la tristeza que conduce a la salvación. Esto hace que la venida de Jesús sea un asunto muy serio.

II) La importancia de la segunda venida

«Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es» (Juan 3:2-3 RVR).

Cuando meditamos en el tema de que Cristo vendrá a la tierra otra vez, hay un poder del Espíritu Santo que se desata sobre nosotros, santificándonos.

La segunda venida de Cristo es importante porque claramente es lo que enseña la Biblia. Jesús mismo lo prometió y habló que al tercer día resucitaría, debemos tomar en cuenta entonces lo que profetizó acerca de su segunda venida, ¿Cómo no confiar todo lo que enseñó? Todo lo que dijo se cumplió.

La segunda venida de Cristo es nuestra esperanza y confianza de que Dios está en control de todas las cosas y es fiel a su Palabra y sus promesas.

«…aguardando la esperanza bienaventurada – la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo» (Tito 2:13 RVR).

Dice: «De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones. Y Él regirá con vara de hierro. Y Él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores»(Apocalipsis: 19:15-16 RVR).

III) Anímense unos a otros con la segunda venida de Cristo

Pablo escribió a una iglesia, para que los creyentes se animasen unos a otros con la segunda venida de Cristo: «El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero» (1Tesalonisenses 4:16-18 RVR). Pablo enseña acerca del regreso de Cristo. «El momento del regreso de Cristo será absolutamente glorioso para aquellos que han puesto su esperanza en él – finalmente Él será visto por lo que realmente es por todas las personas, se hará justicia y todos los hombres y mujeres que creen en él estarán con él por toda la eternidad, sin estorbos por el pecado, la enfermedad o la muerte»

(2 Tesalonisenses 2:1-2 RVR).

Aunque nadie conoce el momento del regreso de Jesús sino solo el Padre (Mateo 24:36), y aunque ese momento llegará de repente (Mateo 24:44), Jesús sí enseñó acerca de los signos del fin de la era: falsos cristos, guerras, hambres, terremotos, anarquía y disminución del amor.

Al mismo tiempo, Jesús enseña que el Evangelio será proclamado a todas las naciones, y entonces vendrá el fin (Mateo 24: 5-13). Antes del regreso de Cristo, el sol y la luna se oscurecerán y las estrellas caerán del cielo (Mateo 24:29). ¡Las grandes obras de la creación de Dios se derrumbarán y encogerán en la gloriosa luz del regreso de Cristo!

IV) Proclamando el Evangelio

El hecho de que nadie sabe acerca de la hora debe inspirar a cada hijo de Dios tanto a la vigilancia como a la proclamación del Evangelio. Deberíamos estar listos en cualquier momento para recibir a Cristo y al mismo tiempo darnos cuenta de que especular sobre la hora de que su regreso es infructuoso, liberándonos así por completo de abandonarnos a vivir la vida en esta tierra que Dios tiene para nosotros.

La segunda venida de Cristo, es una de las verdades más poderosas, tal es así que espíritus engañadores han trabajado por muchos años tratando de engañar con la fecha, y lo han logrado, de tal manera que muchos maestros de la Biblia han hecho predicciones acerca de cuándo ocurrirá el rapto y la segunda venida. Todos se han equivocado. La astucia está dirigida a desanimar la fe de muchos, de manera que se enfríen espiritualmente.

La Biblia declara: «Pero el día y la hora nadie sabe, ni aún los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre» (Mateo 24:36).

Dios dijo y como siempre, Él cumplirá a su tiempo. «Pero no olviden, queridos hermanos, que para el Señor un día es como mil años, y mil años como un día…» (2Pedro 3:8-13 NVI).

Que Dios te bendiga, te guarde de todo mal y tengas una semana de completa victoria!

 

Pastor Guillermo Decena

Centro Familiar Cristiano Eldorado

Además...

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas