Alexa

“Hay empleados municipales que prefieren renunciar para no perder los planes sociales”, señaló un intendente correntino

Augusto Suaid, jefe comunal de Santo Tomé, sostuvo que los trabajadores no quieren ser bancarizados para no quedarse sin los beneficios sociales. “Hemos mejorado muchísimos los sueldos”, aseguró.


El intendente de la ciudad correntina de Santo Tomé, Augusto Suaid, afirmó que hay empleados municipales que prefieren renunciar a ser blanqueados en su trabajo porque no quieren perder los planes sociales.

“Desde que asumimos, hemos mejorado los sueldos, pero lamentablemente mucha gente no está de acuerdo con nuestra gestión y busca una excusa para irse. No les gusta que los bancaricen para no perder los beneficios sociales y deciden renunciar”, afirmó.

El jefe comunal reconoció que el sector privado “paga mejores salarios” pero ratificó que desde su asunción el año pasado han “mejorado notablemente la cuestión salarial”.

“A todos les conviene trabajar en el sector privado porque paga mejor; pero lo importante es que yo considero que estamos haciendo las cosas bien porque desde que asumí he mejorado notablemente toda la cuestión salarial de los empleados del municipio, si hay algo que no nos pueden reclamar es la cuestión salarial porque hemos beneficiado muchísimos a los trabajadores”, manifestó.

Falta de mano de obra en las economías regionales

 

Frente a la problemática de la falta de mano de obra para las cosechas y producción en Misiones, Sergio Delapierre, productor agropecuario, analizó la situación que atraviesa el mercado yerbatero actual respecto a esta problemática.

“Hay trámites administrativos que a un colono que vive lejos le resulta sumamente difícil blanquear a una persona, y eso debe ser facilitado”, remarcó.

En esa misma línea indicó que la situación actual de la mano de obra se vincula a “un acostumbramiento para tener un plan o beneficio: hace tiempo nos encontramos con que hay menos disposición a trabajar”.

En este sentido, manifestó que si bien dirigentes y patronales no están en contra de los sindicatos y los beneficios sociales que se otorgan desde el Estado, “lo que hicimos mal fue que mal acostumbramos a la gente a no generar ningún tipo de trabajo porque se les hizo permanente un fondo de desempleo o un plan”, reflexionó.

Al respecto, el productor manifestó que para paliar la problemática e incentivar al trabajo formal en las colonias y mercados productores, parte de la solución está en “cambiar las leyes laborales y sindicales, y facilitar la parte burocrática para que se puedan contratar trabajadores de manera sencilla: eso solucionaría parte del problema de falta de mano de obra de Argentina”, consideró.

El problema, se percibe aún más en el sector agro, ya que muchas tareas suelen ser temporarias, pero para colonos que disponen de sus chacras a kilómetros de las oficinas administrativas, “le resulta sumamente difícil blanquear al personal y eso debe ser facilitado”, reiteró.

Asimismo, observó que “llegamos a un cambio cultural, donde muchos chicos ya se acostumbraron a las changas y a trabajar en negro”. También relacionó la falta de mano de obra como consecuencia de “una estructura” que volvió costumbre el cobro de ayudas o planes sociales.

Así, señaló, “hay dos fuerzas que chocan: la pérdida de ganas de inscribirse en un contrato con el productor, y el productor que se encuentra con una serie de trámites administrativos y por ello elige emplear en negro, o seguir solo”.

 

Falta de gasoil y cosechas

 

En otro orden de temas, Sergio Delapierre sostuvo que la falta de gasoil que afecta al sector genera que “quien tiene su chacra lejos de algún surtidor, deba buscar el combustible y no sabe si vuelve”.

Finalmente contó que la práctica de reventa y fraccionado de gasoil ya se extendió a varias colonias. Asimismo, confesó que “algunos dicen que cuando finalice la cosecha gruesa de yerba, a fines de agosto, las cosas se corregirían”.

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas