Alexa

El romero y la moringa: dos plantas medicinales poderosas al momento de aliviar distintas afecciones

Muchas veces, la solución (o alivio) a algún problema de salud está al alcance de todos y, una de las alternativas naturales son las plantas que, dependiendo de la especie, pueden ayudar a combatir muchas dolencias o asistir en una variedad de tratamientos, siempre y cuando se sepa cuál es cuál.

La farmacéutica Rosaura Semczuk recomendó algunas de amplio espectro de acción, lo que significa que abarcan muchos microorganismos y cuentan con componentes y efectos muy variados. “A cada una de ellas la podemos aprovechar para diferentes afecciones, problemas comunes, y patologías de la vida diaria”, señaló.

La primera planta recomendada es el romero, parte de la familia lamiácea, que es una planta aromática, leñosa, de pequeño porte y pequeñas hojas. Sus flores azules complementan su alto contenido de aceites esenciales. “Estos aceites esenciales tienen moléculas bioactivas volátiles, que las hacen útiles para su uso en las aromaterapias”, afirmó Semczuk.

Su extracto y aceite esencial tienen, igualmente, contenido con un alto poder antioxidante y antibacterial.  “Este poder antimicrobiano del romero es muy utilizado actualmente en el ámbito de la industria alimenticia para tratar patógenos que producen daños en los alimentos, por ejemplo”, explicó.

El romero también es usado en la medicina tradicional, en la cual muchos de sus componentes se utilizan con efectos antivirales, antiinflamatorios, y antifúngicos. Sus componentes aromáticos, por su lado, se usan para las vías aéreas.

Los componentes del romero pueden ser usados para muchas afecciones. “El agua de romero, que se prepara haciendo hervir las hojas de romero y dejándolas enfriar, se puede utilizar para el crecimiento del cabello, enjuagando la cabeza con ella”, agregó. Este truco aprovecha la propiedad vaso dilatadora periférica, que protege al folículo filoso y lo mantiene activo, previniendo la caída del cabello.

También se puede usar para tratar el acné, aprovechando sus propiedades antimicrobianas, que atacan a los microorganismos que producen el acné. “También el efecto antiinflamatorio, que hace que desinflame ese acné que se desarrolla, sobre todo, en el rostro”, dijo Semczuk.

El romero también sirve para prevenir la caspa: como el romero tiene propiedades antifúngicas, y la caspa es un hongo, puede ayudar a su control al incluirse en el lavado del cabello. También es útil para otros tipos de hongos, en su forma de aceite esencial. “No es conveniente que usemos puro sobre la piel, porque puede producir irritaciones. Pero lo podemos diluir en aceite de coco, por ejemplo, e ir colocándolo en la zona afectada por cualquier hongo, vía externa”, expresó.

Las infusiones basadas en el romero se usan para potenciar la memoria, y tratar los dolores de cabeza intensos. “Hay que considerarlo, sobre todo por el cansancio del estrés y la rutina diaria. Un tecito de romero es el que, gracias a esta acción antioxidante y vasodilatadora, hace que nos relajemos y se oxigene el cerebro”, resaltó Semczuk y agregó que esto es especialmente recomendable para los estudiantes, que tienen muchas veces que hacer uso intensivo de su capacidad cognitiva.

Otro efecto importante del romero es su habilidad para reducir la expresión de las arrugas, relacionado con su efecto antioxidante, que exfolia y rejuvenece la piel. “En eso interviene el efecto antioxidante y también el efecto antiinflamatorio, porque la mayoría de nuestras expresiones de cansancio tienen que ver con ese cansancio de la piel, con la inflamación de las células epiteliales”, explicó. Esto se logra mediante compresas preparadas con una infusión fría de romero, puestas sobre el rostro.

Pero eso no es todo: el romero también puede ser usado como expectorante, por su contenido en esencias aromáticas. “En este caso, se puede usar produciendo baños de vapor y respirando ese vapor, lo que produce el efecto expectorante y nos abre las vías respiratorias. Lo que hay que tener en cuenta es que la mayoría de las plantas que tienen aceites esenciales volátiles atraviesan muy fácil la barrera hematoencefálica, por lo que hay que tener cuidado de no excederse al respirar estos vapores, o consumir la especie”, manifestó. Los primeros signos de excesivo uso son mareos y vómitos.

 

Tal vez te interese leer: Cálculos renales: conocé las plantas medicinales que pueden contrarrestar esta afección

 

Dado su efecto antiinflamatorio, se puede usar igualmente para tratar dolores musculares, de articulaciones, o reumáticos. “El uso más tiene que ver con el aceite natural, y el uso externo, friccionando las zonas en donde se produce el dolor”, aclaró.

El romero tiene un amplio uso en el ambiente culinario. “Al té de romero lo preparamos, por lo general, haciendo una infusión con 5g de las hojas, frescas o secas, en 250ml de agua caliente. En lo posible, hay que tomarla tibia, y si la queremos endulzar, lo podemos hacer con miel”, sostuvo.

Las personas con hipertensión arterial tienen que observar su consumo de romero por riesgos a padecer de hipotensión o intoxicación, como así también las personas con medicamentos diuréticos pueden ser víctimas de un desequilibrio electrolítico, producido por la actividad diurética del romero. En el caso de las personas diabéticas, la planta puede producir convulsiones.

La segunda planta mencionada por Semczuk es la moringa, un árbol utilizado en la medicina popular, y en África en Asia, para el tratamiento de muchas afecciones, incluyendo enfermedades infecciosas.

Para qué sirve el romero y la moriniga
Para qué sirve el romero y la moriniga

“En México, por ejemplo, la planta se usa para el tratamiento de la anemia, el asma, y otras patologías”, comentó. La moringa tiene flores blancas, con hojas compuestas de varios foliolos y su utilización está enfocada en las hojas, pero todos sus componentes son usados, incluida la corteza y raíces.

La moringa es muy rica en minerales y sustancias nutritivas, llevándola a ser utilizada en muchas zonas carentes de recursos alimenticios para compensar la indisponibilidad de alternativas. “Es una fuente natural de calcio, algo importante especialmente para las personas mayores de 40. En 100g de hojas de moringa hay 2.600mg de calcio. También contiene vitamina C, hierro, proteínas, vitamina A, y vitaminas del Complejo B”, dijo, aclarando que debe usarse como complemento, mas no como sola proveedora de estos beneficios.

La moringa también contribuye a la mejora de la capacidad respiratoria. “Un estudio científico dice que ayuda a aliviar los síntomas en ataques de asma, lo que tiene que ver con la capacidad vasodilatadora que tienen los principios activos de esta planta”, aportó Semczuk. Otro beneficio es su aporte a la pérdida de peso, originado en su alto contenido de fibras, que produce una sensación de saciedad complementada por sus nutrientes.

Sus hojas secas pueden ser, asimismo, espolvoreadas en ensaladas o usadas para preparar jugos. “También se la consume en cápsulas”, afirmó. Aunque aclaró que no hay todavía dosis determinadas para las distintas afecciones, producto de su relativa novedad en el campo del estudio científico. Sin embargo, y para seguridad del consumidor, se debe evitar consumir más 400mg de hoja seca por día.

“Consumir la hoja seca aporta todos los nutrientes”, aclaró. También se pueden hacer infusiones con una posología de 10g de hoja en 250ml de agua, consumida tibia. Estudios de la Universidad Nacional de Misiones determinaron que al hervir la moringa se pierde la mayoría de sus beneficios, por lo cual la infusión, o el consumo de hojas secas (que no tienen sabor), serían los métodos más adecuados para sacar provecho de ella.

Un estudio de toxicidad de la moringa, liderado por la misma Semczuk, determinó, a su vez, que es una especie “sumamente segura”. “Ese tope de consumo máximo está bien, pero se triplicó ese límite y tampoco se observó ningún grado de toxicidad en la especie, por lo que es una planta sumamente segura, al menos hasta ahora”, indicó.

La riqueza en fibras de la moringa contribuye también a que sea un buen método para el cuidado del corazón. “Hace que no se absorba el colesterol, por ejemplo, y, al ser vasodilatadora, hace que funcione mejor todo el mecanismo de circulación sanguínea, no forzando el funcionamiento del corazón”, y añadió que la planta también aumenta los niveles de defensa del organismo.

Semczuk también recordó el recorrido de Misiones Online por los laboratorios de farmacobotánica y de citogenética de la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas, y Naturales, próximo a ser publicado. “Se van a poder compartir experiencias que para la gente que trabaja ahí son maravillosas, porque las cosas que hacen las hacen con mucha dedicación y conocimiento. Y para los que lo ven desde afuera, también poder reconocer y entender el trabajo realizado en beneficio del misionero, la gente, y de una mejor salud para todos”, concluyó.

Para qué sirve el romero y la moriniga

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas