Alexa

Un patrimonio arquitectónico de Posadas se convertirá en un hotel de 13 pisos que respetará la fachada original

Con la puesta en valor de la fachada de un símbolo del siglo pasado en Posadas, el empresario Mauro Falco reveló que hay un acuerdo con la Municipalidad. El antiguo Hotel Residencial, un símbolo del patrimonio arquitectónico, fue construido en 1933 por Victoriano Mutinelli y Angelo Mazzanti. Ahora se erigirán 4 niveles de cocheras y los 13 pisos de habitaciones.

Ante la controversia alrededor de la piqueta que barrió con parte del edificio, Mauro aclaró que “hubo al principio una demolición que no fue nuestra”, en referencia a su empresa que dirige con su hermano Gabriel. El sitio está bajo el escrutinio público pues se ubica a unos 200 metros de la Casa de Gobierno.

Hotel Residencial en Posadas

La fachada ya tenía una intervención realizada por dueños de un local anterior, además debieron avanzar en la negociación por la compra del viejo hotel emblemático con la sucesión de una familia de 9 hermanos.

El frente que ha quedado como una reliquia del Posadas de ayer y de siempre, recibirá en estos días un revestimiento con piedra París e igualmente una vereda nueva. “Yo estoy para construir y más que un negocio, tenemos esa visión de lo cultural y patrimonial”, señaló Mauro.

En el espacio posterior de este edificio ubicado en Félix de Azara 1960, a un centenar de metros de la Casa de Gobierno, se elevará un hotel de 12 pisos, con 4 niveles de cocheras. El proyecto se ralentizará ahora, debido a la situación económica en grave crisis, señalan los Falco.

Mauro Falco, quien dirige la empresa SODO S.R.L. junto a su hermano Gabriel, reveló a este cronista que “hay acuerdo con la Municipalidad para que el frente quede totalmente reparado y brille como en los mejores tiempos”. Destacaron la atención del intendente Leonardo Stelatto y de las direcciones de Obras Privadas y de Patrimonio.

Hotel Residencial en Posadas

En el espacio detrás de la fachada, y antes del hall de entrada al hotel tipo “boutique”, funcionará un bar que aspira a ser un cálido y moderno lugar de encuentro en el centro posadeño. “Nosotros, la verdad que tuvimos mucho apoyo de la Muni para llevar a cabo esto. No es que tuvimos impedimentos de ellos, al contrario”.

En cuanto a la controvertida demolición, Falco explicó que al hacerse cargo del local el sitio ya había sido demolido. Agregó que el frente del Hotel Residencial tuvo que ser reforzado, pues las paredes se asentaban sobre ladrillos pegados con barro. Donde un comercio abrió un hueco grande con una reja de enrollar, se restableció el equilibrio de una ventana simétrica, con su balcón y balaustrada elegante.

“Lo que tenemos pensado con la Municipalidad, en labor conjunta con el (arquitecto Diego) Bonne, de Obras Privadas, es cumplir el plan acordado. Imaginate que los ladrillos estaban pegados con barro y tuvimos que apuntalar y empalizar todo, sobre todo las medianeras”, agregó Falco.

El empresario dijo que “en la segunda etapa se limpiarán restos de la demolición. Lo realmente genuino eran los primeros 8 a 10 metros. Las demás fueron del tipo chorizo con habitaciones hechas con el tiempo. Era un hotel que lo regenteaba una familia y había dos viejitas, muy viejitas, que iban a agregando piezas. No eran propietarios del lugar”.

Los hermanos Falco son descendientes –por parte de su mamá- de don Miguel Husulak, un pionero con una importante propiedad en la rotonda de Avenida Uruguay y con participación comunitaria como la Cooperativa del Parque Adam, que llegó a presidir.

Aunque algunas aberturas originales se reutilizarán en el ambiente histórico del bar en planta baja, no existían vitrales ni otros materiales de una calidad que obligue a conservarlos. La información brindada por Mauro Falco aclaró la controversia acerca de una demolición que no fue responsabilidad de su empresa.

Mirá los detalles del proyecto: 

Hotel Residencial en Posadas

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas