Alexa

Disturbios en Uzbekistán dejaron varios muertos y heridos entre civiles y fuerzas del orden

 (Reuters) – El presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev, dijo el domingo que hay víctimas civiles y entre los agentes del orden tras unas violentas protestas en el país, y un político de la oposición en el exilio dijo que al menos cinco personas habían muerto.

Un responsable del Gobierno local declaró a un sitio web de noticias uzbeko que miles de personas habían sido hospitalizadas.

En una comunicado publicado en internet, Mirziyoyev dijo que los alborotadores habían llevado a cabo «acciones destructivas» en la ciudad de Nukus, capital de la región noroccidental de Karakalpakstan, lanzando piedras, provocando incendios y atacando a la policía.

Tal vez quieras leer también:  Rusia denuncia ataque ucraniano en la ciudad fronteriza de Belgorod

«Desgraciadamente hay víctimas entre los civiles y los agentes del orden», sostuvo el comunicado, que no especificó el número ni la naturaleza de las víctimas.

Sultanbek Ziyayev, jefe del Ministerio de Sanidad de la República de Karakalpakstán, declaró al sitio web de noticias Daryo.uz que los hospitales de Nukus estaban llenos de pacientes que habían resultado heridos cuando manifestantes enfrentaron a las fuerzas de seguridad. «Miles de heridos han sido hospitalizados y están siendo tratados», sostuvo.

Las fotografías de Nukus publicadas el domingo por otro sitio web de noticias, Kun.uz, mostraban barricadas en las calles, camiones quemados y una fuerte presencia militar que incluía vehículos blindados.

Videos publicados en redes sociales mostraban al menos a dos personas gravemente heridas que eran transportadas por los brazos y las piernas. Una sangraba por el abdomen.

Otro video mostraba a un joven agachado junto a un cuerpo aparentemente sin vida en la calle, gritando «un hombre está muriendo» y luego corriendo para ponerse a cubierto mientras se oían disparos. Reuters no pudo verificar inmediatamente la autenticidad de los videos.

Pulat Ahunov, un político de la oposición en el exilio, dijo a Reuters que, según los contactos con fuentes locales y las pruebas de vídeo, al menos cinco personas habían muerto. Agregó que había reportes no confirmados de docenas de muertos más.

Uzbekisán es una antigua república soviética fuertemente controlada, donde el Gobierno reprime con dureza cualquier forma de disidencia. Se trata del segundo brote de disturbios en Asia Central este año, después de que Kazajistán aplastara protestas masivas en enero y Rusia y otras ex repúblicas soviéticas enviaran soldados para ayudar a restablecer el orden.

Las protestas en Uzbekistán fueron provocadas por los cambios constitucionales previstos que habrían despojado a Karakalpakstán de su estatus de autonomía. En un giro inesperado, el presidente abandonó esos planes el sábado.

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas