Alexa

Auto ahorristas | “La medida cautelar todavía no está resuelta de forma definitiva y eso genera inconvenientes en la entrega del vehículo”, sostuvo el abogado Jair Dib

En 2018, una decisión de la Corte Suprema puso en vigencia una medida cautelar dirigida a los auto ahorristas, como respuesta a la creciente inflación de la época; sin embargo genera serios inconvenientes. 

La medida, que permite a los compradores de vehículos pagar su costo original y no el modificado por la inflación, todavía sigue en vigencia, pero algunos compradores sostienen que tienen problemas al conseguir sus prendas, que señalan la disposición del bien.

El abogado Jair Dib afirmó que los problemas nacen producto de una falta de resolución judicial en tiempo oportuno. “La medida cautelar lleva tres años de vigencia, pero todavía no está resuelta de forma definitiva”, resaltó. Esta falta de resolución provocó que muchas empresas automotrices exijan a sus compradores el pago de un costo más elevado, el que hubiera sido pagado de no existir la cautelar, para poder obtener la prenda.

“Esa circunstancia es la que les permite a las empresas abusar de esa posición dominante, manejando la información que a ellas les conviene, y enfundándoles miedo a los clientes. En realidad, no es deuda, es una diferencia por el descuento que se realizó en los tres años de medida cautelar”, agregó.

Dib señaló la importancia del asesoramiento legal al momento de protestar estas medidas. “No conviene sentarse a negociar solos con ellos, porque las diferencias que resultan de la aplicación de la medida cautelar hacen que las empresas puedan subir los precios finales. Mucho cuidado en esa circunstancia, y mucho cuidado con la información que le da la automotriz”, comentó.

 

Tal vez te interese leer: Auto ahorristas: sigue vigente la medida cautelar mientras se aguarda el fallo de la Corte Suprema de Justicia

 

Los compradores afectados tienen acceso a un par de alternativas para llegar a una solución, a la espera de una resolución judicial final. En caso de que esta resolución sea a favor de las automotrices, sin embargo, los auto ahorristas no podrán evitar el pago que, actualmente, muchas les exigen.

“Existen hipótesis que se están analizando con respecto a la medida cautelar: la primera es que se revoque, lo que sería negativo para los auto ahorristas siempre y cuando sea retroactiva. La segunda es que se confirme: el peor escenario para los auto ahorristas es solamente un 30%”, sostuvo.

Además, como todo proceso judicial puede tener sus consecuencias negativas o positivas. En este sentido, Dib manifestó que “ningún abogado puede asegurar el resultado final positivo del proceso. Lo que se garantiza durante este tiempo es la gestión jurídica y administrativa tendiente a lograr un buen resultado. Que se consiga depende de la decisión de la justicia”.

Otro elemento importante es que los beneficiarios de la medida cautelar puedan trabajar en conjunto junto con sus abogados, con tal de que sus derechos no sean violados. “La empresa no tiene el derecho de retener la prenda, porque está en mejores condiciones jurídicas de poder cobrar una sentencia que vaya en contra del ahorrista de otra manera que no sea con la prenda del auto”, aclaró.

Para concluir, los beneficiarios también tienen la posibilidad de exigir la prenda ahora, mediante una medida judicial. “Existe el derecho del auto ahorrista a exigir la prenda”, explicó Dib. En este marco, cualquiera sea la situación, la representación letrada es fundamental para defender los intereses de los auto ahorristas frente a las poderosas multinacionales. “Todas las personas tienen que tener claridad a la hora de defender sus derechos”, finalizó.

Auto ahorristas

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas