Alexa

Masacre de San Miguel del Monte | El pedido de los familiares a tres años del crimen: “Perpetua para quienes dispararon”

El 20 de mayo de 2019, policías bonaerenses persiguieron y balearon a adolescentes que daban un paseo en auto en San Miguel del Monte, Buenos Aires. Cuatro de ellos murieron al chocar contra un acoplado.

Aníbal Suárez, de 22 años, manejaba el Fiat 147. A bordo también iban Gonzalo Domínguez (14) y Danilo Sansone (13). Pararon en la plaza donde solían juntarse y los dos adolescentes invitaron a subir a Camila López (13) y Rocío Quagliariello (13), sus amigas de la Escuela Media N°1. Las chicas no conocían al conductor y dudaron unos segundos, pero cedieron ante la tentación de un paseo de domingo por la noche por un lugar que sentían propio. Fue el inicio del viaje hacia la Masacre de Monte, de la que hoy se cumplen tres años.

En la madrugada del 20 de mayo de 2019, la tranquilidad habitual de la localidad emplazada alrededor de la Ruta Nacional 3 se vio interrumpida por una ráfaga de disparos de parte de la policía y el estruendo seco del choque de aquel auto contra un acoplado que estaba estacionado en la traza.

 

 

Tal vez e interese leer La única sobreviviente de la Masacre de San Miguel del Monte pide que los acusados cumplan condena de por vida

 

Como consecuencia del impacto perdieron la vida Camila, Danilo, Gonzalo y Aníbal. Rocío fue la única sobreviviente: sufrió graves heridas e ingresó en la terapia intensiva en el Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde finalmente se recuperó.

Las motivaciones de aquella persecución policial permanecen entre sombras hasta hoy. En el expediente, de acuerdo con la imputación de la fiscalía, consta que los efectivos cometieron una “agresión ilegítima” y dispararon sin fundamentos. De entrada, los imputados afirmaron que los jóvenes habían escapado de un control vehicular. La coartada no tardó en derrumbarse.

Masacre de San Miguel del Monte
Las víctimas de la Masacre de Monte, junto a sus madres. (Foto: Facebook / Yanina Zarzoso)

Una hipótesis escalofriante: “Vieron algo que no debían”

Las familias de las víctimas sostienen que los adolescentes “vieron algo que no debían”. Que iban filmando el paseo y divirtiéndose entre ellos, y los policías “pensaron que los estaban grabando”.

“Ahora el expediente tiene más movimiento que hace unos meses. Estoy muy esperanzada en que el juicio salga este año, y soy muy optimista en que quienes mataron a mi hijo y a sus amigos recibirán perpetua. Solo así tendremos paz”, dice Susana Ríos, mamá de Gonzalo Domínguez.

“Queremos que el juicio se inicie cuanto antes y haya una condena ejemplar para quienes dispararon. Y la única condena ejemplar es la perpetua”, se une Yanina Zarzoso, mamá de Camila López.

Masacre de San Miguel del Monte
Así quedó el auto de las víctimas de la Masacre de Monte. (Foto: NA)

Ríos sostiene la hipótesis de una criminis causa (un crimen para tapar otro) en el accionar de los efectivos: “Es lo que digo siempre: eran chicos, no estaban armados y no cometieron ningún acto de delincuencia. Hubo más de 11 disparos. ¿Por qué tantos?″.

Y agrega: “Se sabía de las coimas, de los apremios ilegales, del narcotráfico. No me voy a meter en esas cosas, pero lo menciono porque todos sabíamos lo que pasaba acá”.

Zarzoso asegura que la Policía de San Miguel del Monte “sigue actuando de la misma manera”, y señala: “La diferencia es que después del asesinato de nuestros hijos estamos más alertas. Ahora hay menos miedo y se denuncia más. Lamentablemente, Camila y sus amigos tuvieron que morir para que se quebrara ese silencio”.

El inicio del juicio a los imputados está más cerca. El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Plata ordenó el mes pasado el comienzo de las audiencias preliminares para que las partes aporten pruebas.

El caso tiene 24 imputados, entre ellos los policías que participaron de la cacería y un exfuncionario local. Ocho de ellos esperan el inicio del debate en prisión: son los policías Rubén García, Leonardo Ecilape, Manuel Monreal, Mariano Ibáñez, Franco Micucci, José Domínguez, Héctor Ángel y José Durán.

Hace nueve días, San Miguel del Monte se vio conmovida por la abrupta muerte del exsecretario de Seguridad, Claudio Martínez, que esperaba el inicio del debate en prisión domiciliaria: el funcionario fue atacado por un perro rottweiler y perdió la vida horas más tarde en el Hospital de Alta Complejidad de Cañuelas. Los familiares de las víctimas prefieren no hablar del tema, aunque por lo bajo piensan que Martínez conocía detalles nunca revelados respecto del accionar policial.

Masacre de San Miguel del Monte
Los primeros policías detenidos por la «Masacre de Monte». (Foto: NA)

Los más comprometidos en la causa son los oficiales García, Ecilape, Monreal e Ibáñez: iban a bordo de los patrulleros que persiguieron a los jóvenes y desde donde se efectuaron los disparos contra el Fiat 147, que circuló durante tres kilómetros antes de estrellarse.

Uno de esos balazos impactó en el glúteo de Gonzalo Domínguez y su mamá dice tener identificado al autor: “Fue Monreal. No quiero ni pensar en el sufrimiento de mi hijo”. En el expediente consta que García fue otro de los policías que utilizó su arma reglamentaria. Ibáñez y Ecilape, en tanto, conducían los patrulleros.

Los cuatro oficiales están acusados del delito de “homicidio agravado por abuso de función como miembro de las fuerzas policiales calificado por el empleo de armas de fuego, y violación de los deberes de funcionario público”. Serán juzgados por un jurado popular.

 

La Masacre de San Miguel del Monte: uno por uno, todos los imputados en la causa

Según la imputación de la fiscalía, no hubo un “motivo fundado” para que los policías persiguieran y atacaran a balazos a las víctimas. Por el contrario, se señala que tuvieron el “indiferente propósito” de provocar la muerte de los jóvenes.

En paralelo, otros 19 policías irán a juicio “por encubrimiento agravado, incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público”. Florencia Stankevicius y Mario Mistretta serán juzgados “por encubrimiento agravado, incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público”; y Julieta Aguilera Rearte y Nelson Rodríguez por “violación de deberes de funcionario público”.

Por “falsedad ideológica de instrumento público, encubrimiento agravado, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público” están acusados el subcomisario Franco Micucci (ex jefe de la Estación de Policía de Monte), José Durán, Nadia Genaro, Melina Bianco, José Domínguez, Cristian Righero, Juan Manuel Gutiérrez, Marcelo Idarreta y Maia Valiente.

Evelin Van Monleghey, Camila Galarza, Marisol Rizzo y Sergio Servia irán a juicio por “encubrimiento agravado, incumplimiento y violación de los deberes de funcionario público”. Al teniente Héctor Ángel se lo acusa de “encubrimiento agravado, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”; y sobre Raúl Mauregui recae una única imputación por “violación de deberes de funcionario público”.

En el fallo de 85 páginas con el que dispuso la elevación a juicio en marzo del año pasado, la jueza de Garantías de La Plata, Silvia Pelossi, concluyó que la Masacre de Monte fue “un lamentable suceso en el cual se investiga la comisión de graves delitos presuntamente cometidos por el personal policial en el ejercicio de sus funciones”, al tiempo que destacó “el compromiso que asumieron los testigos que permitieron correr el velo de lo que parecía ser un aparente accidente de tránsito”.

 


Fuente: TN

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas