Alexa

El Mercosur vuelve a estar en la agenda de la Unión Europea y buscan cerrar un acuerdo en 2023

Las complicaciones para encontrar proveedores de alimentos y energía hizo que el Viejo Continente vuelva a posar su mirada sobre Sudamérica. El rol de España y el lobby de los productores europeos.

Las implicancias de la invasión de Rusia a Ucrania podrían reactivar el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE) luego de que el suministro de alimentos y energía del gobierno de Vladimir Putin al Viejo Continente se viera interrumpido por la guerra y las posteriores sanciones a Moscú.

El acuerdo -cuyo contenido técnico en lo económico y lo político está listo- se frenó en julio de 2019 a raíz de los incendios en el Amazonas (Brasil) Entonces fue clave el rechazo de varios de los países de la UE, en particular de Francia y Austria.

Estos países argumentaron que si el acuerdo provocaba que los productores incendiaran el Amazonas para despejar tierras para la producción ganadera, todo iba a conducir a un desastre natural en el principal pulmón del mundo. Fuentes europeas cuestionan a la gestión de Jair Bolsonaro por alentar estas prácticas. Otros sectores aseguran que la negativa francesa esconde una gran presión de los productores locales.

La invasión rusa reactivó el interés de la Unión Europea en el Mercosur
El inicio de las acciones bélicas en Ucrania podría darle un giro a esta actualidad de incertidumbre respecto al acuerdo. TN pudo saber de fuentes de la Unión Europea que, con la llegada de España a la presidencia del Consejo Europeo prevista para 2023 -en reemplazo de Francia-, se dará un nuevo impulso al proyecto que busca el intercambio comercial entre ambos bloques.

Tal vez te interese leer: Con media sanción del Senado, giró a Diputados el debate sobre la validez de los títulos de grado argentinos en todo el Mercosur

 

Incluso las mismas fuentes señalaron que buscan que el acuerdo esté aprobado para diciembre de 2023. Un objetivo que puede parecer auspicioso, pero que despierta entusiasmo entre los funcionarios de la UE que impulsan el convenio.

En el parlamento, una de estas voces a favor es la eurodiputada Mónica Silvana González, integrante del Partido Socialista Obrero Español y vicepresidenta de la delegación para relaciones con el Mercosur.

En diálogo con TN, aseguró: “Es el momento de que la Unión Europea vuelva a poner el foco en América latina” y agregó: “Hay probabilidades reales de aprobar el acuerdo si se agrega una cláusula medioambiental”.

Para la eurodiputada, la necesidad de que Europa busque nuevos mercados puede colaborar con el reimpulso del acuerdo. “La situación en el Parlamento está dividida, pero nuestra delegación trabaja por el acuerdo con el Mercosur y así lo va a impulsar desde la presidencia española, que además será clave para materializar esta vuelta a mirar a Latinoamérica”, dijo González.

Para que eso ocurra, el Parlamento y el Consejo Europeo deben aprobar el acuerdo, que genera entusiasmo en naciones como España.

Aún queda pendiente la revisión legal de las 1400 páginas de documentos (que se había comenzado antes de que se trabara el acuerdo, en julio de 2019), enviar el texto final al Mercosur que deberá contener documentos agregados respecto a prácticas ambientales detalladas en el acuerdo de París y, al mismo tiempo, traducir todos los papeles para los 27 países que integran la Unión Europea.

Desde la UE todavía no se pusieron en contacto con los países que integran el Mercosur para comenzar a discutir los adicionales respecto a la cuestión ambiental.

En este sentido, el eurodiputado Jordi Canas Pérez -del partido de centro-derecha Ciudadanos- coincide en que la guerra entre Rusia y Ucrania vuelve a posicionar al acuerdo, aunque descree que pueda aprobarse antes de que termine 2023. “Es muy difícil, necesitamos un año para discutir la cuestión ambiental, este acuerdo tal como está no sale, se necesitan hacer algunas modificaciones y la llegada de España a la presidencia puede ser un impulso”, afirmó el funcionario en una charla en la que participó TN en Bruselas, junto a otros medios argentinos y uruguayos.

Las pérdidas que ocasionó el conflicto bélico en la Unión Europea
En la UE estiman que el conflicto bélico representó para el bloque una pérdida -debido a la baja de acuerdos con Rusia y las sanciones a ese país- de 350 mil millones de euros.

Los impulsores del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur aseguran que más de la mitad de esa pérdida podría haber sido compensada con el acuerdo entre Mercosur y la UE (unos 170 mil millones de euros).

Alimentos (soja, cereales y carnes); energía y litio (en Salta y Jujuy) son las claves del acuerdo firmado entre los 27 estados miembros de la UE y los integrantes del Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay). Venezuela está suspendida a causa de su situación política y social.

Algunos creen que Europa podría encontrar en el Mercosur las soluciones para las dificultades que encuentra por estos días en el acceso a los alimentos y energía.

Aquí se debe tener en cuenta un elemento clave: las elecciones en Brasil. Si Jair Bolsonaro se impone y es reelecto, la noticia no podría caer muy bien en Francia y Alemania. No obstante, en la UE reiteran que la cuestión no incide en las decisiones finales. “Son acuerdos entre Estados, no gobiernos”, comentaron a TN fuentes calificadas.

El intento de aprobar este acuerdo esconde también un interés de la UE por frenar el avance de China en la región.

Los próximos meses serán claves para esta cuestión. Con el fin de la presidencia de Francia del Consejo Europeo (Francia no incorporó ninguna agenda con Latinoamérica) se renuevan las esperanzas.

Ahora asumirá la presidencia por seis meses República Checa -que no impulsa el acuerdo, pero tampoco lo rechaza-, luego le seguirá Suecia (que sí lo apoya) y finalmente España, período en el que se aspira a cerrar el trato y aprobarlo.

En la UE creen que la cuestión no es una prioridad para la gestión de Alberto Fernández. Por su parte, fuentes oficiales del Gobierno le dijeron a TN que “no se puede hablar de plazos”, pero advierten que “hay buenas perspectivas”.

Argentina confirma cumbre de Mercosur en Paraguay el 21 de julio

Los cancilleres del bloque regional analizaron la evolución de la economía y el comercio internacional a la luz del conflicto en Ucrania y el impacto en América Latina.

Los jefes de Estado de países integrantes del Mercado Común del Sur (Mercosur) se reunirán el 21 de julio próximo en Paraguay, informó el domingo (12.06.2022) un comunicado de la Cancillería argentina.

El texto oficial indicó que el canciller argentino, Santiago Cafiero, con sus pares de Brasil, Carlos França, y de Paraguay, Julio César Arriola, abordaron la agenda interna del bloque económico regional, en un encuentro en el marco de la IX Cumbre de las Américas, y confirmaron la fecha de la IX Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur en Asunción, la capital paraguaya.

Los cancilleres también trataron los principales temas de la agenda de integración del Mercosur, así como también el relacionamiento externo del bloque y repasaron el estado de situación de cada uno de los escenarios de negociación y sus perspectivas inmediatas, agregó el comunicado.

«En el Mercosur nuestra fuerza radica en la unidad y la solidaridad; si a ellos sumamos la incentivación del comercio y la concreción de los acuerdos comerciales pendientes daremos pasos acelerados hacia el anhelado desarrollo económico”, indicó Arriola en la cuenta de Twitter de la Cancillería de Paraguay, país que ejerce la presidencia pro tempore del Mercosur.

Los cancilleres intercambiaron también opiniones sobre la evaluación de la economía y el comercio internacional a la luz del conflicto en Ucrania y el impacto en América Latina, agregó el comunicado.

El Mercosur fue fundado en 1991 y está integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

gs (efe, Télam)

Fuente: TN y DW

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas