Alexa

Datos del Censo 2022 aseguran que hay más gente no vacunada contra el Covid-19

Hasta este jueves por la noche se conocieron los primeros datos provisorios del Censo 2022. El dato de la proporción de gente vacunada contra el Covid, por ejemplo, se sacaba sobre una proyección que –ahora se sabe- estaba un 5 por ciento por debajo de la realidad. Así, hay más gente no vacunada.

Se trababa de un espejismo inevitable en la medida que no había nuevos datos disponibles. No demasiado dañino, pero de cualquier manera distorsivo de la realidad. No es lo mismo sacar las cuentas sobre una supuesta población de 45 millones de habitantes que sobre el que sería el número actual: 47,3 millones.

Efectivamente, hay una diferencia que ronda los dos millones de personas. Y como han dicho los expertos, son dos millones extra en una sociedad que envejece. O sea que esas personas de más que ahora hay que contar se distribuyen en mayor medida entre adultos y adultos mayores que entre chicos y jóvenes.

Hay entonces, en el país, unos dos millones de personas más sin vacunar de lo que se creía. De esa cantidad, poco más de 100 personas tienen entre 0 y 3 años. Todos los demás, 1,9 millón, son personas con la edad suficiente como para recibir algunas de las vacunas aprobadas y disponibles en el país.

Los porcentajes de vacunados también varían, aunque no de forma relevante. Por ejemplo, el porcentaje de la población vacunada al menos con una dosis ha bajado, a partir de los nuevos datos, del 88,8 por ciento al 86,1. Aquellos con dos dosis, que hasta ahora se considera que representaban el 82 por ciento, en realidad significan el 78,7 por ciento. Con tres dosis, en tanto, lo que antes se ubicaba en el 48,8 por ciento ahora es el 46,8.

También cobran otro significado, a la luz de los nuevos datos del censo, las estadísticas de casos y muertes por Covid según el género. Los varones que hay en el país son el 47,05 por ciento de la población, mientras que en el total de contagios representan el 47,9 por ciento. Las mujeres son el 52,8 por ciento de la población y sufrieron el 51,5 por ciento de los casos.

Esto implica que la incidencia del Covid en uno y otro género se condice de manera fiel con la proporción de mujeres y varones que hay en la sociedad. Las consecuencias posteriores del Covid ya van por otro carril, y es en los hombres donde se ha registrado la mayor cantidad de casos graves y muertes.

Otro dato clave que habrá que volver a ajustar a partir de la nueva cifra poblacional es la cantidad casos, muertes y testeos por millón de habitantes. En esto la renovada estadística le juega en parte a favor al país y en parte, en contra.

Las mismas cantidades absolutas de contagios y decesos en una población más populosa implican una tasa más baja y una mejor ubicación relativa con respecto a otros países.

En el caso de los hisopados es al revés, ya que allí la tasa también se vuelve menor a la conocida hasta aquí, y eso es un dato negativo. En cuanto a las muertes por millón de habitantes, Argentina pasaría de tener 2.801 a 2.722, para ocupar el puesto 26º del mundo en vez del 24º, con lo que Italia que hoy está por debajo la sobrepasaría. En cuanto a los casos por millón, mejoraría una posición al enrocar su puesto 72ª por el 73ª de Finlandia.


Clarín

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas