Alexa
Array

Sin subsidios, un neurólogo, su esposa y sus hijos abrieron Paradiso, su propio teatro y el más grande de La Pampa

La historia de la familia que logró cumplir el sueño del teatro propio: la sala con mayor cantidad de butacas de la ciudad de Santa Rosa, que se inaugurará el 23 de agosto con Drácula

En esa ciudad de vientos cruzados, cerca del aeropuerto, se está levanta el teatro Paradiso, un emprendimiento familiar. La novedad es que, luego de una larga espera, ya cuenta con su esperada habilitación para poder levantar su telón y, como yapa no menor, tiene título para su inauguración de agosto: será con Drácula, ese fenómeno teatral de Pepe Cibrián y Ángel Mahler.

Detrás de este gran teatro pampeano está el matrimonio compuesto por el neurólogo Miguel Ángel Martín y la psicopedagoga María Inés Di Menza y sus hijos Ana Lucía, Lucas y Tomás.

Como esta familia parece haber decido soñar en grande, el nuevo teatro tendrá mil localidades. Lo cual, en tren de trazar comparaciones, posee más butacas que el Politeama y, para el mapa de la ciudad, será la sala más grande de Santa Rosa. Todo el costo de inversión fue asumido por esta familia sin contar con subsidios estatales.

El doctor devenido en gestor y productor teatral contaba que compró un enorme terreno ubicado cerca del aeropuerto local con la idea de instalar allí un teatro. El metejón, el sueño, la ilusión nació hace ya más de diez años. “Empezó como una idea que no parecía muy viable, pero que se fue materializando”, comentaba su hija Lucía en junio de hace dos años, cuando la sala ya tenía instaladas sus butacas rojas.

Miguel Ángel Martín las adquirió en Río Cuarto. Esas mil butacas habían pertenecido a un cine. Desde hace un tiempo, observan en silencio un escenario de 200 metros cuadrados de 19 metros de ancho y 12 de fondo. El telón ya está instalado, falta la cartelería de la fachada. Y falta, claro, el público.

El Teatro Paradiso está listo para abrir sus puertas y levantar el telón

Paso a paso

“Fuimos haciendo cosas en la sala, pero nos faltaba la habilitación. Todo fue muy lento. Recién hace unos días conseguimos tener los papeles en regla, Siempre habíamos dicho que lo íbamos a inaugurar cuando pudiéramos y no cuando quisiéramos. Indudablemente fue así”, apunta el neurólogo después de haber atendido a pacientes en la clínica que está cerca de su casa.

Vale aclarar que ni el médico ni la psicopedagoga tienen experiencia teatral. A lo sumo, habían hecho teatro en el colegio de un pueblo pampeano. Con alguna de esas obras hasta llegaron a hacer funciones en Santa Rosa. Ya más grandes, dejaron la ciudad para estudiar en la UBA.

Instalados en Buenos Aires, se las ingeniaban siempre para ir a ver algún espectáculo en el Teatro San Martín y recorrer las librerías de la avenida Corrientes. De vuelta a Santa Rosa, hace algo más de diez años fue tomando forma la idea de tener un teatro.

En uno de los viajes a Buenos Aires tomaron contacto con Tomás y Carlos Rottemberg, productores y dueños de varias salas. En esos encuentros el proyecto fue adquiriendo nuevos impulsos, afilando su ruta. Claro que debieron atravesar el tiempo pandémico con todas las salas teatrales cerradas y pronósticos más que reservados. El costo de inversión total ya ni saben cuál es. Dicen haber pedido la cuenta.

 

El más grande de Santa Rosa

Para tener idea de la implicancia de este nuevo espacio en la ciudad pampeana, las mil butacas del nuevo teatro lo convertirán en el espacio con mayor capacidad de espectadores para propuestas de teatro y música. Duplica y más la cantidad de público que entra en el Teatro Español, la sala histórica de la ciudad que cuenta con unas 400 localidades.

En el mapa teatral de la ciudad, el año pasado hubo otro buena nueva: en el marco de la Fiesta Nacional de Teatro se inauguró la bella sala alternativa TKQ, ubicada en una centenaria

El 23 agosto la ciudad sumará un nuevo teatro, el Paradiso, que se abrirá con Drácula, la icónica obra de Pepe Cibrián y Ángel Mahler que sigue rompiendo récord de público en donde se presente. A la larga trayectoria de este montaje que es todo un fenómeno de audiencias sumará el hito de abrir un teatro antes de realizar su despedida (¿final?) en el Movistar Arena, prevista para octubre.

 

Cinema Paradiso

De jóvenes, Miguel Ángel Martín y María Inés Di Menza vieron Cinema Paradiso, aquella emblemática película del italiano Giuseppe Tornatore. A la pareja de pampeanos los marcó de tal forma aquel film que decidieron llamar a su teatro Paradiso.

“Durante este largo proceso hemos aprendido mucho. Nos rodeamos de gente de otra generación, nuestros hijos, nuestros sobrinos y eso hizo que nosotros nos renováramos. Serán ellos los que decidan qué hacer con el teatro, qué programar después de Drácula. Nosotros acompañaremos, como en todo este tiempo nos acompañó Carlos Rottemberg desde aquella primera charla”, cuentan ambos.

Fue el experimentado productor que preside la entidad que nuclea a las salas comerciales del país quien tendió redes para que la mega producción de Cibrián/Mahler tenga su parada en Santa Rosa en medio de su gira nacional.

“Abrir la sala con esa obra es un sueño, nunca pasó por La Pampa una montaje de este tipo. Yo estoy segura que se va a lucir porque el escenario es muy grande”, apunta María Inés Di Menza, quien le hace el chiste a su marido de haber dejado el estetoscopio por la lapicera de productor teatral.

“Me queda claro que el teatro le sigue gustando a la gente, que la presencialidad tiene futuro”, diagnostica el nuevo productor teatral pampeano que ingresará a la mesa de gestores y dueños de salas de todo el país. El 23 de agosto, el teatro Paradiso levantará, por fin, su telón.

Seguramente, esa noche estará presente buena parte de las llamadas fuerzas vivas de la capital provincial. También prometió su asistencia Carlos Rottemberg, el que ayudó con sus conejos a que este sueño generado por una familia no vinculada con el mundo del espectáculo se haga realidad. Las mil butacas de aquel viejo cine de Río Cuarto volverán a estar ocupadas. Será una noche de festejos y aplausos en la capital pampeana.

Fuente: La Nación

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas